Economía

Moreno ratificó las cifras del Indec: “la inflación es la que oficialmente está midiendo el Gobierno”

En conversación con la revista del Partido Comunista, el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, dijo que las cifras de inflación no oficiales benefician a los bancos, ya que a partir de esos datos cobran tasas de interés “usurarias”. “A los ataques, les contestamos con felicidad”, sostuvo al asegurar que la inflación oficial es la que mide el Gobierno a través del Indec.

“Mientras los consultores de los bancos sigan señalando que la inflación está entre el 30% y el 35%, sus clientes -o sea los bancos- pueden cobrarle a las empresas un 40% de tasa de interés, por lo cual si la inflación es el 35% y yo te cobro un 40% aparentemente, te estoy cobrando poco de tasa de interés. Ahora, si la tasa de interés es del 40% y la inflación es de un 10%, la tasa que te estoy cobrando es de usura”, explicó el funcionario al que revista calificó como “compañero Moreno”.

 

“Cuanto más alta es la inflación, más alto pueden cobrar los intereses. Ahora, los intereses te los cobran, y la inflación dicen que es; finalmente la ganancia se la terminan llevando ellos”, aseguró

 

Moreno ratificó que las cifras difundidas por el Indec son veraces, a pesar de la críticas de medición del Índice de Precios al Consumidor. “La Presidente fue muy clara cuando dijo que es inmanejable un país con una inflación por encima del 15, 18 o 20%. La inflación es la que oficialmente está midiendo el Gobierno, en algunos sectores puede ser mayor, en otros menor, naturalmente el promedio es este que estamos dando”, sostuvo y dijo que las ofertas de carne que ofrecen los hipermercados durante los fines de semana mantienen los valores del 2010.

 

Siempre se dijo que en la Argentina -prosiguió- la inflación estaba impulsada (y así fue) por el precio de la carne. No puede ser que si ahora el precio de la carne sigue siendo el de hace 2 años, estemos hablando de una inflación del 35%, es un disparate. Que tenemos que mejorar todavía no amerita a decir que tenemos un proceso inflacionario descontrolado”.

 

“Es parte de este clima de desestabilización; porque cambia el humor, la gente se retrae, baja el consumo, nos quieren llevar a un proceso recesivo. No les vamos a dar el gusto (…) A los ataques, le contestamos con felicidad”, terminó en referencia a las mediciones disonantes.

 

Inflación: filas de automóviles frente a las estaciones de servicio
La caída de la industria se profundizó con Javier Milei

También te puede interesar