Política

Desencajado, Arlía amenazó a periodista: “sos una mierda, te voy a romper la cara”

El ministro de Infraestructura de la provincia de Buenos Aires Alejandro Gaspar Arlía amenazó con “romperle la cara” a un periodista, luego de molestarse por preguntas netamente informativas sobre su rol como funcionario. Notoriamente nervioso y en una actitud patotera, le dijo al colega de NOVA Damián Belastegui: “sos un provocador de mierda y te voy a romper la cara, no me vengas a provocar”, y más: “andá a hacer la denuncia si querés, cagón”. Lamentable.

Fue el último martes al mediodía, en el marco de la inauguración del edificio destinado al Jardín 904 del barrio Las Mandarinas en la ciudad que vio nacer al ministro: Brandsen. Allí, luego del evento, el periodista de NOVA Damián Belastegui se acercó a hablar con el titular de Infraestructura sobre esa inauguración.

 

A medida que le fue preguntando sobre cuestiones relacionadas a la inundación en la ciudad de La Plata del pasado 2 de abril, que dejó más de 50 muertos, Arlía fue poniéndose cada vez más nervioso y su enojo fue creciendo, de manera inentendible. Así, cuando a los 4 minutos de entrevista, el periodista lo consulta acerca de la tragedia en la capital provincial, el ex ministro de Economía da por finalizada la nota abruptamente al mejor estilo Hernán Lorenzino con la periodista griega: “Ya está, gracias. No voy a hablar”.

 

“Voy a hablar si me piden en la Legislatura; siempre estoy a disposición de los diputados, jueces o quien corresponda”, respondió el Secretario General de Peronistas sin Fronteras cuando fue consultado acerca de un posible pedido de interpelación por el bloque radical de la Cámara de Diputados. “Veo que le molesta esta situación”, dijo el periodista, y el ministro le respondió: “vos me molestás. Cortá y hablamos”. Y allí se produjo el quiebre.

 

Según el relato del cronista, “el ministro y cuatro o cinco personas más que respondían a sus órdenes, me llevaron (uno de ellos tomando mi brazo izquierdo) hacía una de las aulas del Jardín, ante la mirada de algunas personas que estaban en el hall. Una vez cerrada la puerta del aula, fui rodeado por estos individuos mientras Arlía, totalmente fuera de sí, comenzó a proferirme insultos y vociferarme amenazante”.

 

“Me venís a provocar. Sos un provocador de mierda y te voy a romper la cara, no me vengas a provocar”, despotricó un Arlía desencajado contra Belastegui, quien se vio totalmente sorprendido por la situación. “Andá a hacer la denuncia si querés, cagón”, continuó el funcionario, quien detalló en un tono coloquial: “te lo digo así clarito: a mí no me rompas las pelotas”.

 

“Te doy un lugar donde nos encontramos y lo resolvemos, si querés”, invitó Arlía a pelear, y prosiguió: “no te hagas el guapo de cartón con un micrófono”, coronando la patética escena de manera aún más soez: “¿sos periodista? sos una mierda, eso sos. Tomátela”.

 

Letra P tiene los audios del momento en donde se escucha de manera muy clara toda aquella situación:

 

Arlía 2

 

Arlía 1

 

Desde ya, desde este portal nos solidarizamos con el colega y repudiamos este lamentable ataque a la libertad de prensa y a la labor de un trabajador.

 

Repudio del Sindicato de Prensa Bonaerense

 

Por su parte  el sindicato de prensa bonaerense lanzó un comunicado repudiando los hechos del Ministro contra el Periodista de Agencia Nova:

 

El Sindicato de Prensa Bonaerense expresa su más enérgico repudio ante las amenazas verbales sufridas por un periodista tras un reciente acto de inauguración de un Jardín de Infantes en la vecina ciudad de Brandsen, en momentos que entrevistaba al ministro de Infraestuctura de la provincia de Buenos Aires, Alejandro Arlía.

 

Además de manifestar nuestra solidaridad con el compañero trabajador de prensa agredido, Damian Belastegui, — quien tiene previsto radicar la denuncia correspondiente ante una fiscalía de Brandsen —, también queremos invitar a la reflexión al ministro, ya que no es la primera vez, que increpa a algún periodista.

 

Al margen de la intensidad con la que el ministro Arlia dice vivir aquellas cuestiones propias de la función pública, resulta inadmisible que porque un trabajador de prensa le haya preguntado por las obras tras la trágica inundación del 2 de abril pasado en La Plata, el ministro le haya pedido apagar el grabador  para después comenzar a proferir todo tipo de insultos e intimaciones. 
Además de manifestar nuestra solidaridad con el compañero trabajador de prensa agredido, Damian Belastegui, — quien tiene previsto radicar la denuncia correspondiente ante una fiscalía de Brandsen —, también queremos invitar a la reflexión al ministro, ya que no es la primera vez, que increpa a algún periodista.

 

Al margen de la intensidad con la que el ministro Arlia dice vivir aquellas cuestiones propias de la función pública, resulta inadmisible que porque un trabajador de prensa le haya preguntado por las obras tras la trágica inundación del 2 de abril pasado en La Plata, el ministro le haya pedido apagar el grabador  para después comenzar a proferir todo tipo de insultos e intimaciones.

 

El Cabildo de Córdoba.
milei, el objetivo final del avance de macri sobre el bullrichismo bonaerense

También te puede interesar