Política

Tellechea se refugió en 678 pero no se defendió de los cargos que le imputan

El intendente de Necochea Horacio Tellechea, nuevamente suspendido por el Concejo Deliberante de aquella ciudad, visitó el programa oficialista de la TV pública para brindar su versión de la situación que está atravesando, casi al borde de la destitución. Volvió a atacar a los medios de comunicación y a los concejales opositores, ligándolos nuevamente con el dirigente Gerónimo Venegas, a quienes acusó de tener intenciones golpistas. Cuando los periodistas le dieron espacio en más de una ocasión para que se defienda y responda concretamente por las 13 imputaciones en su contra, esquivó las respuestas y reiteró su postura del golpe institucional en su contra.

“Lo que a mí me pasa en Necochea es ni más ni menos como los embates que viene sufriendo la Presidenta a lo largo de la gestión. Prueba de ello fue el 20 de diciembre, donde Venegas, Moyano y el radicalismo compartieron un palco en Plaza de Mayo, una corporación absolutamente inentendible”, arrancó diciendo Tellechea, comparando y poniendo al mismo nivel el gobierno municipal que él comanda con el gobierno nacional.

 

Luego, comentó “el orgullo, la suerte y el privilegio de haber sido convocado por Néstor Kirchner”, y en esa tónica se refirió en todo momento a que lo quieren destituir precisamente por pertenecer al proyecto nacional. “Lo que no se bancan algunos sectores es que un hombre del kirchnerismo y el proyecto nacional esté gobernando Necochea”, disparó.

 

Entonces, atacó nuevamente a los medios de comunicación, principalmente a Clarín y TN –haciendo referencia a la noticia de la pileta Pelopincho inaugurada en la localidad de Ramón Santamarina la primera semana de enero-, y se victimizó hablando de “un fusilamiento mediático, pero que a mí me enaltece”.

 

Volvió a responsabilizar de esta situación que le toca atravesar al concejal radical Alberto Esnaola, ligándolo una vez más con el dirigente gremial oriundo de Necochea Gerónimo Venegas.

 

Los integrantes del panel de 678 le preguntaron en más de una vez por las cuestiones concretas de las denuncias –son 13 cargos que se le imputan y más de 70 irregularidades-. Él esquivó las respuestas, refiriéndose exclusivamente a su versión del golpe en su contra y el ataque de los grandes medios de comunicación. “Nos hemos encontrado con esta oposición destructiva que nos impide gobernar, que ha tenido denuncias mediáticas, siempre apareciendo en Clarín, desde el día de las elecciones”, recordó, y agregó que “desde que asumimos, hasta la fecha, hemos tenido embates permanentes de esta corporación integrada por ellos, y por algunos sicarios de la tinta que inventan historias”.

 

En una de las preguntas que le hicieron, brindándole su espacio para que se defienda exclusivamente de las graves acusaciones que le imputaron tras una extensa investigación, Tellechea comenzó explicando la licitación pública nro 1 de la compra de aparatología hospitalaria, “que luego sirvió para este show mediático”, pero lejos de ahondar en ese episodio, no hizo referencia alguna a las irregularidades que la oposición detectó, luego denunció, y luego calificó como “graves”. En cambio, sí hizo mención a “varias irregularidades” en la conformación de la Comisión Investigadora, pero no agregó ningún detalle a su versión.

 

Incluso, casi interrumpiéndolo le repreguntaron: “más allá de sus palabras contra los medios y cómo lo han tratado ¿cuáles son sus palabras concretas de defensa para decir que lo que le imputan es injusto?”, y ahí volvió a hablar de la intención golpista de la oposición, a lo que la periodista le insistió para que brinde sus explicaciones concretas referidas a los delitos que le imputan, y Tellechea dijo que “ya lo hemos presentado”.

 

“La voluntad del pueblo no se puede soslayar”, dijo en un pasaje, y poéticamente se refirió a los “comunicadores de la incomunicación y moralistas de lo inmoral que se jactan de decir que son defensores de la libertad de expresión”, continuando en la tónica que allá por octubre y noviembre del año pasado también habían manifestado varios dirigentes, funcionarios y personalidades, como el gobernador Daniel Scioli, su vice Gabriel Mariotto y ministros del Ejecutivo bonaerense.

 

Lo cierto es que nuevamente Tellechea está suspendido y volverá a apelar, como ocurriera a fines del año pasado. Tiene cinco días para hacerlo. En Necochea el clima está expectante, y los ciudadanos están en el medio de las versiones oficialistas de los “intentos golpistas” y el resultado final del trabajo que realizaron los concejales de la oposición, que insisten en que el jefe comunal debe explicarle a la población concretamente cuál es su defensa de los 13 cargos que se le imputan, “cosa que aún todavía no pudo hacer con claridad”, aseguran.

 

José Alperovich rumbo a la cárcel
Rogelio Frigerio encabezando el encuentro donde se presentó el comienzo del dialogo para la reforma política.

También te puede interesar