X
Letra P.- El intendente de Malvinas Argentinas está con más de medio cuerpo afuera del Frente Renovador. Desde su espacio hablan bien de Mauricio Macri y el sábado Sergio Massa define sus candidatos a gobernador. Mónica López pidió reglas claras.
Redacción 23/03/2015 13:48

Mientras se acercan los tiempos electorales, todo es reagrupamiento y movimiento. En massismo ese combo está dejando algunas consecuencias. Esta semana el intendente de Escobar, Sandro Guzmán volvió al kirchnerismo. Si bien minimizaron esa fuga, desde el FR avisan que Cariglino “se podría ir” .

“Tenemos crisis en la dirigencia” dijo el diputado nacional del FR y uno de los más cercanos a Massa, Gilberto Alegre, este sábado en declaraciones FM Nacional Rock. Además el diputado contó que “hay que producir un nuevo reordenamiento”.

A la hora de buscar los motivos por los cuales algunos dirigentes ya pegaron el portazo del FR como Gustavo Posse o el propio Guzmán, el legislador explicó que Massa “desatendió un poco la Provincia” producto de su gira nacional. Aunque aclaró que con los votos bonaerenses más los armados del interior la fuerza está posicionada “en segunda vuelta”.

A modo de “advertencia” a los precandidatos bonaerenses del massismo, Alegre, dijo que “nos hemos olvidado que pertenecemos a un mismo espacio, que tenemos que contribuir a un mismo esfuerzo que Sergio sea presidente”.

También contó que la campaña está “paralizada” en la Provincia de parte del Frente Renovador. Por ello la reunión en Malvinas Argentinas de la semana pasada en donde se juntaron un grupo de dirigentes del FR para “pedirle a Sergio una reunión” por los candidatos.

“Cariglino dijo que le gustaría jugar con Macri”, explicó el intendente en uso de licencia de General Villegas, dando a entender que será cuestión de días para oficializar que jefe comunal de Malvinas Argentina está afuera del massismo.

“Algunos de nosotros planteamos la posibilidad de Francisco De Narváez gobernador. Eso a Cariglino no le gustó, porque dijo que el candidato a gobernador tenía que ser un intendente de la provincia de Buenos Aires. Él no dijo que quería ser él, pero nosotros entendimos que él se quería postular para ese cargo. Nosotros a Macri no lo aceptamos” aclaró Alegre.

En tanto, desde el círculo de Cariglino le habían advertido a Letra P, que “Macri es un gran dirigente” y que “respeta los acuerdos”. Además la presencia de De Narváez incomoda a más de uno del FR, más aún con la definición de Martín Insaurralde quedándose en Lomas de Zamora al lado de Daniel Scioli.

Si es candidato, MI esperará hasta último momento para ver qué hace y cuánto margen le dan a Scioli dentro del propio FpV. Cargilino prefería a Insaurralde sobre De Narváez. “Martín por lo menos es peronista e intendente” decían en Malvinas Argentinas cuando el Colorado llegó al FR.