El nuevo partido de gobierno

El PRO bonaerense va a elecciones y ya se palpita la interna

Definirá autoridades en el mes de abril. Quiénes aparecen como posibles candidatos y el control por las secciones electorales.

En el mes de abril, el PRO bonaerense deberá ir a internas, así lo estableció la junta electoral. Si bien el llamado formal es para el 31 de marzo, la elección –si no hay unidad- se estirará algunas semanas según los propios armadores del espacio. En este contexto son tres los sectores que definirán cómo ordenar el partido en territorio provincial. La gobernadora María Eugenia Vidal con los suyos, el intendente de Vicente López, Jorge Macri y el titular de la cámara de Diputados de la nación, Emilio Monzó se alistan para la discusión. 

 

En la radiografía PRO aparecen varios referentes. Algunos mudados de urgencia desde la Ciudad y otros más territoriales. Políticamente, Vidal maneja la Tercera sección electoral. Como contó Letra P, allí tiene como enviado a un macrista puro –de Mauricio- como lo es el intendente de Lanús, Néstor Grindetti. El jefe comunal del conurbano también tiene representación legislativa con la senadora por la Tercera, Lorena Petrovich. A Vidal la escolta su jefe de gabinete Federico Salvai, quien recientemente cambió su domicilio a la localidad de City Bell, partido de La Plata. 

 

Si bien en la región del conurbano Vidal tiene presencia y control en la Tercera, también mantiene la lealtad en la Sexta sección. El intendente de Bahía Blanca, Héctor Gay, es la cara visible de esa territorialidad que pesará en la interna. Gay se maneja en tándem con los legisladores bahienses, Nidia Moirano y Santiago Nardelli.

 

La Séptima sección, a su vez, la maneja alguien del riñón “vidalista”, como el vicepresidente de la cámara de Diputados provincial, Manuel Mosca

 

El presidente de Boca Juniors, Daniel Angelici, también tiene su lugar y poder de operación en el armado político del PRO bonaerense. “La Segunda es de Angelici”, aclaran en el PRO provincial. Sin embargo en la región noreste del trazado bonaerense, también aparece ahora el ministro de Seguridad provincial, Cristian Ritondo. Otro funcionario que realizó cambio de domicilio: optó por Exaltación De la Cruz.Angelici oficia se socio político del intendente de Vicente López, Jorge Macri.

 

El primo del presidente de la Nación, fue el jefe de campaña de Vidal y además es uno de los que emerge dentro del liderazgo amarillo ya como fuerza de gobierno. Jorge Macri, tiene el control de la Primera sección electoral. Producto de la campaña, Macri también ancló en la Quinta sección; de hecho días atrás volvió a la costa a mostrarse junto a los intendentes de Mar del Plata, Carlos Arroyo y de Pinamar, Martín Yeza. Este último es uno de los más considerados en la visión PRO; es el más joven de la provincia y su impronta en los primeros meses de gobierno cayó bien en los jefes amarillos. 

 

Jorge Macri además tiene de aliado al intendente de La Plata, Julio Garro, que es el que controla la Octava sección. La victoria electoral, calmó la interna platense aunque la amenaza de que renazca está siempre latente. Más allá del intendente de la capital bonaerense, disputan en ese universo local, el concejal y presidente del concejo deliberante, Fernando Ponce, por un lado y el senador provincial por la región capital, Juan Pablo Allan.

 

Emilio Monzó es otro de los que actores principales en la interna. El siempre armador del PRO bonaerense tiene poder en la Cuarta sección y además junto al diputado Marcelo Daletto trabaja por la interna. Monzó también tiene una pata en la Octava sección con la presencia de su hermano, el senador Gabriel Monzó

 

El ordenamiento del PRO, provincial estará a cargo de Daletto, los diputados bonaerenses por la Primera, César Torres, del riñón de Jorge Macri; su par por la Séptima, Manuel Mosca y el intendente de La Plata, Julio Garro

 

La fuerza que tiene a María Eugenia Vidal como gobernadora se establecerá como “Propuesta Republicana, provincia de Buenos Aires”. 

 

En las últimas elecciones, el macrismo pudo competir gracias al amparo judicial presentado por el hoy intendente de La Plata. Es que la justicia había decretado la caducidad de la personería política del PRO en la Provincia porque en las elecciones de 2011 y 2013 el partido amarillo no había obtenido al menos el 2% de los votos.

 

Entonces Garro “armó” el partido “Propuesta Federal para el Cambio”, y así quedó habilitado para formar alianzas. Ahora se normalizará bajo el partido “Propuesta Republicana”, tal como ocurre a nivel nacional.

 

Victoria Villarruel, vicepresidenta de la nación.
El gobernador Maximiliano Pullaro y Patricia Bullrich durante una de las visitas de la ministras a Rosario.

También te puede interesar