Política

Massa sube en Santa Fe y preocupa al PRO

De acuerdo con encuestas que manejan en el Frente Progresista y massismo, el ex intendente de Tigre se ubica segundo, detrás de Scioli. El macrismo niega crisis pero saca a jugar a Reutemann.

Hace tres meses quedó en la puerta de la gobernación pero los números del PRO en la provincia de Santa Fe están en baja. De acuerdo con encuestas que manejan el Frente Progresista, el Frente para la Victoria y el Frente Renovador, después de las PASO, Mauricio Macri cae en la intención de voto y en su lugar sube Sergio Massa.

 

Los números sorprendieron a todas las fuerzas políticas. Según los sondeos que recibió el Frente Progresista, que seguirá gobernando la provincia después de diciembre con Miguel Lifschitz, el jefe de Gobierno está tercero, con 20 puntos, detrás de Massa, que se ubica en 25, y de Scioli, que va primero, con 31.  

 

La caída de Macri en las encuestas se debería a dos escándalos que golpearon duro al PRO. Uno fue el de Fernando Niembro, conocido en Santa Fe por su protagonismo en el fútbol. El otro, mucho más fuerte en lo local, fue la revelación de que la candidata a diputada nacional y ex candidata a intendenta de Rosario, Anita Martínez, está procesada por el delito de defraudación a la administración pública en calidad de coautora desde el año 2006. El abogado de Martínez pidió en 2013 la extinción de la causa, que ahora está en la Cámara de Casación a la espera de una resolución.

 

Martínez fue candidata a intendenta de Rosario en las elecciones locales de junio y casi le arrebata la ciudad al socialismo, que la gobierna desde hace más de veinte años. Sin embargo, la causa de la candidata del PRO recién se conoció públicamente ahora, cuando decidió competir por un cargo nacional.

 

Números similares a los que maneja el Frente Progresista tienen en el Frente Renovador, aunque un poco menos optimistas. El massismo asegura que su candidato está entre dos y tres puntos por encima de Macri y sigue ubicando a Scioli en primer lugar. Sin embargo, desde el PRO aseguran que no verifican una caída de Macri en la provincia. “No pasó nada que provocara semejante cambio en la gente desde las PASO. Los porcentajes se mantienen prácticamente iguales”, aseguran desde el comando de campaña del macrismo santafesino.

 

En las elecciones de agosto, Scioli obtuvo el 33 por ciento de los votos. En segundo lugar se ubicó Cambiemos, con 31,9. Ese porcentaje se repartió entre Macri (26), Elisa Carrió (3,5) y Ernesto Sanz (2,5). Tercero salió Unidos por una Nueva Alternativa (UNA), la alianza que llevó a Massa y José Manuel de la Sota. UNA obtuvo el 22,1 por ciento de los votos, de los cuales el 13,6 por ciento pertenece a Massa y el 8,5, al gobernador cordobés. Sin embargo desde Santa Fe aseguran que el crecimiento de Massa, en detrimento de Macri, se debe a la influencia de De la Sota en la provincia vecina y "al crecimiento que está teniendo sobre todo en la región Norte".    

 

Los operadores del PRO aseguran que Macri se mantiene a tres puntos de Scioli y confían en que los números mejorarán en la elección general, con Sanz y Carrió fuera de la cancha. “Los radicales están más jugados con Mauricio ahora”, aseguran desde el macrismo. Según un armador que conoce la provincia, tanto el intendente de Santa Fe, José Corral, como el diputado Mario Barletta, trabajan intensamente para asegurarle un buen número a Macri.

 

En el mismo sentido se mueve el senador y nuevamente candidato, Carlos Reutemann. El ex gobernador santafesino obtuvo el 27 por ciento de los votos en las primarias de agosto, por detrás del 34 por ciento de Omar Perotti. Detrás de Reutemann se ubicó el massista Eduardo Romagnoli, que dio la sorpresa relegando a Hermes Binner al cuarto lugar. Romagnoli obtuvo el 18 por ciento de los votos mientras que Binner cosechó el 13. Con ese escenario y las nuevas encuestas, Reutemann salió a la cancha en los últimos días y dio notas a varios medios nacionales. El senador teme perder su banca a manos del crecimiento de Massa. “Va a haber que profundizar la campaña en estos últimos días”, dice un dirigente del PRO.

 

Por ahora, desde el comando macrista aseguran que la situación se mantiene igual que en las PASO, aunque en el PRO ya conocen los números que manejan sus rivales. Pese a la tranquilidad, en el entorno del jefe de Gobierno tienen claro que en los últimos meses se perdieron al menos una parte de los votos que Miguel del Sel obtuvo en las elecciones de junio. Mientras que el ex candidato a gobernador sacó 582.521 sufragios (31,65 por ciento), todo el frente Cambiemos (con el radicalismo y la Coalición Cívica incluidos) obtuvo en las primarias nacionales 530.429. Segun dicen dirigentes santafesinos, la pérdida de la gobernación, tras una campaña muy dura, y los chispazos que durante la campaña se sacaron Del Sel y Reutemann no ayudan a que los números de Cambiemos mejoren. 

 

Todas las fuerzas políticas ponen especial atención en los números de Santa Fe. La provincia es el tercer distrito electoral del país y concentra el 8,4 por ciento del padrón nacional. Allí apunta Scioli a aumentar su caudal electoral, a través del candidato a senador, Omar Perotti, que agosto en juntó 549.011 votos, dos mil más que el candidato del Frente para la Victoria. En Santa Fe también espera Macri acumular votos que le permitan meterse en el ballotage.  

 

Karina Milei junto a la rosarina Romina Diez.
Mario Netri (a la derecha) junto al exministro de Justicia de Uruguay Eduardo Turrell.

También te puede interesar