X
Rechazo a la participación de productoras privadas en el proyecto del Centro Audiovisual. El gobierno porteño podría ceder el predio El Dorrego a Pol-Ka y Endemol lo que genera el rechazo de vecinos y la oposición que denuncia una negociación entre legisladores del Pro y del Frente para la Victoria.
Redacción 04/12/2013 7:23

Un proyecto de ley mediante el cual se podría transferir un espacio público al sector privado divide las opiniones en la Legislatura porteña. Forma parte de un paquete de medidas que los legisladores del Pro pretendían aprobar antes del recambio legislativo del 10 de diciembre con el apoyo del bloque del Frente para la Victoria, lo que generó el rechazo del resto de la oposición por un presunto pacto y negociación de puestos en diferentes áreas del gobierno.

Se trata del predio conocido como El Dorrego, en Colegiales, ubicado en el corazón de la industria audiovisual porteña donde cuatro poderosas productoras pretenden montar el Centro Metropolitano Audiovisual (CMA) con una inversión cercana a los 140.000.000 de pesos. Aunque el debate del proyecto en el recinto se postergó para el año próximo es tema de conversación en los pasillos de Bolívar 1.

Los legisladores salientes del kirchnerismo, con Juan Cabandié a la cabeza, dejaron instrucciones precisas a sus reemplazantes del FpV de votar por la afirmativa sin poner objeciones. Lo mismo hicieron en el macrismo donde el jefe del bloque, Fernando de Andreis -quien estará a cargo del Ente de Turismo de la Ciudad cuando deje su banca- preparó el terreno para que el proyecto sea tratado durante las primeras sesiones de 2014.

Aunque el plan incluye la construcción de áreas que serán ocupadas por distintas dependencias del Gobierno de la Ciudad, un parque y otros espacios de uso público, hay quienes alertan sobre las irregularidades de un posible acuerdo entre el Estado y el sector privado. Pol-Ka, Endemol, Mandarina y Kapow son las productoras que presentaron un proyecto declarado de Interés Público mediante el decreto 68/13 del 21 de febrero pasado.

Menos de un mes después, el 11 de marzo, el Gobierno porteño elevó un proyecto de ley que autorizaría al Poder Ejecutivo a “transferir el predio El Dorrego a quien resulte adjudicatario de la licitación pública”.

El lugar en cuestión está delimitado por las calles Dorrego, Freire, Concepción Arenal y Zapiola, un total de 8.900 metros cuadrados donde se edificarían 26.335 m² que ocuparían una superficie de pisada de 4.490 m². La propuesta es construir estudios y sets de filmación, playa de maniobras, dos auditorios de 500 butacas cada uno, un centro comercial, oficinas administrativas, espacios de formación profesional, 25 cocheras y un área gastronómica. En total 8.674 m² quedarán para el Gobierno porteño y el resto será de uso privado.

 “La Ciudad no está lucrando. El proyecto se debatirá en la Legislatura, que es autónoma para aprobarlo o no. Si se aprueba, sale la licitación. Estas productoras no ganaron nada, pero al presentar un plan, corren con ventaja”, explicó el subsecretario de Industrias Creativas del Ministerio de Desarrollo Económico, Enrique Avogadro. El proyecto, dijo, “tiene que ser perpetuo para el desarrollo de la industria audiovisual y mixto, entre el Estado y el sector privado”.

Cine y oficinas

Bajo los grandes tinglados de El Dorrego se realizaron algunas actividades culturales como el festejo de los 150 años de Colegiales el 21 de septiembre pasado. Allí también tuvo lugar, hace pocas semanas, la feria Masticar. Y hace pocos días se organizó una campaña solidaria de donación de sangre. El predio también es utilizado por productoras independientes para filmar películas o comerciales. “El año pasado estuvieron entrenando para el aquadance  de [Marcelo] Tinelli. También se hizo un casting del programa Cuestión de peso”, recordó un guardia.

Allí se encuentran las oficinas del gobierno porteño relacionadas con la industria audiovisual. Y el instituto privado Buenos Aires Comunicación (BAC), una escuela de cine, televisión y nuevos medios. “Funciona desde hace un tiempo como parte de un acuerdo para darle visibilidad al espacio”, contó Avogrado. “Para nosotros El Dorrego ya es el centro del distrito audiovisual”.

El funcionario explicó que antes de elaborar el proyecto lo presentaron en distintas asociaciones barriales para explicárselo a los vecinos. Además contó que cuenta con la adhesión de las cámaras y las pymes de la industria. Sin embargo, no todos están a favor. “Es una irresponsabilidad muy grande ceder de esta forma una manzana que fue ganada. Allí vivían 15.000 personas y fue recuperada para los vecinos”, recordó Carlos Funes, comunero de la Junta Comunal de la Comuna 13 por el Frente para la Victoria, haciendo referencia al asentamiento que ocupaba el predio.

Funes, junto a su colega Julieta Costa Díaz, elaboró un proyecto de declaración presentado a la Junta solicitando que “se instrumenten las gestiones necesarias para establecer un proceso de decisión participativa acerca del destino y finalidad de los terrenos”. Según dijo hay vecinos que plantearon convertir el predio en un espacio verde o que se utilice para los microemprendedores audiovisuales. “¿Por qué cederlo a las productoras más grandes?”, se preguntó.

Por espacios verdes

Destinado a los siete integrantes de la Junta Comunal, el Consejo Consultivo -un grupo de vecinos que participa y controla las decisiones de los comuneros- elevó una nota en la que manifestó “enfáticamente su oposición al proyecto de ley” y denuncia el “flagrante incumplimiento de la ley 1777” que establece el funcionamiento de las Comunas. El mismo documento fue presentado a todos los legisladores el 25 de septiembre pasado.

 “En Colegiales todavía quedan tierras públicas que podrían servir para paliar el enorme déficit de espacios verdes que tiene el barrio. Lo que queda tiene que ser de espacio público y verde”, exclamó Gustavo Beade, miembro del Consejo Consultivo del barrio que se reúne tres veces por mes y con la asistencia de hasta 100 vecinos. “Nadie está en contra de que se desarrolle la industria audiovisual, pero que los empresarios se instalen en terrenos privados, no en públicos. Para nosotros es una necesidad vital que se conserve un espacio verde”, agregó.

En base a esta necesidad fue que surgió, en 2011, un proyecto que pedía la rezonificación del predio a UP/Urbanización Parque, con una reserva del 15% para desarrollar una actividad cultural. Entidades como la  Fundación Biro, la Escuela de Sol, la Escuela Argentina de Inventores y el Foro Argentino de Inventores manifestaron su deseo de instalar en esa porción un Museo de Inventos Argentinos. Pero el deseo no se concretó.

“Los que se oponen a este desarrollo son los mismos que se oponen al progreso, que se oponen a los túneles, que se oponen al Metrobus”, enfatizó Gustavo Acevedo, presidente de la Comuna 13 en representación del Pro, defendiendo el proyecto. “Es imposible que el Estado se haga cargo de un proyecto de 140 millones de pesos. Acá habrá una fusión entre el sector privado y el público en donde la Comuna también gana”, argumentó.

C.E.M.

@Letra_P

1 comentario en Denuncian que Macri quiere ceder un predio a Pol-Ka y Endemol

  1. Tatiana Responder

    12/12/2013 en 14:55

    El único espacio verde cerca es la Plaza Mafalda que ya tiene denuncias de sobra por su mal estado, suciedad, y peligros en el arenero para niños. Cuando las vecinas denunciamos nos dijeron que la plaza era responsabilidad de “Canal 9″. Si un privado no se hace cargo de limpiar una plaza, no me quiero imaginar lo que puede pasar con El Dorrego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Denuncian que Macri quiere ceder un predio a Pol-Ka y Endemol

Rechazo a la participación de productoras privadas en el proyecto del Centro Audiovisual. El gobierno porteño podría ceder el predio El Dorrego a Pol-Ka y Endemol lo que genera el rechazo de vecinos y la oposición que denuncia una negociación entre legisladores del Pro y del Frente para la Victoria.

Un proyecto de ley mediante el cual se podría transferir un espacio público al sector privado divide las opiniones en la Legislatura porteña. Forma parte de un paquete de medidas que los legisladores del Pro pretendían aprobar antes del recambio legislativo del 10 de diciembre con el apoyo del bloque del Frente para la Victoria, lo que generó el rechazo del resto de la oposición por un presunto pacto y negociación de puestos en diferentes áreas del gobierno.

Se trata del predio conocido como El Dorrego, en Colegiales, ubicado en el corazón de la industria audiovisual porteña donde cuatro poderosas productoras pretenden montar el Centro Metropolitano Audiovisual (CMA) con una inversión cercana a los 140.000.000 de pesos. Aunque el debate del proyecto en el recinto se postergó para el año próximo es tema de conversación en los pasillos de Bolívar 1.

Los legisladores salientes del kirchnerismo, con Juan Cabandié a la cabeza, dejaron instrucciones precisas a sus reemplazantes del FpV de votar por la afirmativa sin poner objeciones. Lo mismo hicieron en el macrismo donde el jefe del bloque, Fernando de Andreis -quien estará a cargo del Ente de Turismo de la Ciudad cuando deje su banca- preparó el terreno para que el proyecto sea tratado durante las primeras sesiones de 2014.

Aunque el plan incluye la construcción de áreas que serán ocupadas por distintas dependencias del Gobierno de la Ciudad, un parque y otros espacios de uso público, hay quienes alertan sobre las irregularidades de un posible acuerdo entre el Estado y el sector privado. Pol-Ka, Endemol, Mandarina y Kapow son las productoras que presentaron un proyecto declarado de Interés Público mediante el decreto 68/13 del 21 de febrero pasado.

Menos de un mes después, el 11 de marzo, el Gobierno porteño elevó un proyecto de ley que autorizaría al Poder Ejecutivo a “transferir el predio El Dorrego a quien resulte adjudicatario de la licitación pública”.

El lugar en cuestión está delimitado por las calles Dorrego, Freire, Concepción Arenal y Zapiola, un total de 8.900 metros cuadrados donde se edificarían 26.335 m² que ocuparían una superficie de pisada de 4.490 m². La propuesta es construir estudios y sets de filmación, playa de maniobras, dos auditorios de 500 butacas cada uno, un centro comercial, oficinas administrativas, espacios de formación profesional, 25 cocheras y un área gastronómica. En total 8.674 m² quedarán para el Gobierno porteño y el resto será de uso privado.

 “La Ciudad no está lucrando. El proyecto se debatirá en la Legislatura, que es autónoma para aprobarlo o no. Si se aprueba, sale la licitación. Estas productoras no ganaron nada, pero al presentar un plan, corren con ventaja”, explicó el subsecretario de Industrias Creativas del Ministerio de Desarrollo Económico, Enrique Avogadro. El proyecto, dijo, “tiene que ser perpetuo para el desarrollo de la industria audiovisual y mixto, entre el Estado y el sector privado”.

Cine y oficinas

Bajo los grandes tinglados de El Dorrego se realizaron algunas actividades culturales como el festejo de los 150 años de Colegiales el 21 de septiembre pasado. Allí también tuvo lugar, hace pocas semanas, la feria Masticar. Y hace pocos días se organizó una campaña solidaria de donación de sangre. El predio también es utilizado por productoras independientes para filmar películas o comerciales. “El año pasado estuvieron entrenando para el aquadance  de [Marcelo] Tinelli. También se hizo un casting del programa Cuestión de peso”, recordó un guardia.

Allí se encuentran las oficinas del gobierno porteño relacionadas con la industria audiovisual. Y el instituto privado Buenos Aires Comunicación (BAC), una escuela de cine, televisión y nuevos medios. “Funciona desde hace un tiempo como parte de un acuerdo para darle visibilidad al espacio”, contó Avogrado. “Para nosotros El Dorrego ya es el centro del distrito audiovisual”.

El funcionario explicó que antes de elaborar el proyecto lo presentaron en distintas asociaciones barriales para explicárselo a los vecinos. Además contó que cuenta con la adhesión de las cámaras y las pymes de la industria. Sin embargo, no todos están a favor. “Es una irresponsabilidad muy grande ceder de esta forma una manzana que fue ganada. Allí vivían 15.000 personas y fue recuperada para los vecinos”, recordó Carlos Funes, comunero de la Junta Comunal de la Comuna 13 por el Frente para la Victoria, haciendo referencia al asentamiento que ocupaba el predio.

Funes, junto a su colega Julieta Costa Díaz, elaboró un proyecto de declaración presentado a la Junta solicitando que “se instrumenten las gestiones necesarias para establecer un proceso de decisión participativa acerca del destino y finalidad de los terrenos”. Según dijo hay vecinos que plantearon convertir el predio en un espacio verde o que se utilice para los microemprendedores audiovisuales. “¿Por qué cederlo a las productoras más grandes?”, se preguntó.

Por espacios verdes

Destinado a los siete integrantes de la Junta Comunal, el Consejo Consultivo -un grupo de vecinos que participa y controla las decisiones de los comuneros- elevó una nota en la que manifestó “enfáticamente su oposición al proyecto de ley” y denuncia el “flagrante incumplimiento de la ley 1777” que establece el funcionamiento de las Comunas. El mismo documento fue presentado a todos los legisladores el 25 de septiembre pasado.

 “En Colegiales todavía quedan tierras públicas que podrían servir para paliar el enorme déficit de espacios verdes que tiene el barrio. Lo que queda tiene que ser de espacio público y verde”, exclamó Gustavo Beade, miembro del Consejo Consultivo del barrio que se reúne tres veces por mes y con la asistencia de hasta 100 vecinos. “Nadie está en contra de que se desarrolle la industria audiovisual, pero que los empresarios se instalen en terrenos privados, no en públicos. Para nosotros es una necesidad vital que se conserve un espacio verde”, agregó.

En base a esta necesidad fue que surgió, en 2011, un proyecto que pedía la rezonificación del predio a UP/Urbanización Parque, con una reserva del 15% para desarrollar una actividad cultural. Entidades como la  Fundación Biro, la Escuela de Sol, la Escuela Argentina de Inventores y el Foro Argentino de Inventores manifestaron su deseo de instalar en esa porción un Museo de Inventos Argentinos. Pero el deseo no se concretó.

“Los que se oponen a este desarrollo son los mismos que se oponen al progreso, que se oponen a los túneles, que se oponen al Metrobus”, enfatizó Gustavo Acevedo, presidente de la Comuna 13 en representación del Pro, defendiendo el proyecto. “Es imposible que el Estado se haga cargo de un proyecto de 140 millones de pesos. Acá habrá una fusión entre el sector privado y el público en donde la Comuna también gana”, argumentó.

C.E.M.

@Letra_P