En el Estadio Único

Corre riesgo el Partido por la Paz en La Plata por el enojo del Papa con Scholas

Si bien en el gobierno de María Eugenia Vidal no lo dan por caído, admiten que la última palabra la tiene esa organización. Messi ya se había bajado.

A fines de mayo, el ministro de Gobierno de la provincia de Buenos Aires, Federico Salvai, y el secretario de Comunicación, Federico Suárez, habían viajado al Vaticano para acordar con el papa Francisco la realización del Partido por la Paz en el Estadio Ciudad de La Plata, el próximo 10 de julio. En las últimas horas, la realización del evento está en peligro por el enojo que Bergoglio mantiene con la fundación Scholas Occurrentes, por el manejo del dinero. Desde el gobierno de María Eugenia Vidal aún no tienen una confirmación oficial al respecto.

 

Según informa Télam, el Partido por la Paz fue suspendido. Todavía no hubo una comunicación oficial, aunque una serie de sucesos desatados en la última semana venían amenazando con la realización del encuentro.

 

Una carta escrita por el papa Francisco a los directores de Scholas, José María del Corral y Enrique Palmeyro, puso la lupa en cómo se financia la organización. Allí les advirtió que teme que "comiencen a resbalar en el camino hacia la corrupción". Así fue que les pidió que rechacen una donación de 16 millones de pesos del gobierno de Mauricio Macri, lo cual significó un capítulo más en la tensa relación entre el Vaticano y el gobierno argentino. La olla la destapó el legislador porteño Gustavo Vera -el vocero más confiable que tiene Francisco en la Argentina-, cuando despotricó por el aporte a Scholas, que interpretó casi como un intento de dádiva de Macri al Papa.

 

"Yo prefiero un picado en un patio de barrio con una pelota común pero con alegría, antes que un gran campeonato en un estadio famoso pero salpicado de corrupción", dice uno de los pasajes de aquella carta de Francisco. Este viernes, fuentes del entorno del pontífice le dijeron a la agenca oficial Télam en Armenia que "el partido quedó suspendido" y que "dejaron entrever que la decisión está vinculada al malestar del papa con la fundación Scholas en torno a la donación de 16 millones de pesos del gobierno argentino".

 

El partido pensado para que se dispute en La Plata había sido anunciado a finales de mayo. “Estamos muy agradecidos a Su Santidad, a Scholas y a la organización por haber elegido nuestro país y nuestra provincia para ser la sede de este gran acontecimiento. Apoyaremos esta iniciativa con toda nuestra energía, esperando ansiosos el momento en el que la gobernadora María Eugenia Vidal plante, antes de comenzar el partido, el olivo bendecido por nuestro Papa Francisco”, dijo Salvai en aquel momento, cuando confirmaron el encuentro.

 

El primer baldazo de agua fría fue hace menos de una semana, cuando desde el entorno de Lionel Messi salieron a descartar su participación y a advertir que "cualquier información que haya vinculado o vincule en el futuro a Lionel Messi con el ´Partido por la Paz´ debe ser considerada como errónea". "La empresa que gestiona la imagen de Lionel Andrés Messi Cuccittini, Leo Messi Management, quiere manifestar que, ante los rumores sobre la posible presencia del delantero argentino en el ´Partido por la Paz´ el próximo 10 de julio en el Estadio Único de La Plata (Argentina), el jugador no tiene disponibilidad para acudir a este encuentro por cuestiones de agenda", dice la carta difundida la semana pasada.

 

También habían anunciado la invitación a Diego Armando Maradona, entre otras estrellas, pero nunca fueron confirmados.

 

Voceros del Gobierno bonaerense le dijeron a Letra P este viernes que todavía no tenían ninguna confirmación oficial con respecto a la suspensión del partido. "La que define si se hace o no es Scholas", remarcaron.

 

Mientras tanto, desde la gestión de Vidal ultiman los detalles para lavarle la cara al estadio ubicado en la ciudad de las diagonales. Como contó Letra P días atrás, la presentación oficial de las obras está planeada para este partido, que ahora está en duda.

 

El socialismo llenó Metropolitano en Rosario. 
Axel Kicillof y Carlos Bianco, en conferencia en la Casa de Gobierno.

También te puede interesar