VICENTE LÓPEZ

Papelón de Jorge Macri con el Metrobus: las plataformas son más chicas que los colectivos

El intendente trasladó el sistema de la Ciudad a Vicente López pero los vecinos se quejan de las obras. La oposición dice que la gestión “es puro marketing”.

Se hizo a las apuradas, para llegar a inaugurarlo antes de las elecciones, pero el Metrobus de Vicente López  no solo estará terminado mucho después de lo previsto, sino que se convirtió en un papelón de la gestión de Jorge Macri, ya que los colectivos no entran en las plataformas por las que tienen que circular.

 

Según informó el diario El Argentino Zona Norte, vecinos de Vicente López denunciaron que las obras están paralizadas debido a que “hay entradas a las plataformas que miden 1,85 metros, pese a que los colectivos tienen un ancho aproximado de 2,40 metros”, hay problemas con la altura de las marquesinas, las paradas son insuficientes y la obra no contempló los giros a la derecha y a la izquierda que hay sobre la avenida.

 

Ahora los encargados de la obra debieron dar la orden de romper todo lo que fue construido con errores. “Cualquiera que lo mira se da cuenta, no hace falta ser ingeniero; fue el hazme reír de todo el mundo”, dijo al diario Víctor Bardeci, de la Agrupación de Vecinos de Vicente López.

 

“Más allá de estos errores, lo grave es el daño enorme que causó el Metrobus en la zona. Transformaron la avenida Maipú en algo nada amigable, solo por una cuestión marketinera”, dice Horacio Alcuaz, presidente del Gen de Vicente López. Tanto el partido de Margarita Stolbizer como el resto del FAP, el radicalismo y el Frente para la Victoria votaron en contra del proyecto que estableció la construcción del Metrobus en Vicente López, que se aprobó en el Concejo Deliberante el año pasado.  La iniciativa se aprobó por 15 votos contra ocho.  Las obras comenzaron a fines de 2014.

 

El proyecto estableció como objetivo la construcción del sistema de transporte público sobre la avenida Maipú, desde la Quinta de Olivos hasta General Paz. La obra continúa en la avenida Cabildo, a la altura de la estación de subte Congreso de Tucumán, por lo que el financiamiento del proyecto está repartido entre el municipio  y la Ciudad de Buenos Aires.

 

Según el intendente Macri, Vicente López se comprometió a pagar 30 millones de pesos. “La dirección de la obra la hace la Ciudad. El municipio simplemente paga”, dice Alcuaz.  De hecho, el representante de Vicente López en el acuerdo de obras con la Ciudad es el ingeniero Sergio Agostinelli, subsecretario de Ingeniería y Obras Públicas porteño.

 

“El municipio tiene una recaudación récord, un 300 por ciento de presupuesto más que hace tres años. Prácticamente no se hicieron obras y la única que se hace, la financia la Ciudad y encima se hace mal”, dispara el diputado nacional Adrián Pérez, candidato a intendente del Frente Renovador en Vicente López.  Para Pérez, el principal problema del proyecto  que la falta de información sobre el impacto ambiental que tendría la obra y la inconsulta a los vecinos.  “La gestión de Jorge Macri es tan mala que lo único que intentó hacer fue conectarla con la de Mauricio”, critica.  

 

“Ahora con el Metrobus no se puede estacionar más sobre Maipú. Entonces todo  el estacionamiento se deriva a calles aledañas, que están en zona residencial. Además el tiempo de viaje que supuestamente le va a ahorrar a los pasajeros es de dos minutos. Es decir, han hecho un estropicio por dos minutos”, señala Alcuaz. Otros de los perjudicados son los comerciantes que están sobre la avenida, que pierden las ventas a los pasajeros que antes esperaban el colectivo en la vereda, además de los clientes que ya no encontrarán lugar para estacionar cerca de los negocios.

 

Ahora, a los problemas generados por la obra y el descontento de los vecinos con la decisión, se suma que los groseros errores cometidos estiraron de manera excesiva los inconvenientes de circulación en la avenida.  

 

Olla popular (Foto archivo)
Federico Achaval, intedente de Pilar.

Las Más Leídas

También te puede interesar