Interna PRO

Desde el Bapro, Jorge Macri construye su estructura política

El primo del Presidente aglutina intendentes y traza su propia esquema en el oficialismo. La pelea con Posse por el Consejo de la Magistratura.

El jefe comunal de Vicente López, Jorge Macri, lentamente se está convirtiendo en uno de los dirigentes de mayor influencia en Cambiemos. La jugada es mirada de cerca por otros dirigentes oficialistas en lo que significa la construcción de poder en el frente gobernante en territorio bonaerense. En su rol de director del Grupo Banco Provincia, reunió a más de una docena de intendentes de la coalicion que encabeza su primo, el presidente Mauricio Macri

 

Pese a que hacia afuera la dirigencia oficialista machaca con el mensaje del trabajo en equipo, en Cambiemos también hay internas. Como ya contó Letra P, el armado político del partido de gobierno en tierras bonaerenses se hace de tres puntales: la gobernadora María Eugenia Vidal, Jorge Macri y el presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Emilio Monzó. Este último, en un peldaño más abajo.

 

Jorge Macri tiende puentes con los intendentes. Sin lugar preponderante en el gabinete provincial, el primo del Presidente fue nombrado director del Grupo Banco Provincia. En su doble función de jefe comunal y administrador de ese holding provincial, suma voluntades de alcaldes ante la posibilidad de que en el mes de abril el PRO tenga que dirimir, en elecciones internas, la conducción del partido. En ese caso, el jefe comunal del distrito de la Primera sección tendrá un papel estelar.

 

Macri reunió a los intendentes Javier Reynoso (Rivadavia), Roberto Palacio (Coronel Suárez), Mariano Uset (Coronel Rosales), Martín Randazzo (General La Madrid), Facundo Castelli (Puán), Sergio Bordoni (Tornquist), Miguel Fernández (Trenque Lauquen),Héctor Gay (Bahía Blanca), Eduardo Campana (General Villegas), Vicente Gatica (Bragado), Pablo Petrecca (Junín), Mariano Barroso (9 de Julio), Martín Yeza (Pinamar), José Zara (Patagones) y Ezequiel Galli (Olavarría). Les dijo: “Queremos que los intendentes cuenten con las herramientas necesarias para equipar sus municipios y que, de esa forma, puedan llevar mejores servicios a los vecinos”.

 

Más allá de tener el “control” de la Primera sección electoral (rol que comparte con el intendente de Morón y esposo de Vidal, Ramiro Tagliaferro), Macri busca fortalecer su camino en el interior bonaerense. Sucede que la Tercera (conurbano sur) es territorio del intendente de Lanús, Néstor Grindetti, que oficia de contrapeso a las aspiraciones del primo presidencial y también está tejiendo su propia estructura con otros caciques territoriales, como Jorge Nedela (Berisso), Martiniano Molina (Quilmes) o Gonzalo Peluso (Magdalena) . 

 

Macri ya podría anotarse como aliado al intendente de General Lamadrid, Martín Randazzo, quien luego de la reunión explicó: "Encontramos capacidad de trabajo y un importante compromiso con los intendentes del interior de la Provincia”.

 

El lugar para evaluar futuros jueces. Macri también busca representación  en el Consejo de la Magistratura bonaerense. Es que Cambiemos deberá presentar dos consejeros desde el poder legislativo para el organismo encargado de evaluar a los postulantes a cargos judiciales. Pero allí pelea contra el intendente de San Isidro, Gustavo Posse

 

Como explicó este medio, Posse viene desgastando a Macri en la pelea por un lugar en ese cuerpo colegiado. El mandamás de San Isidro quiere retener la silla que hoy ocupa el diputado Walter Carusso, que, como titular del Consejo, viene hablando con todos los sectores del bloque para garantizar su continuidad. Sin embargo, Macri no se quedaría atrás y para ello trabaja en la candidatura del diputado César Torres, que fuera su ministro de Gobierno en el municipio. Si bien estaba encaminada la designación de Carusso como consejero titular y Torres como suplente, la definición quedó enfriada la semana pasada. 

 

Las Más Leídas

También te puede interesar