Política

La misteriosa explosión en Esteban Echeverría: ¿horno pizzero o algo que cayó del cielo?

Se cumple un año –precisamente el 26 de septiembre de 2011- de aquel suceso que acaparó la atención de muchos y se pareció por momentos a una película de ciencia ficción. Los vecinos de la localidad de 9 de Abril, en el partido de Esteban Echeverría, fueron testigos de algo que en ese momento fue catalogado simplemente como una explosión, con fuego y casas rotas. Murió una persona y varias más resultaron heridas a causa de que “estalló un horno pizzero por acumulación de mucho gas”, según las autoridades. Lo cierto es que con el correr del tiempo son varios los testigos que dudan de esas versiones, ya que aseguran haber visto “algo” caer del cielo.

La misteriosa explosión fue exactamente en la calle Vernet entre Los Andes y Garreador, y fue tan potente que hubo escombros hasta a dos cuadras de distancia. Desde un primer momento la confusión fue tan grande que hubo de todas las versiones. Los mismos vecinos del lugar, consternados, testificaron ante la policía ofreciendo muchos relatos. Indudablemente, los más sorprendentes fueron los que indicaban que no había sido una simple explosión por un accidente hogareño, sino que “algo había caído del cielo”.

 

Lo cierto es que tanto la policía como los bomberos se limitaron a realizar los trabajos rutinarios en este tipo de casos, y no mucho más. Pero la duda seguía flotando en el aire, y más aún cuando durante los días posteriores se hicieron presente en el lugar vehículos extraños con maquinaria extravagante e incluso personas que hablaban en inglés, inspeccionando el lugar de los hechos.

 

Fue el mismísimo ministro de Justicia y Seguridad Ricardo Casal quien dejó abierta la puerta para tornar el incidente como algo sospechoso: “las hipótesis van desde una explosión hasta algo extraño. No se descarta nada, hay que analizar”, dijo. “Pudo haber sido un meteorito o cualquier otra chatarra espacial”, también comentó el coordinador del área de Astronomía del Planetario, Mariano Ribas.

 

“Volvía de un cumpleaños de 15 y apenas terminé de cerrar la puerta, vi una luz y una explosión que tiró todo abajo”; “en mi casa se rajaron todas las paredes y se cayó parte del techo, apenas pude salir vi gente corriendo por la calle, mucho olor a azufre y nada de fuego”; “me desperté con el ruido infernal y me llevé a mi familia de acá, cuando volví noté que el poste estaba con fuego en la punta y ardió durante muchas horas hasta que lo apagaron”; “cuando salí vi eso y pensé que estaban todos muertos”, son algunos de los testimonios de los vecinos de aquella cuadra, publicados en 24CON.

 

El informe oficial presentado por los investigadores –que llamativamente para esta misma gente trabajaron con gran rapidez, en un operativo casi insólito para limpiar el lugar- expuso que la principal hipótesis fue la explosión de un horno pizzero a raíz de una mala conexión. Ahora bien, ni el horno ni las garrafas explotaron: fueron retirados intactos del lugar.

 

Los días pasaron y las certezas de lo ocurrido en Esteban Echeverría no las tiene nadie. Hasta se denunciaron escuchas telefónicas entre los estudiosos del fenómeno ovni que charlaron con los vecinos, y posteriores amenazas para callar y no difundir las conclusiones. Hoy, a un año de aquel suceso, los investigadores se siguen preguntando lo mismo y todavía no encuentran la respuesta final.

 

Fotos: La Nación

 

Massa con Bertoldi, Castelli y Villone, el terceto que le da forma al nuevo oficialismo neuquino que comandará Figueroa. 
pollo sobrero: se viene la barbarie capitalista o el gran ascenso obrero

También te puede interesar