Política

Pelea por la herencia K en la Provincia: La Cámpora versus Los Oktubres

La sucesión 2015 es un campo de batalla que se libra también, con mucho poder de fuego, en la Provincia, la de mayor peso político y económico del país. En esa lotería de candidaturas el oficialismo tiene anotados al PK de Ottavis y a Los Oktubes de Mussi.

Hay dos sectores del peronismo  identificados con el kirchnerismo que vienen mostrando sus cartas, sin mezclarlas, y que están  jugando fuerte: el Peronismo Kirchnerista (PK) de José Ottavis y la agrupación de intendentes Los Oktubres, de la que Patricio Mussi es uno de los referentes.

 

La pelea es muda pero hace ruido: los jefes comunales se consideran los dueños de los votos y apuestan a su peso territorial para cobrar protagonismo. El PK, un sello que se  lanzó como evolución etaria de la JP bonaerense, opera como una colectora pejotista de La Cámpora y el kirchnerismo de paladar negro. Tiene una vasta red de referentes territoriales que incluye legisladores, intendentes, concejales y militantes.

 

Hay un dato que tiene jugo propio: la mayoría de los integrantes de Los Oktubres se hicieron fuertes electoralmente con apoyo de La Cámpora (hoy PK) y hoy evitan mostrarse con los jóvenes kirchneristas.

 

Primeros cruces y pases de facturas

 

Peronismo Kirchnerista es una rama interna de La Cámpora, de raigambre bonaerense que conduce José Ottavis y responde directamente a Máximo Kirchner.  Desde su nacimiento, hace un año, aceitó contactos con el PJ clásico bonaerense y tiene llegada directa a Daniel Scioli. Ottavis había bautizado -en 2008- JP La Cámpora a la juventud peronista  con la venia de Néstor Kirchner y Alberto Balestrini.

 

El grupo autodenominado “Los Oktubres” continúa fortaleciendo una estructura que, por más que lo nieguen, tiene como objetivo el 2015, intentando consolidar un perfil de gente joven, alejándose de La Cámpora y apoyándose en la figura del ministro de Planificación Julio de Vido. Siempre sin banderas de La Cámpora, la agrupación juvenil ultra K con la que contaron y se sustentaron en parte para ganar sus respectivas elecciones y ser hoy intendentes.

 

La pelea ya tuvo algunos enfrentamientos: militantes camporistas le hicieron pintadas ofensivas al oktubrista Francisco Echarren en todo Castelli. Echarren se había enfrentado al diputado Ottavis a fines del año pasado. Por su parte, en el cierre de listas del 2013, los diputados César Valicenti y Walter Abarca (PK) digitaron los primeros lugares a su gusto, dejando al intendente de Tapalqué Gustavo Cocconi como primer candidato a Senador, configurando así otro corto circuito.

 

Otra batalla se dio también  a fines del año pasado cuando se conformó la conducción del PJ de la provincia de Buenos Aires: entonces  hubo un virtual golpe de los intendentes, que dejaron de lado a La Cámpora y sólo le concedieron a la Casa Rosada un lugar entre los 32 consejeros.

 

Qué es el Peronismo kirchnetrista

 

Nacida a fines de marzo del año pasado de la mano del secretario general de la Juventud Peronista de la provincia de Buenos Aires; esta agrupación persigue a priori similares objetivos a los de La Cámpora en sus comienzos, aunque con un detalle distintivo que marca la diferencia, ya que lo que buscan Ottavis y compañía es reconstruir el diálogo con los peronistas clásicos, con presencia de varios años y cierto distanciamiento con la juventud militante, surgida después del 2003.

 

Así las cosas, Peronismo Kirchnerista busca ser la columna vertebral de la militancia para darle sustento territorial y político al proyecto nacional que encabeza Cristina, principalmente mirando al 2015. Y por esta vía han aceitado contactos con Daniel Scioli.

 

PK congrega a dirigentes de entre 35 y 40 años – ya no es un armado estrictamente juvenil, sino de dirigentes de mediana edad-  que puedan tener roles de conducción, con experiencia y algo más de trayectoria que los jóvenes que dan sus primeros pasos.

 

Los intendentes con juego propio

 

“Más que un grupo de intendentes es un grupo de amigos, que tenemos una mirada similar y que nos juntamos a comer todas las veces que podemos o vamos a los cumpleaños. Es eso” consignó a Letra P, el intendente de Navarro, Santiago Maggiotti, integrante de Los Oktubres.

 

Ese grupo de amigos intendentes lo completan además de Maggiotti, Juan Patricio Mussi (Berazategui), Francisco Echarren (Castelli),  Francisco Durañona (San Antonio de Areco), Hernán Yzurieta (Punta Indio) y Eduardo Bucca (Bolívar) entre otros. Una de las características es que son intendentes sub 45 que llegaron a la gestión de la mano del kirchnerismo.

 

Puertas adentro, “Los Oktubres”, coinciden en que el próximo Gobernador debe ser un dirigente que salga del grupo de intendentes que actualmente gobiernan los municipios, dada la experiencia y el conocimiento de la problemática bonaerense “que se requiere para desarrollar la provincia más grande del país”.

 

Para ello, apuestan a una alianza entre el Conurbano y el interior provincial para de allí sacar el mejor candidato. Por lo pronto no se inclinarán por ninguno de los que suenan.

 

Movilización del Sindicato de Municipales contra Pablo Javkin
El gobernador Maximiliano Pullaro recibió a Letra P en su despacho, en la sede Rosario de la Casa de Gobierno. (Fotos: Farid Dumat Kelzi)

También te puede interesar