X

Treinta horas tardó el Presidente en revocar la ley de Emergencia Ocupacional. Aseguró que “la política" le pone "palos en la rueda al desarrollo”

Redacción 20/05/2016 11:24

El presidente Mauricio Macri, tal como se había anunciado antes que comenzara a debatirse en el Congreso de la Nación, vetó la ley de Emergencia Ocupacional que fue aprobada el jueves a la madrugada en la Cámara de Diputados.

Rodeado de trabajadores de la aviar Cresta Roja y junto a la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, el mandatario indicó que haría uso de la “facultad constitucional” para “vetar esta ley que para mí es anti empleo”.  En esa línea, agregó que “es contra los argentinos, que demuestra que no confiamos en nuestro futuro”.

Este veto se suma a los 126 firmados durante los ocho años como jefe del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. La ley de Emergencia Ocupacional fue aprobada el jueves alrededor de las cinco de la madrugada con 147 votos afirmativos, 3 negativos y 88 abstenciones.

“Aquellos que nos gobernaron hasta hace poco piensan que como modelo de nuestra economía, de nuestras vidas tiene que haber un Estado que nos someta, creen que los argentinos no podemos vivir en libertad”, señaló Macri y agregó que por eso “proponen leyes que congelan el trabajo, que ponen cepos al trabajo, sin importale todos aquellos que hoy trabajan en negro o los que no tienen trabajo, sin importarles que esa ley va atraer más pobreza”

En esa línea, sostuvo que “proponen leyes que apuntan a que no podamos avanzar, que desconfían de lo que somos capaces de hacer si ganamos esa libertad” y recordó que la anterior administración nacional “decían que este tipo de leyes no son buenas para el progreso”

Consideró que ahora impulsan este tipo de proyectos porque “la política quiere ponernos palos en la rueda, no quieren que progresemos, dicen que no quieren que les vaya bien a este gobierno, sin importarles que les va mal a todos los argentinos”

Teniendo en cuenta que esta es la segunda vez que el Presidente visita la planta aviar de Cresta Roja, ubicada en Esteban Echevvería, sostuvo que volvió para hacer “una demostración de cómo tenemos que trabajar. Cresta Roja fue otra de las cosas rota que nos dejó el anterior gobierno, no impusimos un decreto, nos sentamos, y comenzamos a trabajar”, indicó y agregó que ahora hay 50% más de empleados. “Esta es la forma de trabajar, escuchándonos, trabajando. Este es el camino, esta es la forma no hay otra”.