Jamás será vencido

PJ porteño: Santa María arengó la unidad en cena con massistas y ausencias de peso

Convocados por el presidente del partido, dirigentes del peronismo de la Ciudad se reunieron en una mesa –bastante chica- que expresó la apuesta a confluir, pero también la fragmentación del espacio.

Bajo la consigna "Convocatoria por la unidad del Peronismo de la ciudad de Buenos Aires", el presidente del Partido Justicialista porteño, Víctor Santa María, y el ex jefe de Gabinete Alberto Fernández, que fueron los únicos oradores del acto, reunieron en el Club Español al triunviro de la CGT Héctor Daer, al diputado del Frente Renovador Felipe Solá, al jefe del gremio de la Alimentación, Rodolfo Daer, al ex ministro de Educación Daniel Filmus y la ex Coalición Cívica Fernanda Gil Lozano.

 

"Tenemos que avanzar en una construcción política común para construir una alternativa electoral que nos permita ser mucho más de lo que fuimos. Hoy nos fue fácil hablar y reunirnos porque sabemos que la Ciudad y el país nos necesitan más unidos que nunca”, arengó el titular del gremio de los encargados de edificios, rodeado de militantes del grupo Reconquista, de Descamisados y diferentes agrupaciones peronistas, pero también con algunas de las principales figuras locales del massismo.

 

 

Los cierto es que, después de un año de fuertes tensiones dentro del peronismo porteño, la foto difundida resulta como menos incompleta, sobre todo en comparación con las expectativas previas al encuentro, cuando, desde el entorno del propio Santa María, anticipaban la intención de reunir a todos los sectores del peronismo, a excepción del espacio que hoy integra el frente Cambiemos.

 

Entre las ausencias más notorias estuvieron la del referente del flamante Nuevo Espacio de Participación (NEP), Juan Manuel Olmos, y la de dirigentes de La Cámpora.

 

Según pudo saber Letra P, ambos espacios estaban invitados y declinaron su participación con argumentos similares que cuestionan la metodología de la convocatoria.

 

 

RIMAS PERONISTAS. "Con el peronismo unido, el 2017 es pan comido"

 

"No es parte de nuestra estrategia juntarnos para sacarnos una foto", dispararon fuentes del entorno del ex presidente del Consejo de la Magistratura, que un mes y medio atrás rompió su histórica relación con el jefe de los encargados de edificios para buscar nuevos rumbos políticos que podrían implicar un acuerdo electoral con el Frente Renovador o con el líder de ECO, Martín Lousteau.

 

A la misma hora en la que se realizaba la cena, el ex candidato a jefe de Gobierno Mariano Recalde, uno de los principales dirigentes locales de La Cámpora, iba en el mismo sentido en una entrevista por la señal C5N.  "Más que sacarnos una foto, preferimos buscar acuerdos programáticos; trabajamos para desarrollar políticas de transformación", señalaba.

 

Más allá de la buena relación entre Santa María y Recalde, el vínculo con la organización que conduce Máximo Kirchner quedó dañado después de la ruptura del bloque de legisladores porteños, que acentuó la diáspora con la creación del bloque Peronista, que integran Silvia Gotero, María Rosa Muiños y Claudio Heredia.

 

A diferencia de las primeras dos, que forman parte del NEP, Heredia, que es dirigente de UPCN, participó de la cena en el Club Español junto a un hombre clave, Fernando Barrera, uno de los tres apoderados del Partido Justicialista porteño.

 

“Estar hoy acá juntos, cenando todos en este año muy difícil, me hace estar seguro de que tenemos una visión común de futuro: esta ideología que hemos abrazado desde que nacimos, que es el peronismo, con el cual nos sentimos identificados desde el lugar de procedencia de cada uno”, señaló durante el acto Santa María.

 

Tras la ruptura del bloque de legisladores del Frente para la Victoria y el alejamiento de Olmos, Santa María es el único dirigente que ejercita la costumbre de realizar hechos políticos en la Ciudad.

 

A la reunión de este jueves, marcada por la notable presencia de dirigentes del Frente Renovador, se suma el acto que realizó con su agrupación, Peronismo por la Ciudad, el lunes pasado en el club San Telmo, donde reunió a unos 300 dirigentes propios.

 

Antes, la semana pasada, esta vez en su carácter de presidente del PJ, reunió en la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo a todas las fuerzas políticas que integran al Frente para la Victoria local para comenzar a discutir la estrategia electoral para el año que viene.

 

De esa cita participaron Nuevo Encuentro, Partido de la Victoria, Partido Solidario, Forja, Nueva Dirigencia, Partido Intransigente, Partido Humanista, Frente Grande, Red por Buenos Aires y Kolina.

 

malo pero bendecido
Maximiliano Pullaro y el pacto, entre la confianza y la desconfianza.

También te puede interesar