Rumbo al ballotage

Monseñor Aguer distingue con un Honoris Causa al médico Abel Albino

El pediatra, que podría integrar un eventual gobierno de Macri, comparte con el obispo platense su lucha contra todo método anticonceptivo. Será reconocido por la Universidad Católica de La Plata.

El arzobispo de La Plata, Héctor Aguer, distinguirá al médico Abel Albino con un Doctorado Honoris Causa de la Universidad Católica de La Plata, la institución que dirige el titular de la curia platense. Será en una ceremonia que tendrá lugar el próximo martes, según anuncian los sitios web de la casa de estudios y de la Fundación Conin, la ONG del pediatra que, en medio de la campaña para el ballotage, saltó al centro de la escena por sus vínculos con el candidato a presidente del frente Cambiemos, Mauricio Macri.

 

Aguer es el Gran Canciller de la UCALP, institución fundada en 1964 por el entonces arzobispo Antonio José Plaza, conocido por su activo rol como entregador de militantes políticos, sindicales y sociales –incluso de familiares directos- a la dictadura genocida iniciada con el golpe de 1976.

 

El arzobispo de La Plata y el médico Albino comparten la lucha en favor de la abstinencia sexual y en contra de todo método anticonceptivo. También los une la costumbre de conjugar, en tono condenatorio, el verbo “fornicar”.

 

“¿Para qué se usa este adminículo?”, se preguntó Aguer, hablando del preservativo, en una de sus columnas del ciclo “Claves para un mundo mejor”. Y se responde: “Se lo usa para fornicar” y, entonces, para “cometer adulterio”.

 

“Todos conocemos el sexto mandamiento de la ley de Dios que dice no fornicar, o sea que prohíbe tener relación sexual a dos personas solteras fuera del matrimonio”, advirtió el arzobispo, y abundó: “Suele usarlo quien frecuenta un prostíbulo, para evitar el contagio de una enfermedad de transmisión sexual”.

 

El cura, que en otra oportunidad les recomendó a las adolescentes “cerrar las piernas” si pretenden evitar embarazos no deseados, alertó sobre la influencia diabólica a la que cederían los usuarios de preservativos. “Cuando se manipula la naturaleza humana de tal manera, cuando se la degrada así, y además incitando a ello como si eso fuera la forma máxima de felicidad, uno sospecha que detrás hay alguien. Está ese personaje sombrío, tremendo, que es el Diablo, el Maligno”.

 

Por su parte, el médico Albino, a quien se vincula también con la orden católica ultraconservadora Opus Dei,  es autor de un libro titulado “Gobernar es poblar. ¿Paternidad responsable o fornicación asistida?”. En las páginas de esa obra, el pediatra dice que “la mujer debe esforzarse por ofrecer al hombre su virginidad tanto física como moral”.

 

Según recopiló el periodista Werner Pertot en un artículo publicado este martes por Página 12, Albino enumera una serie de prácticas que deben ser combatidas. A saber: “Impudor, promiscuidad, pornografía, autoerotismo, incesto, sexo contra natura, violación, pedofilia, anticoncepción, aborto, infidelidad, concubinato”. Y señala que las “uniones contra natura” son “el sexo oral o anal”.

 

“En los sectores marginados, muy frecuentemente, el ejercicio de la sexualidad se desarrolla en modo promiscuo y animal”, indica el médico, y acusa a los funcionarios que “promueven planes contraconceptivos de carácter general, basados en la distribución de píldoras, preservativos, etc. (...) terminan siendo, en la práctica, planes de fornicación asistida”.

 

Albino recomienda la castidad y subraya que “el acto sexual solo es adecuado cuando se lo ejercita con la disposición de asumir sus consecuencias: la potencial prole.”

 

También la emprende contra el autoerotismo, al destacar que el que se masturba reprime impulsos morales y eso le provoca daños psicosomáticos.

 

fin del matrimonio: intendentes del pro y la ucr, divorciados por el reparto de fondos
El secretario de Trabajo, Julio Cordero, busca sumar poder para definir las políticas del sector.

También te puede interesar