Política

Seguridad: intendentes del FPV presionan para no tener problemas en sus distritos

Letra P.- El Conurbano bonaerense es epicentro de protestas y los jefes comunales realizan planteos a la Provincia. Clima difícil para algunos dirigentes.

El asesinato de un niño de 13 años en la localidad de Rafael Castillo, partido de La Matanza, detonó la alarma para Fernando Espinoza, hoy en un papel protagonista dentro del armado oficial y del peronismo bonaerense, que lo ayudan a posicionarse para una eventual interna del Frente Para la Victoria.

 

Los problemas de Seguridad son la principal mancha en su distrito, a pesar de tener el apoyo de la estructura justicialista más la bendición de Daniel Scioli para ser uno de los dirigentes capacitados en la sucesión provincial 2015.

 

Es que los últimos acontecimientos en el Conurbano demostraron indicios de poca sintonía entre los Intendentes y la fuerza pública. Ante eso, rápido, Scioli fue hasta el Municipio de Espinoza para entregarle patrulleros y así apaciguar los caldeados ánimos por la destrucción de una comisaria.

 

Esto no se da por casualidad, caminamos y sabemos que la gran asignatura pendiente es lo que nos pide la sociedad y los vecinos: darles una comunidad más segura”. El mensaje, que reconoce sus problemas, se diseminó por las cuentas oficiales del jefe comunal matancero, acusado por sus rivales políticos cada vez que sucede un hecho que sacude su estructura de organización.

 

Otro de los que no dudó en salir a criticar el accionar policial, sin importarle la cercana visita del ministro Alejandro Granados, fue Alberto Descalzo. Siempre polémico, tildó de blanda a la fuerza en Ituzaingó con el deseo de un cambio desde la raíz en todo el distrito. “No puede ser que un vecino me diga en dónde se vende droga o en dónde viven los delincuentes y el jefe departamental, o algún subcomisario no lo sepa”, dijo Descalzo, según publica La Política Online.

 

Cada una de las palabras se encuadran en una razón histórica del Intendente. Cercano a la línea dura, pide constantemente un accionar conjunto de las comunas, la Provincia y la Justicia. “Solicité al Ministro de #Seguridad el cambio de varios jefes policiales de #Ituzaingó por ser débiles en sus funciones”, recordó en Twitter.

 

Mariano West también debe sortear varios inconvenientes. Además de prestarle atención a la disputa territorial con La Cámpora, aguanta el reclamo constante por los hechos que se reprodujeron constantemente durante la gestión. A principios de año, advirtió que en Moreno existía una disminuida cantidad de efectivos para los casi 500 mil habitantes de su distrito.

 

Tiempo después, mientras la mayoría firmaba un acuerdo para tener la Policía Local, West resolvió acompañar la iniciativa sciolista para estampar la firma de adhesión en La Plata, pero los problemas continúan.

 

Por Lanús, hoy bajo el mando del kirchnerista Darío Díaz Pérez, también se tomaron medidas importantes. Además de convocar a la policía municipal, el referente del oficialismo decidió, en conjunto, reforzar la presencia policial en escuelas de su partido a causa de los asaltos a algunos docentes a principios de mes.

 

Julio Pereyra, en Florencio Varela, se anticipa a la jugada afianzando relaciones con la Bonaerense y emite comunicados que florean a los comisarios de la región. “Felicito por la tarea de los últimos diez días, realmente se ve en las calles los procedimientos que están realizando. Mi gran anhelo es que no haya delincuentes ni armas, pero mientras estén, el camino es lo que han demostrado en los últimos días. Porque permitió que puedan detener a los delincuentes y secuestrar armas en Varela”.

 

La gira de Ishii

 

Polémico en cada una de sus declaraciones, Mario Ishii regresó con todo para buscar el impacto mediático luego de impulsar una campaña para instalar el servicio militar obligatorio. Esta vez, se mostró junto al mediático actor Ivo Cutzarida en José Clemente Paz, municipio que supo manejar durante años. “Esto va a sacar al país adelante y combatir la droga”, dijo el polémico actor, quien recorrió la escuela municipal y hasta se animó a sacarse fotos con cuadros del “Che” Guevara.

 

De esa forma, la retórica que impulsó Sergio Massa se reproduce entre seguidores del kirchnerismo, quienes a la hora de afrontar los sacudones de la desigualdad, no dudan en solicitar cambios a la política de Seguridad bonaerense.

 

Patricia Bullrich, ministra de Seguridad de Javier Milei.
Mónica Fein, presidenta del Partido Socialista.

También te puede interesar