Política

Miles de personas marcharon en varias ciudades del país

Una multitud salió a protestar contra el Gobierno nacional, en la jornada que se denominó como “18 A“. En diferentes puntos de la Capital Federal, en La Plata y otras ciudades importantes de todo el país -como Córdoba, Rosario y San Miguel de Tucumán-, la gente se manifestó con cacerolas, banderas argentinas y diversas leyendas contra Cristina Fernández de Kirchner.

Algunos referentes de la oposición dijeron presente y acompañaron a los manifestantes. La UCR, el PRO y el FAP aportaron a la marcha con legisladores y otros dirigentes importantes.

 

Reclamos por justicia, mayor seguridad y en contra de la corrupción fueron los principales entre los miles de hombres y mujeres que repite una nueva marcha, como el último “8 N“.

 

Es la tercera manifestación en siete meses, convocada a través de las redes sociales, cuyo disparador fue el rechazo a la reforma de la Justicia que impulsa el Gobierno.

 

“Al que quiera protestar, me parece bien”, dijo la Presidenta por su parte previo a su viaje a Perú para participar de la cumbre de la Unasur.

 

En esta nueva marcha, se destacó la participación de la oposición, cuyos principales dirigentes, salvo el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, decidieron movilizarse y prometieron trabajar para la unidad.

 

El líder de la CGT opositora, Hugo Moyano, tampoco estuvo presente, pero  sí fueron dirigentes de todos las fuerzas de la oposición: la UCR, el peronismo opositor, el PRO y FAP.

 

Entre otros, estuvieron Mario Barletta, Ricardo Gil Lavedra, Ricardo Alfonsín, Miguel Bazze, Ricardo Buryaile, Oscar Aguad, Federico Pinedo, Paula Bertol, Cornelia Schmidt Liermann, Pablo Tonelli, Patricia Bullrich, Eduardo Amadeo, Carlos Brown, Alfredo Atanasof, Laura Alonso, Gerónimo Venegas, Silvana Giúdici, Alfonso Prat-Gay, Elisa Carrió, Pino Solanas, Hermes Binner, Humberto Tumini, Victoria Donda, Roy Cortina, Francisco De Narváez, Gustavo Ferrari, Juan Carlos Zabalza, Alicia Ciciliani y Ricardo López Murphy.

 

Según el titular del Centro de Estudios de Opinión Pública, Roberto Bacman, la protesta 18A “no tuvo tanto formato cacerolazo sino que tuvo formato de marcha”. Asimismo, advirtió que no participaron más personas que en ocasiones anteriores, pero la sensación fue distinta porque la gente estuvo en otro lugar: “mucha gente reemplazó el balcón y la esquina de su casa por los lugares de concentración”, dijo en conversación con Radio Provincia.

 

“A medida que la política se meta va a tender más a declinar que a seguir creciendo”, sostuvo y reveló que la protesta sólo tuvo repercusión en ciudades en donde la imagen positiva de Cristina está muy por debajo del promedio de todo el país.

 

En todo el país la Presidenta tiene 52% de imagen positiva y 46% negativam según indicó Bacman.

 

Javier Milei en la cumbre de Vox
Javier Milei y Luis Petri en una base aérea militar

También te puede interesar