Política

La oposición quiere ir por la cabeza de Julián Domínguez

Si los números acompañan en las elecciones generales de octubre, diferentes bloques de la oposición pedirán ir por un puesto clave: la presidencia de la Cámara de Diputados, hoy ocupada por el bonaerense Julián Domínguez.

En 2009 cuando el Frente Para la Victoria perdió en la Provincia de Buenos Aires a manos de Francisco De Narváez, los bloques enfrentados al oficialismo no le pudieron arrebatar el manejo de la cámara. En aquel año, uno de los vencedores fue el ex gobernador Felipe Solá; quien fue electo diputado en la lista de De Narváez pero hoy está en el Frente Renovador de Sergio Massa. Solá recordó que “en 2009 yo era uno de los pocos que insistían en que la oposición debía ocupar la presidencia de la Cámara. No lo hicimos y lo pagamos caro. El oficialismo nos boicoteaba el quórum y no podíamos sesionar”.

 

“Si la oposición gana en octubre y el número lo permite, deberíamos pelear por la presidencia de la Cámara de Diputados” sostuvo un enfático Gerardo Morales de la UCR ante una posible nueva composición de la Cámara. Sucede que las PASO del 11 de agosto ubicaron al Frente Renovador de Sergio Massa por encima de Martín Insaurralde (FpV) en la provincia madre de todas las batallas electorales: Buenos Aires. El territorio bonaerense pone en juego 43 bancas. De ese total la mayoría corresponde al FpV con 11 lugares.

 

Uno de los que debe renovar su banca y además mejorar su performance electoral es Francisco De Narváez. El colorado quedó cuarto en las PASO por debajo de Margarita Stolbizer del Frente Progresista Cívico y Social. En declaraciones al diario La Nación el candidato aseguró que “la oposición debe tomar el control de la agenda para tratar los temas que le importan a la gente, no como ocurre ahora”.

 

“¿Para qué quieren la presidencia de la Cámara?”

 

No tardó en llegar la respuesta de parte del oficialismo ante el plan opositor. En este sentido fue la presidenta del bloque del FpV, Juliana Di Tullio quien aseguró que la oposición con toda esta jugada quiere “dar un golpe institucional”.

 

“No quieren seguir mejorando la vida de la gente, la intención de fondo es dar un golpe institucional a la democracia” remarcó Di Tullio en declaraciones al canal CN23.

 

Además recordó que la oposición “se llenan la boca hablando del respeto a las instituciones y lo primero que hacen es reinventarlas y ser absolutamente irrespetuosos” a la par que se preguntó para qué quieren la presidencia de la Cámara.

 

Por su parte, el presidente de la Cámara Baja, Julián Domínguez aprovechó el fin de semana largo y participó ayer de un plenario del PJ en Chacabuco –de donde es oriundo- remarcando sólo en términos electorales que “estamos escuchando a cada bonaerense para sumar su voz a los sueños grandes de la Patria”.

 

Bartolomé Abdala y Ezequiel Atauche, senadores de La Libertad Avanza, durante el debate de la ley ómnibus. 
Germán Martínez y Cecilia Moreau, autoridades de Unión por la Patria. 

También te puede interesar