Nueva cara

Con turismo y deporte: Vidal cambió el naranja del Estadio Único por el gris

El monumento emblema del sciolismo en La Plata lucirá su nueva imagen en el Partido por la Paz, el 10 de julio. En marzo, Federico Suárez había presentado la marca del Gobierno provincial.

El Estadio Ciudad de La Plata, uno de los símbolos de la gestión pasada, presente en cada uno de los discursos del ex gobernador Daniel Scioli, cambió totalmente su apariencia por orden de su sucesoora, María Eugenia Vidal. El naranja furioso de sus tribunas ya es historia. Su renovada cara se estrenará el domingo 10 de julio, cuando se realice el Partido por la Paz del papa Francisco.

 

Si bien todavía no hubo una comunicación oficial por parte del Gobierno bonaerense, desde hace varios días se están intensificando los trabajos dentro y fuera del estadio de 25 y 32 en la capital provincial, con el objetivo de modificarle al 100% la apariencia a una de las obras emblema que el sciolismo utilizó como bandera para hacer campaña, principalmente durante 2015.

 

Según pudo saber Letra P, la renovada imagen se corresponde con el manual que elaboró el equipo de comunicación de Vidal, encabezado por Federico Suárez. A fines de marzo, la gestión comenzó a dejar atrás el naranja sciolista y lo modificó por el color verde. Todas las páginas web de los ministerios, los despachos de los funcionarios y la cartelería en la calle mostraron esta nueva identidad.

 

Fuentes de Gobernación le habían contado en aquel momento a este portal que lo que buscaron fue lograr una nueva marca que no identificara a Cambiemos ni a Vidal, sino a la provincia de Buenos Aires en sí. "Hoy no hay un sentido de pertenencia bonaerense; nadie dice ´soy bonaerense´, entonces se busca que con toda esta nueva imagen se empiece a lograr eso", expresaron. En este sentido, la idea del equipo de trabajo de Suárez es que sea una marca y una imagen que perduren en el tiempo y que trasciendan al gobierno de turno. Junto a él trabajaron los publicistas Joaquín Molla y Juan Manuel Ricciarelli.

 

En este contexto, el Estadio ya no es más anaranjado -su reinaguración oficial fue con un imponente acto a cancha llena en el que participaron Scioli, la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner y el fallecido ex titular de AFA, Julio Grondona, en febrero de 2011-. Ahora es gris, con algunos detalles en verde, siguiendo la lógica de la nueva identidad vidalista.

 

La presentación en sociedad será el próximo domingo 10 de julio, cuando se dispute el Partido por la Paz, apadrinado por Jorge Bergoglio y promovido por la fundación Scholas Occurrentes. “Estamos muy agradecidos a Su Santidad, a Scholas y a la organización por haber elegido nuestro país y nuestra provincia para ser la sede de este gran acontecimiento. Apoyaremos esta iniciativa con toda nuestra energía, esperando ansiosos el momento en el que la gobernadora María Eugenia Vidal plante, antes de comenzar el partido, el olivo bendecido por nuestro Papa Francisco”, afirmó semanas atrás el ministro de Gobierno, Federico Salvai, durante su encuentro con el jefe del Vaticano, en Roma, antes del incidente por la donación del Gobierno argentino a la ONG papal, que fue rechazada por orden del ex arzobispo de Buenos Aires. 

 

Algunos de los invitados para jugar en este partido serán Diego Maradona, Lionel Messi, Diego Forlán, Luis Suarez, Diego Milito, Marcelo Salas, Martín Palermo y Ronaldinho, entre muchos otros. Los espectadores lo disfrutarán sentados en las renovadas butacas grises, con carteles verdes y blancos que harán olvidar definitivamente al naranja sciolista.

 

Victoria Villarruel, en el Senado.
El bloque oficialista de Martín Llaryora, Hacemos Unidos por Córdoba, está dispuesto a consensuar modificaciones en la ley del juego online con la oposición.

También te puede interesar