Política

Cómo quedan los Municipios cuando se van los intendentes “vitalicios”

Limitar la reelección indefinida de los intendentes de la provincia es un tema que siempre genera polémica. Desde hace años ya se empezaron a escuchar las primeras voces, que a favor o en contra se expresaban al respecto.  En la actualidad la legislación vigente permite que los jefes comunales sigan en el cargo de manera consecutiva por periodos ilimitados.

 

Este estado normativo dio origen a intendentes cuasi “vitalicios”, que se perpetuaron en el poder por décadas. Tal vez el caso más paradigmático sea el del recordado Manuel Quindimil  que gobernó la localidad de Lanús durante 27 años en los periodos 1973-1976 y 1983-2007.“Limitar la reelección indefinida de los intendentes es una gran equivocación, mi éxito reside en la reelección. No voy a dejar obras por la mitad” argumentaba el dirigente fallecido, cuando empezaba a sonar la posibilidad.

 

Las elecciones de octubre marcaron la fecha de vencimiento a gobiernos que ostentaban el poder desde hace décadas.

 

En las últimas elecciones de Octubre algunos intendentes que ejercían el poder desde hacía años, perdieron en sus municipios, dando fin en muchos casos a hegemonías partidarias.

 

Así por ejemplo el intendente de Necochea Daniel Anselmo Molina de UDESO, que era electo desde el año 1991, perdió su cargo en manos del Kirchnerista Horacio Telechea que 42, 12 %  se impuso ampliamente sobre Molina que obtuvo el 15,83.

 

Un caso similar se vivió en Vicente López donde Enrique García , más conocido como el “japonés” ejerció el cargo de intendente en los años 1991, 1995, 1999, 2003 y 2007y perdió finalmente este años las elecciones obteniendo el 34% de los votos contra el 38% de Jorge Macri, primo del Jefe de Gobierno Porteño ,Mauricio Macri.

 

En esta misma línea se presenta el municipio de San Martin, donde el intendente Ricardo Ivoskus electo de 1999 hasta 2003, dejará su cargo para darle paso al Kirchnerista Gabriel Katopodis que derrotó a Ivoskus hijo, terminando así con 12 años de gestión radical.

 

Igual situación se repite en Bolívar, Azul y Castelli. En estas ciudades, Eduardo Bucca, José Inza y Francisco Echarren respectivamente,  ganaron  en sus distritos dieron fin a gobiernos radicales de varías años.

 

En  este escenario, la senadora de la coalición cívica María Isabel Gainza  presentó un proyecto para impulsar la modificación del artículo tercero del Decreto Ley 6.769/58 con el objetivo de limitar la reelección de los intendentes en la provincia de Buenos Aires.

 

“La reelección indefinida no hace más que estimular fenómenos de fuerte personalismo, en los que el caudillismo se coloca por encima de los partidos políticos, contrariando el paradigma constitucional que ubica a estos últimos como ‘instituciones fundamentales del sistema democrático’”, sostiene la senadora al momento de dar sus argumentos.

 

Por el otro lado los denominados “cacices del conurbano” hicieron conocido su descontento. El líder de Tres de Febrero, Hugo Curto, dijo en su momento “Lo que quieren es limitar los mandatos de la gente, pero no se dan cuenta de que a los intendentes que trabajan para la comunidad les van a responder con su voto”. Además, el jefe comunal que lleva veinte años en el cargo dice que “la mejor limitación que puede tener un político es el voto, no una ley que es marginal y discriminatoria.”

 

La discusión está planteada, resta saber si el proyecto prospera o se archiva en un cajón porque la presión es más fuerte.  Mientras tanto los resultados de octubre marcaron una tendencia clara: la gente le puso fin a la reelección en varios distritos.

 

Bartolomé Abdala y Ezequiel Atauche, senadores de La Libertad Avanza, durante el debate de la ley ómnibus. 
Germán Martínez y Cecilia Moreau, autoridades de Unión por la Patria. 

También te puede interesar