Córdoba

Luis Juez, a la deriva y jubilado por Mestre

El senador nacional del Frente Cívico, que quedó a un punto de ganar la gobernación en 2007, sufrió el revés electoral más importante de su carrera y quedó fuera de pista.

Ramón Mestre está feliz. La elección del domingo en la capital de Córdoba no sólo lo dejó como el hombre mejor posicionado en la UCR provincial para pedir la gobernación en 2019, sino que también dejó herida de muerte la carrera política de su principal antagonista, Luis Juez. Con el 32,25 por ciento de los votos, Mestre quedó a más de nueve puntos del segundo puesto y revalidó sus credenciales con gran contundencia.

 

Juez, cuyo mandato vence a fines de este año, era candidato a renovar su banca en la Cámara alta en el marco de un acuerdo provincial con Cambiemos. Pero renunció y decidió jugar por la intendencia de Córdoba con la ex delasotista Olga Riutort como compañera de fórmula. Su argumento fue que el acuerdo provincial no lo ataba a nivel municipal. Sostuvo que seguía apoyando a Mauricio Macri como presidenciable, y se cortó solo. Se quedó sin el pan y sin la torta.

 

“Es una pena que Juez haya dilapidado la confianza que concitó en mucha gente”, declaró a Letra P la senadora Norma Morandini. “La incoherencia se castiga. Se pueden hacer alianzas electorales, pero sin perder la independencia”, completó lapidaria la legisladora, que ingresó al parlamento por el Frente Cívico. Es que el senador creció en la política de la mano de una retórica progresista y diferenciada del resto de la clase política más “convencional” y de partidos tradicionales.

 

“No hay que olvidar que Juez rompió con el bipartidismo acá”, dijo a Letra P el diputado nacional juecista, Jorge Valinotto. “Fue una movida audaz que muchos no comprendieron”, reflexionó. Para el legislador, la decisión de Juez fue “basada en un análisis personal” de la situación política y del carácter de su compañera. Más allá de ese "análisis personal", para Valinotto “la gente no se olvidó” de que Luis Juez constituyó su identidad como denunciador del delasotismo y lo que él mismo calificaba "la vieja política".

 

La sorpresa de la elección la dio Tomás Méndez con su movimiento ADN de Córdoba. Méndez es periodista y viene del mundo de los medios, sin embargo en julio pasado decidió recalar en política y se metió derecho en la pelea por el Palacio 6 de Julio. En su primera elección como candidato, quedó segundo con 23 puntos. Dado que en su programa televisivo Méndez realizaba denuncias por actos de corrupción a través de cámaras ocultas, no sería de extrañar que una parte del caudal de votos de Juez hayan migrado hacia su espacio.

 

El que dejó al hombre del Frente Cívico definitivamente fuera del podio fue Esteban Dómina, candidato delasotista de Unidos por Córdoba. No le alcanzó para meterse en la pelea real con los apoyos manifiestos del gobernador electo Juan Schiaretti ni del gobernador en funciones, José Manuel De La Sota. Resignados a no disputar la intendencia, los peronistas disidentes se conformaban con meterse dentro de los tres primeros y superar a la fórmula Juez-Riutort. Y lo lograron.

 

El apoyo nacional de Juez a Mauricio Macri –a quien había calificado como “un nabo con una buena estructura comunicacional”– y su decisión de constituir una fórmula electoral con la ex esposa de De La Sota –a quien se había como parte de los “forjadores del pasado” –, fueron las decisiones que terminaron de extinguir la llama política que le valió el segundo lugar en las elecciones a gobernador de 2007 y 2011.

 

“Mili me dice al oido no estes triste, deciles a los militantes GRACIAS por apoyar a mi Papá”, tuiteó Juez el domingo por la tarde, notablemente abatido. Ya sin banca en el senado nacional para legislar ni municipio para gestionar, su destino es incierto. En política, el que no tiene de dónde asirse cae inexorablemente. Por qué el hombre del Frente Cívico llegó a esa situación “es la pregunta del millón” y algo “incomprensible desde la lógica política y electoral”, según Morandini. Mestre está feliz. De La Sota, también.

 

jaldo: honremos a nuestros proceres con la unidad de los argentinos
Máximo Kirchner y Axel Kicillof esquivan las esquilas y buscan una tregua invernal

También te puede interesar