Municipios

West se mostró con Urribarri y planea un doble blindaje para el 2015

Letra P.- La visita del Gobernador ultra K demuestra cuál es la estrategia del Intendente ante la presión camporista, que busca disputarle el poder. Sintonía fina con Nación y la Provincia.

 

 

Todo el planteo, por orden propio, deja en claro que los inconvenientes internos deslizan que las intenciones de recambio surgen desde espacios ligados al oficialismo nacional, aunque el pacto de gobernabilidad deja ciertas posibilidades de acuerdos.

 

En la sede del Partido Justicialista, con el único objetivo de darle vuelo a la campaña del Gobernador, quien recorre distritos del Conurbano para ganar adeptos y marcar el sentido de pertenencia al modelo Nac & Pop, West planteó esa doble sintonía fina. “Tengo la alegría de recibir a Urribarri porque es uno de los gobernadores que mejor entiende el proyecto nacional y popular“. La respuesta del Pato, como eran de esperar, estuvo cargada de elogios para un mandatario que lleva casi 20 años en el poder.

 

“Una gran alegría compartir con el amigo Mariano West un encuentro con su equipo de gobierno y con la militancia del distrito que comparte nuestro sueño”, fue el inicio del mensaje que diseminó el dirigente entrerriano, hoy muy lejos de los primeros planos del FPV.

 

Para mantener una retórica similar a la que utilizó los días que lanzó su Sueño Entrerriano, Urribarri se refirió al resto de los espacios que juegan “con el futuro” de los argentinos. Pero, lo que más le importa, es la sucesión de Cristina Fernández de Kirchner.

 

“Gobernar requiere de experiencia, compromiso, lealtad y saber llevar adelante los desafíos de la Argentina del futuro. Pero hoy hay única prioridad. La de seguir ayudando a nuestra presidenta a construir una sociedad cada vez más justa. Eso es lo que estamos haciendo”, insistió.

 

De esa forma, West demuestra que está preparado para dar batalla y continuar al frente de un modelo político cuestionado por todo el arco político en su distrito, a pesar de las embestidas que soportó cuando el bloque en el Concejo Deliberante se partió.

 

Axel Kicillof y Julio Alak, oradores en un curso de formación política
Javier Milei busca reencausar la relación con Mauricio Macri pero en el PRO hay desconfianza.

También te puede interesar