Política

El plan del Frente Progresista para sumar votos en octubre

Alfonsín y Stolbizer festejaron el tercer lugar en la provincia de Buenos Aires, pero el número obtenido fue menor al esperado. La estrategia dela UCRy el FAP para aumentar el porcentaje de votos será presentarse como la única opción no peronista de la provincia y hará eje en la construcción de una fuerza nacional para 2015. Binner y Cobos bajarían a territorio bonaerense.

Por Gabriela Pepe (*) 

 

El Frente Progresista Cívico y Social relegó a Francisco de Narváez al cuarto puesto en la elección a diputados nacionales por la provincia de Buenos Aires. Esa fue la victoria que Margarita Stolbizer y Ricardo Alfonsín celebraron el domingo, al conocer los resultados de las elecciones. Sin embargo, el 11,13 por ciento fue un número inferior al esperado y ahora todas las conversaciones tienen como eje cuál será la estrategia para sumar más votos en las elecciones de octubre. Los principales dirigentes hablan de la necesidad de mostrarse como la única opción no peronista de la provincia y de nacionalizar la disputa. Después de haber obtenido triunfos arrolladores en sus provincias, Hermes Binner y Julio Cobos podrían sumarse a la campaña en territorio bonaerense para dar su respaldo.

 

El día después de las elecciones, los dirigentes del espacio liderado por Stolbizer y Alfonsín hicieron su análisis de los resultados. “Para la perspectiva que nos querían imponer, el tercer lugar fue muy bueno. Lo que logramos fue muy importante para nosotros. Ahora tenemos que trabajar para mejorar el porcentaje”, dice Juan Carlos Juárez, diputado provincial y referente del Gen.

 

El plan para sumar más votos empezó a delinearse el mismo domingo, cuando Alfonsín destacó sobre el escenario la importancia de “ser el único espacio, demás del Frente parala Victoria, que forma parte de una fuerza nacional”. Las importantes victorias obtenidas por el radicalismo Mendoza y Santa Cruz, los buenos resultados de Tucumán y Chaco, el aplastante triunfo del Frente Progresista de Santa Fe, liderado por Binner, y el aluvión de votos de la alianza UNEN en la Ciudad de Buenos Aires potenciaron la estrategia.

 

“Nuestra fuerza se consolida a nivel nacional”, destacó Stolbizer el domingo por la noche. Esa será la carta que jugará el Frente en la provincia en los dos meses de campaña que quedan por delante. Binner y Cobos, dos presidenciables para 2015, que obtuvieron contundentes triunfos en sus distritos, podrían apoyar la estrategia. “Es probable que hagan actividades en la provincia, eso va a sumar mucho porque a los dos les fue muy bien. La gente debe percibir que lo de Massa es una cosa local, una expresión provincial”, confía un dirigente del espacio.

 

La otra línea de trabajo buscará profundizar la idea de que el Frente es la única fuerza no peronista de la provincia. Desde allí, buscarán restarle votos opositores no peronistas a De Narváez y a Sergio Massa. “El voto de (Martín) Insaurralde es cautivo. Pero es probable que algunos que hayan votado a De Narváez vean que no es alternativa y se sumen a nosotros”, dice un referente provincial. En  el radicalismo también hay quienes arriesgan que el “Colorado” bajaría su candidatura, al verse casi abandonado por su socio Hugo Moyano, que ya estaría manteniendo conversaciones con Massa.

 

El Frente Progresista también apuesta a sumar los votos del espacio Unidad Popular, liderado por Víctor de Gennaro, cuya candidata, Marta Maffei, no alcanzó el piso del 1,5 por ciento. De Gennaro se había distanciado de la estrategia del Frente Amplio Progresista por rechazar el acercamiento con la UCR, pero dejó en claro que apoyará la candidatura de Binner en 2015, con o sin radicales cerca.

 

En los dos meses de campaña que restan, Alfonsín y Stolbizer harán, también, política a la vieja usanza. Sucede que en el espacio que integran consideran que los grandes medios de comunicación los relegaron y le dieron todo su apoyo al intendente de Tigre. “Los medios juegan claramente para Massa y (Mauricio) Macri. Nosotros tendremos que salir a caminar más, a laburar en el conurbano en el contacto con la gente”, explica un hombre cercano a Alfonsín. Es que el voto del Frente Progresista es fuerte en el interior de la provincia, pero comienza a esfumarse en el Gran Buenos Aires, donde el Frente Renovador y el Frente para Victoria juegan fuerte de la mano de los intendentes. El desafío para octubre será quedar más cerca del 20 por ciento esperado, que del 10 al que rozaron ayer.

 

 (*) Periodista/colaboradora de Letra P en la Ciudad de Buenos Aires.

 

espana exige que milei se disculpe por llamar corrupta a la esposa de sanchez
Maximiliano Pullaro a los abrazos, aquí y allá. 

También te puede interesar