SANTA FE EN LLAMAS

Comunión (sin foto) entre Maximiliano Pullaro y Patricia Bullrich para encauzar la lucha narco

El gobernador logró alinear el trabajo con la Nación después de la ola de crímenes y la tensión por el despliegue de fuerzas en Rosario. El MPA, en fila.

De una vez por todas pudieron aunar voluntades y acomodar un desorden notorio aunque solapado. La tensión entre provincia y Nación por el despliegue de fuerzas federales -y esquirlas por el fracaso de la ley ómnibus- era cuanto menos inconveniente en momentos en que las organizaciones criminales mataron a dos taxistas, un colectivero y un playero, en un mensaje mafioso hacia la comunidad y al propio gobierno provincial por endurecer las condiciones de reclusión.

“Todos entendieron que no había margen para estar divididos”, reconocieron desde el pullarismo. También le dan crédito al gobernador al destacar su faceta de “componedor”. El radical logró comunión política y trazar su línea de trabajo, algo indispensable para su pretensión de bajar la violencia.

Maximiliano Pullaro baja línea

Este martes seis personas fueron detenidas en el marco de 30 allanamientos realizados en Rosario, que desde el gobierno provincial y el MPA celebraron como "avances fundamentales" en la investigación. Sin ofrecer detalles sobre si dieron con los autores materiales o intelectuales después de un largo mes, el mensaje en conferencia de prensa fue demostrar esa combinación política mencionada. Ni Pullaro ni Bullrich estuvieron, delegaron la foto para segundas líneas.

“Debo señalar que se logró lo que defino como madurez interinstitucional en el trabajo porque el MPA trabajó intensamente con el Ministerio de Seguridad y Justicia, provincial y nacional”, dijo la fiscal general del MPA, María Cecilia Vranicich apenas abrió la conferencia.

allanamientos.jpg
El gobierno de Maximiliano Pullaro celebró los allanamientos con seis detenidos claves.

El gobierno de Maximiliano Pullaro celebró los allanamientos con seis detenidos claves.

No se señala más

El ministro de Seguridad, Pablo Cococcioni profundizó la idea: “Se terminaron los tiempos donde la responsabilidad era del otro, se terminó echarle la culpa al de al lado. Todo el arco político está alineado”. En representación de la ministra Patricia Bullrich estuvo un director: Germán Pugnaloni, encargado de la Dirección Nacional de Prevención del Delito.

Claro que es lógico y lo mínimo esperable de parte de la dirigencia política un trabajo sin peleas políticas en un objetivo tan dramático como el de la lucha narcocriminal. Sin embargo, los intereses mancharon toda coordinación en seguridad durante años, sobre todo las primeras gobernaciones del socialismo con el kirchnerismo en Nación, y más cerca la gestión de Omar Perotti que no logró conexión con el Frente de Todos al que pertenecía.

Ese es el logro que se carga Pullaro. El otro, y el realmente importante, será bajar efectivamente los índices de violencia. Algunos números empezaron a trascender sobre la baja de crímenes aunque en la provincia prefieran no publicarlos directamente por si tropieza en el futuro y por la carga de los homicidios de principios de marzo. En cada uno de los primeros meses del año los homicidios bajaron a más de la mitad en comparación con 2023. Durante los primeros cuatro meses y monedas del gobierno de Perotti la cantidad de homicidios en el Gran Rosario ascendía a 91. Ahora, con Pullaro, el número bajó a 35.

El MPA

“Maxi habla mucho y toma decisiones”, resaltan en el gobierno. El Ejecutivo tuvo interés en que se ordenara y aplacara la interna en el MPA, y siguió de cerca el proceso encabezado por la fiscal general Vranicich de ordenamiento de la Fiscalía Regional Rosario y el desplazamiento de la jefa de fiscales, María Eugenia Iribarren.

Esa intervención días después de la ola de crímenes y con las investigaciones en pleno proceso podría haber salido mal. Al parecer el nuevo sello investigativo y sobre todo el apagón, al menos momentáneo, de la interna feroz en el MPA, dio resultados.

“Vemos un compromiso muy muy fuerte de la fiscal general, en el fiscal regional interventor (Rosario) y los fiscales adjuntos”, regaló Cococcioni a Vranicich y al fiscal interventor Matías Merlo. Toda una intención de mostrar buena sintonía.

Pullaro se manifestó a favor de la idea de cambiar la ley de seguridad interior.
El ministro de Seguridad de Santa Fe, Pablo Cococcioni.

También te puede interesar