X
La gestión a cargo de la diputada Gladys González detectó la “exorbitantes sobreprecios” y “ausencia total de procedimientos” de contratación en el sindicato del “Caballo” Suárez. Informe completo.
Redacción 31/05/2016 15:27

La comisión interventora a cargo del Sindicato Obreros Marítimos Unidos (SOMU) desde el 18 de febrero emitió un informe en el detalla las irregularidades detectadas en el gremio conducido por Omar “Caballo” Suárez, que incluyen desde sobreprecios, “ausencia total de procedimientos y contratos” para la adquisición de servicios y utilización de fondos para fines personales hasta el robo de 31 automóviles.

“En el SOMU se encuentran registrados 73 automóviles en los estados contables, de los cuáles se han podido ubicar físicamente 41, quedando un total de 32 automóviles de los cuales se desconoce el paradero y su estado”, detalla uno de los puntos del informe de la comisión, a cargo de la diputada nacional por el PRO, Gladys González.

Además, la auditoría concluyó que “no existía un procedimiento de compras y contrataciones, las mismas eran aprobadas directamente por el ex Secretario Tesorero”, quien las determinaba “a discreción” y señaló, a modo de ejemplo, un sobreprecio facturado al sindicato por un millón de pesos para la compra de mochilas y kits escolares.

Según el informe, desde la administración de la Comisión Interventora Judicial, el sindicato “ha generado un ahorro de $ 3.072.840 mensual para su operatoria habitual, y un ahorro de $ 4.687.477,14 por errores en certificaciones de obras”.

 

INFORME COMPLETO

 

 

 

 

La intervención del SOMU denuncia sobreprecios y la desaparición de 32 autos

La gestión a cargo de la diputada Gladys González detectó la “exorbitantes sobreprecios” y “ausencia total de procedimientos” de contratación en el sindicato del  “Caballo” Suárez.  Informe completo. 

La comisión interventora a cargo del Sindicato Obreros Marítimos Unidos (SOMU) desde el 18 de febrero emitió un informe en el detalla las irregularidades detectadas en el gremio conducido por Omar “Caballo” Suárez, que incluyen desde sobreprecios, “ausencia total de procedimientos y contratos” para la adquisición de servicios y utilización de fondos para fines personales hasta el robo de 31 automóviles.

“En el SOMU se encuentran registrados 73 automóviles en los estados contables, de los cuáles se han podido ubicar físicamente 41, quedando un total de 32 automóviles de los cuales se desconoce el paradero y su estado”, detalla uno de los puntos del informe de la comisión, a cargo de la diputada nacional por el PRO, Gladys González.

Además, la auditoría concluyó que “no existía un procedimiento de compras y contrataciones, las mismas eran aprobadas directamente por el ex Secretario Tesorero”, quien las determinaba “a discreción” y señaló, a modo de ejemplo, un sobreprecio facturado al sindicato por un millón de pesos para la compra de mochilas y kits escolares.

Según el informe, desde la administración de la Comisión Interventora Judicial, el sindicato “ha generado un ahorro de $ 3.072.840 mensual para su operatoria habitual, y un ahorro de $ 4.687.477,14 por errores en certificaciones de obras”.

 

INFORME COMPLETO