Política

El coqueteo de Othacehé y Massa que perturba al FpV

Mucho se habló del polémico intendente de Merlo, Raúl “Vasco” Othacehé, que aumenta los interrogantes sobre su futuro. De la notable exposición mediática, a los rumores de un fuerte acercamiento con el Frente Renovador encienden la alarma en el kirchnerismo, que atraviesa una notable transición luego de la derrota en las elecciones del año pasado.

La historia de Raúl Othacehé, más conocido como el “Vasco”, dentro del Frente Para la Victoria es más que zigzagueante, a pesar que en los últimos tiempos se lo vio muy alineado a los espacios más duros del oficialismo nacional.

 

Cercano al ex jefe de gabinete nacional, Juan Abal Medina, el caudillo de Merlo supo tener mucha ayuda de Nación, pero las últimas elecciones expusieron sus debilidades y promovieron el alza de nuevos contrincantes, a pesar de que la oferta electoral fue más que amplia.

 

Gustavo Menéndez encabezó la patriada massista que desbancó la fuerza total del FpV, a pesar de que una lista colectora en el distrito (Unión Popular) le restó un porcentaje altísimo al ahora concejal opositor del reconocido barón de la primera sección electoral. El dato, según pudo averiguar Letra P aquellos días, es que la colectora fue un gesto de Sergio Massa para Othacehé, con quien tiene una nutrida relación.

 

La misma, que según la página de la ciudad “es de muchos años”, se reivindicó las últimas horas en la Costa Atlántica. Según trascendió, se lo pudo ver a ambos en un distendido encuentro: café de por medio, y en la búsqueda de llevarse dirigentes, el hombre de Tigre rememoró una imagen del 2012.

 

Siempre caratulado como un escudo en el turbulento conurbano, el Intendente recibió por aquellos días al ahora diputado nacional en la muestra de “acercamiento” de los antiguos dirigentes con la “nueva generación”. Pero el tiempo pasó, y el Vasco se mantuvo en la línea del oficialismo, mientras que su antiguo par dio el salto para formar su espacio.

 

La trascendencia de un territorio vital, con un importante caudal de votos en el Gran Buenos Aires, genera varios dolores de cabeza en la Rosada, y repercute en la Provincia.

 

El caso gira, además, alrededor del senador Alejandro Urdampilleta, quien tiene una fuerte ligazón con el mandatario, que según los entendidos podría entrar en la negociación que comenzó a gestarse en las exclusivas playas bonaerenses.

 

Lo claro es que las especulaciones sobre el coqueteo entre los referentes provoca tensiones, que traerán consecuencias y prontas noticias sobre el posible triunfo de Massa (o no), al llevarse un importante socio para sus intenciones con vistas al 2015.

 

malo pero bendecido
Maximiliano Pullaro y el pacto, entre la confianza y la desconfianza.

También te puede interesar