Política

Después de quedar en offside por la jugada de Riquelme, ahora Angelici recibió un revés judicial

Letra P.- Tras el reclamo realizado por agrupaciones de socios de Boca Juniors, la Inspección General de Justicia (IGJ) declaró nula la última asamblea del club. Es que el oficialismo -encabezado por el presidente Daniel Angelici- se negó a mostrar los contratos de los nuevos sponsors. De esta manera el dirigente suma otro dolor de cabeza, luego de lo que fue el contundente apoyo que Riquelme recibió en la Bombonera el último fin de semana, para que le renueven su contrato.

En medio del momento turbulento que vive Angelici por el presente deportivo, que es cuestionado por los hinchas, y la encrucijada que atraviesa por la novela de las renovaciones de contratos de Juan Román Riquelme y Carlos Bianchi, ahora se sumó un capítulo de tinte judicial.

 

El último fin de semana hubo una fuerte manifestación de los hinchas en la Bombonera a favor del jugador. Ahora, la Inspección General de Justicia (IGJ) le sumó un nuevo dolor de cabeza al dirigente al declarar nula la última asamblea.

 

La resolución responde al pedido de las agrupaciones de socios Nuevo Boca y Juntos por Boca, quienes reclamaron porque no se mostraron los contratos de los sponsors, así como el detalle del proyecto del predio de Ezeiza y la constitución de una fundación, entre otros temas.

 

Tras la presentación de estas agrupaciones ante la Justicia, la IGJ declaró la “irregularidad e ineficacia de la Asamblea General Extraordinaria celebrada el 7 de marzo” e instó a las autoridades a celebrar una nueva asamblea para dentro de 15 días.

 

Las causas esgrimidas en el fallo aducen a la “violación del derecho a la información”, respondiendo a lo presentado entre otros por Roberto Gaudio, integrante de la Agrupación Nuevo Boca, ya que los representantes no recibieron copia de los contratos de sponsoreo con Banco Francés ni con Citroen, y se dieron por aprobados por mayoría.

 

Sobre esto, el presidente de la agrupación Nuevo Boca, Roberto Digón, señaló que “esto le pone freno a algunos dirigentes del fútbol argentino que quieren manejar los clubes como si fuesen empresas privadas, que si lo fueran igual tendrían que mostrar los contratos a los directores y a los accionistas”.

 

En ese sentido, Gaudio detalló: “la IGJ en su fallo no hace más que ratificar que el derecho a la información se viola sistemáticamente por parte de esta actual Comisión Directiva. Los asambleístas no podemos decidir cosas sobre el patrimonio del club sin información. Estamos hablando de contratos demasiado importantes, respaldados por un mero papelito explicatorio”.

 

“Los dirigentes de Boca Juniors no solamente están violando el estatuto de la institución sino que violan el derecho jurídico al firmar contratos más allá de la duración de sus mandatos. Esto demuestra la impunidad con la que actúan”, concluyó Digón.

 

Axel Kicillof y Maximiliano Pullaro, buena síntonia y cooperación.
Javier Milei no quiere controlar el comercio exterior

También te puede interesar