NUEVO GOBIERNO | EL AJUSTE

La era de hielo de Javier Milei comienza con el turismo

Reservas congeladas, aumentos de 300% para veranear y una temporada en riesgo. Sin responsable a cargo, la gestión libertaria deja a la deriva un sector clave.

La era de hielo de Javier Milei comienza con el turismo. Así lo advierten las operadoras turísticas que pronostican una temporada veraniega complicada en los destinos vacacionales principales del país después del fogonazo inflacionario provocado por el Caputazo y por el desinterés que, aseguran, demuestra la administración libertaria por un sector que es considerado una pieza fundamental del motor de la economía.

El turismo representa entre el 6 y 8% del Producto Bruto Interno (PBI) del país y emplea a más de 600 mil personas en forma directa y otras tantas indirectas. Incluso la ley ómnibus que Milei envió al Congreso tiene un capítulo dedicado al turismo, aunque no apunta a su promoción, sino a retirar el apoyo estatal a empresas que construyan hoteles de lujo en ciudades de provincias alejadas y a prohibir la realización de obras públicas relacionadas con esta actividad.

“Dejar a la deriva a este sector estratégico del país no es de liberales, es de ignorantes y dogmáticos”, escribió en su cuenta de Twitter el ex ministro de Turismo y Deporte, Matías Lammens y aseveró: “Tener destinos vacíos no es gratis: son empresas que cierran, empleos que se pierden”.

https://publish.twitter.com/oembed?url=https%3A%2F%2Ftwitter.com%2FMatiasLammens%2Fstatus%2F1742195013994357016&partner=&hide_thread=false

El comentario del ministro de la gestión saliente en cuanto a que el sector está a la deriva es literal, ya que la administración libertaria -apuntan quienes la critican- todavía no nombró al sucesor de Lammens. En un primer momento se mencionó para la Subsecretaría de Turismo a Yanina Rodríguez, ex funcionaria del gobierno de Alberto Fernández, pero la designación no fue oficializada. Turismo y Deportes figuran en el organigrama del Ministerio del Interior a cargo de Guillermo Francos.

Aumentos de 300% para veranear

En Mar del Plata almorzar cuesta unos $6.000 por persona, sin bebida ni postre; y para desayunar un café con una medialuna se necesitan $1.800. Un tenedor libre cuesta $11.000 per cápita. En los balnearios, un almuerzo básico cuesta $8.500 y un choclo o un pancho en la playa $2.000.

Damián Di Pace, de la consultora Focus Market, elaboró un informe para Educación Financiera Naranja X en el que estimó que una familia tipo compuesta por cuatro personas que viajan en avión y se quedan 14 noches en un hotel de 3 estrellas de Mar del Plata tiene que pagar $3.286.000. "Para el bolsillo del turista local los aumentos son de un 270% más que en diciembre de 2022”, precisó.

En Bariloche, un grupo familiar con el mismo número de integrantes debe pagar $5.185.300, un aumento del 445% en relación con el año anterior; y si el destino elegido es Iguazú el costo de un paquete vacacional de 14 días es de $3.167.600, un 218% más que en 2022.

mar del plata.jpg
Javier Milei y unas temporada veraniega en construcción

Javier Milei y unas temporada veraniega en construcción

Verónica Berasueta, vicepresidente del Colegio de Martilleros de Mar del Plata afirmó que la oferta extra-hotelera está en un 70% de su capacidad, un 10% menos que el año pasado para esta fecha. “Históricamente comienza a moverse a partir del 6 de enero. Este año tenemos alquileres de cinco días”, anticipó en declaraciones a radio La Red. Asimismo, indicó que un departamento de un ambiente se paga $150.000 o $200.000 la semana; y que la sombrilla por día cuesta $40 mil y la carpa $50.000.

Destinos populares, a la baja

El responsable de Turismo de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME), Gregorio Werchow, le dijo a Letra P que “la temporada mejoró desde el fin de año; arrancó del medio para arriba y va a durar hasta febrero, pero después del carnaval se termina todo”.

El secretario de Turismo de Monte Hermoso, Franco Gentili admitió: “Estamos en un 70% y caímos más del 25% respecto del año pasado" y confió en que van a salvar la temporada con "el turismo de fin de semana”. En la playa del sur bonaerense hubo aumentos del 120%: una casa para cuatro personas cuesta $80.000 por día; una habitación de hotel, $70.000 promedio; y una cena para una familia ronda los $50.000.

Gustavo Barrera, intendente de Villa Gesell escribió en su cuenta de la red social X (exTwitter) y también declaró en Radio Provincia que “la temporada corre riesgo” en ese destino vacacional y agregó: “Las reservas se paralizaron y muchas se cayeron, hay un 60% para enero cuando en estos últimos años, a esta altura, llegábamos al 100". En 2022, la ciudad fue el tercer destino vacacional de Argentina con dos millones de turistas.

https://publish.twitter.com/oembed?url=https%3A%2F%2Ftwitter.com%2FBarreraGusOk%2Fstatus%2F1742234305944764915&partner=&hide_thread=false

“Pinamar, Mar de las Pampas, Cariló, están arriba del 80%, mejoraron”, dijo a Letra P un consultor turístico y advirtió: “La baja de la demanda se da en destinos más populares”.

Diferencias de apreciación

Bernardo Martín, presidente del Ente Municipal de Turismo y Cultura marplatense relativizó la merma en el número de turistas: “No se ha registrado una disminución en las reservas y la ocupación hotelera está en un 74%”, evaluó. El ente turístico también informó que para fin de año llegaron a más de 165.000 personas, un 13% más que en 2022.

“Puede ser que se estén inflando algunos números, pero hay que ver cómo sigue enero”, dijo un empresario hotelero consultado por Letra P.

La presidenta de la Asociación de Hoteles de Turismo de Argentina (AHT), María Ferrucci, afirmó que “los hoteles registran actualmente menor demanda proyectada para los meses de enero y febrero 2024″.

matias lammens: el previaje es la politica publica mas relevante en la historia del turismo argentino
gustavo hani: nos preocupan los planes que tiene milei para el turismo

También te puede interesar