Brutal ataque

Patota destrozó la redacción de Tiempo Argentino y usurpó el diario

Los trabajadores denunciaron que los agresores actuaron “armados con navajas y encapuchados". Amenazas e intento de desalojo. Apuntan al empresario Mariano Martínez Rojas.

Una patota irrumpió esta madrugada en las instalaciones donde funciona el periódico Tiempo Argentino y radio América en el barrio porteño de Palermo, provocando graves destrozos. Los trabajadores denunciaron que fueron desalojados del edificio por "matones armados con navajas y encapuchados", comandados supuestamente por el empresario correntino Mariano Martínez Rojas. Tras un intento de escape por los techos, los violentos negociaron con la policía para poder salir, mientras los trabajadores lograron reingresar a la redacción. 

 

 

"Martínez Rojas y los 'matones' que contrató, armados con navajas y encapuchados, echaron a los trabajadores que se encontraban en las instalaciones, tapiaron las ventanas y puertas y comenzaron a destrozar el lugar, las herramientas de trabajo y documentación de la cooperativa 'Por más tiempo'", enfatizó el Colectivo de Trabajadores de Prensa (CTP).

 

En un comunicado, puntualizó que el empresario correntino, quien "dice ser el dueño de ambos medios pero no tiene absolutamente nada que lo respalde, irrumpió en el edificio ubicado en (la calle) Amenábar 23, donde funcionan la redacción de Tiempo Argentino y radio América".

 

 

 

 

Sostuvieron que "los trabajadores tienen la custodia de los bienes y herramientas por decisión del Ministerio de Trabajo".

 

En tanto, el presidente de la Cooperativa Tiempo Argentino, Javier Borelli, aseguró que Martínez Rojas, quien a principios de año compró el periódico y radio América, participó del grupo que ingresó al edificio y provocó serios destrozos. Asimismo, señaló que el ministerio de Trabajo le otorgó la guarda de las herramientas de trabajo, y cuestionó a las fuerzas de seguridad, que solo tomaron los datos de las personas que ingresaron al edificio y no las detuvieron.

 

"Logramos entrar con la Policía, y ahí nos encontramos con Mariano Martínez Rojas y otras 15 personas, y por orden de la fiscal, se les tomaron los datos y se los dejó ir sin dejarlos detenidos. Acaban de salir por la puerta de Tiempo Argentino", señaló.

 

 

 

En declaraciones a radio Nacional Folclórica, el periodista sostuvo además que Martínez "no tenía motivos para estar" en el edificio, porque "aún si hubiera tenido la sociedad, igual no tiene contrato de alquiler con los dueños de este inmueble".

 

El conflicto en Tiempo Argentino y radio América viene desde el año último, luego del conflicto con los empresarios Sergio Szpolski, ex candidato a intendente del partido bonaerense de Tigre por el Frente para la Victoria, y Matías Garfunkel, quienes dejaron de pagar los sueldos en diciembre, por lo cual los trabajadores decidieron armar una cooperativa. Martínez Rojas, a mediados de junio último, denunció ante la Justicia a Szpolski "por estafa y amenazas".

 

 

 

 

DIARIO DE EMERGENCIA Y DENUNCIA PENAL. En conferencia de prensa esta mañana, los trabajadores afirmaron que se trata de “un nuevo ataque a la continuidad de Tiempo Argentino", y recordaron que, en su momento, “el que decidió la discontinuidad de Tiempo es Martínez Rojas" al decidir que se deje de imprimir el periódico que luego resurgió con el impulso cooperativista. "Su actitud se enmarca en el proceso de vaciamiento de todo el Grupo 23", apuntaron.

 

Asimismo, denunciaron que Martínez Rojas les profirió una serie de amenazas: “Dijo que nos cuidemos al día siguiente, que teníamos que estar agradecidos de estar caminando todavía, al punto que el propio subcomisario que estaba al lado tuvo que decirle que pare la mano".

 

Bajo este escenario, los trabajadores decidieron sacar este martes “un diario de emergencia” y “hacer una denuncia penal por esta intrusión”, como así también reclamar “el cuidado y las garantías” sobre su integridad física y los bienes que utilizan como herramienta de trabajo “y que fueron otorgados por el Ministerio de Trabajo".

 

"No nos van a frenar 20 patoteros", subrayaron, al tiempo que solicitaron al Gobierno nacional " que garantice que no aparezcan más estas piedras en el camino".

 

Abrazo de oso. El saludo del gobernador Maximiliano Pullaro con el presidente Javier Milei.
Maximiliano Pullaro encabezó el acto en el que lo acompañaron los principales referentes de Unidos.

También te puede interesar