X

Como CFK, Macri bloquea la despenalización del aborto

“No está en la agenda del Gobierno”, repiten en el Ejecutivo, y dicen que es un tema exclusivo del Congreso. Macri ya se había expresado en contra en 2016 y se alinea con la posición de la Iglesia.
Por 14/02/2018 16:18

Con el presidente Mauricio Macri y el ministro de Salud, Adolfo Rubinstein, a la cabeza, el Gobierno frena el debate por la despenalización del aborto que impulsan decenas de legisladores nacionales, algunos de ellos de Cambiemos como la senadora bonaerense del PRO Daniela Reich –cercana a la gobernadora María Eugenia Vidal-, quien dijo en una entrevista a Letra P que “la sociedad está preparada” para “iniciar el debate sobre la legalización del aborto”.

Consultados sobre las declaraciones de Reich, desde la Casa Rosada salieron a aclarar que “la legalización del aborto no es un tema que esté hoy en la agenda del Gobierno”.

También bajaron el tono del debate voceros del Ministerio de Salud. “El ministro no va a opinar personalmente sobre el tema” porque “no es parte de la agenda política del Gobierno” aseguraron fuentes consultadas por Letra P que sin embargo, no descartaron que, de prosperar alguno de los proyectos en el Congreso, “se hará cumplir la ley que se vote” eventualmente.

 

 

“Lo que diga la Legislatura lo pondremos en marcha, pero no vamos a opinar. Si estamos a favor o no, el ministro siempre dice lo mismo: estamos para cumplir lo que diga el Congreso”, agregaron voceros de Rubinstein. Y aclararon que, en todo caso, “es un tema de agenda parlamentaria” y habrá que remitirse a la opinión de los diputados y senadores.

En una entrevista con este medio, consultada sobre su posición respecto a la legalización del aborto, un tema que se intenta discutir en el Congreso, Reich respondió que “como integrante de un espacio político, la gobernadora fue muy clara al respecto, cuando planteó que la sociedad hoy está preparada para darse ese debate”.

 

 

“Ella define que no está a favor desde lo personal, pero que entiende y sabe, lo vive así, que la sociedad está preparada para dar esa discusión”, señaló Reich, quien luego admitió: “Pienso lo mismo que plantea María Eugenia, de darnos el debate. Y también lo pienso desde una mirada de salud pública porque, desde esa perspectiva, de los derechos de las mujeres y como sociedad, tenemos que iniciar el debate”.

La posición del Gobierno tiene su origen en el propio presidente. El 20 de junio de 2016 ratificó su postura en contra de la “interrupción del embarazo” al enviar un mensaje conciliador con la Iglesia, durante el Congreso Eucarístico Nacional que se realizó en Tucumán a meses de la asunción del jefe del PRO. Ese día pidió "Proteger la vida desde la concepción hasta la muerte". Así bajó la línea a su gabinete y evitar que el aborto no punible se transforme en un tema de “agenda del Gobierno” y en todo caso dejar en libertad de acción a sus legisladores en el Congreso.

 

 

 

Y no son pocos los diputados con mandato vigente de Cambiemos que, en 2016, firmaron el proyecto de despenalización que se viene presentando cada dos años en el Congreso impulsado por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal Seguro y GratuitoBrenda Austin, Karina Banfi, Miguel Bazze, Marcelo Weschler, Daniel Lipovetzki, Sergio Wisky, Juan VillalongaSamanta Acerenza.

Un escenario similar, de falta de apoyo político de Casa Rosada para impulsar la despenalización del aborto en el Congreso, es el que durante años transitaron las y los legisladores del Frente para la Victoria (FPV). Pese a con buena parte del bloque a favor de este cambio en la ley, la negativa de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner a incluir esta discusión en la agenda del Ejecutivo impidió, durante años, que el proyecto avance.

 

 

El tema había sido eje de internas en el propio oficialismo apenas asumió Macri cuando su asesor político, Jaime Durán Barba se manifestó públicamente a favor del aborto. “Si una señora quiere abortar, que aborte", había dicho el asesor ecuatoriano, declaración que le generó malestar al jefe de Estado, quien seguidamente se desvinculó de sus dichos vía Twitter: "Sus declaraciones son a título personal y no representan mi pensamiento en el espacio que lidero", dijo. "Siento un profundo respeto y admiración por el Papa Francisco y en lo personal estoy a favor de la vida", sostuvo Macri el 20 de noviembre de 2015, dos días antes de ganar el ballotage.

Como CFK, Macri bloquea la despenalización del aborto

“No está en la agenda del Gobierno”, repiten en el Ejecutivo, y dicen que es un tema exclusivo del Congreso. Macri ya se había expresado en contra en 2016 y se alinea con la posición de la Iglesia.

Con el presidente Mauricio Macri y el ministro de Salud, Adolfo Rubinstein, a la cabeza, el Gobierno frena el debate por la despenalización del aborto que impulsan decenas de legisladores nacionales, algunos de ellos de Cambiemos como la senadora bonaerense del PRO Daniela Reich –cercana a la gobernadora María Eugenia Vidal-, quien dijo en una entrevista a Letra P que “la sociedad está preparada” para “iniciar el debate sobre la legalización del aborto”.

Consultados sobre las declaraciones de Reich, desde la Casa Rosada salieron a aclarar que “la legalización del aborto no es un tema que esté hoy en la agenda del Gobierno”.

También bajaron el tono del debate voceros del Ministerio de Salud. “El ministro no va a opinar personalmente sobre el tema” porque “no es parte de la agenda política del Gobierno” aseguraron fuentes consultadas por Letra P que sin embargo, no descartaron que, de prosperar alguno de los proyectos en el Congreso, “se hará cumplir la ley que se vote” eventualmente.

 

 

“Lo que diga la Legislatura lo pondremos en marcha, pero no vamos a opinar. Si estamos a favor o no, el ministro siempre dice lo mismo: estamos para cumplir lo que diga el Congreso”, agregaron voceros de Rubinstein. Y aclararon que, en todo caso, “es un tema de agenda parlamentaria” y habrá que remitirse a la opinión de los diputados y senadores.

En una entrevista con este medio, consultada sobre su posición respecto a la legalización del aborto, un tema que se intenta discutir en el Congreso, Reich respondió que “como integrante de un espacio político, la gobernadora fue muy clara al respecto, cuando planteó que la sociedad hoy está preparada para darse ese debate”.

 

 

“Ella define que no está a favor desde lo personal, pero que entiende y sabe, lo vive así, que la sociedad está preparada para dar esa discusión”, señaló Reich, quien luego admitió: “Pienso lo mismo que plantea María Eugenia, de darnos el debate. Y también lo pienso desde una mirada de salud pública porque, desde esa perspectiva, de los derechos de las mujeres y como sociedad, tenemos que iniciar el debate”.

La posición del Gobierno tiene su origen en el propio presidente. El 20 de junio de 2016 ratificó su postura en contra de la “interrupción del embarazo” al enviar un mensaje conciliador con la Iglesia, durante el Congreso Eucarístico Nacional que se realizó en Tucumán a meses de la asunción del jefe del PRO. Ese día pidió "Proteger la vida desde la concepción hasta la muerte". Así bajó la línea a su gabinete y evitar que el aborto no punible se transforme en un tema de “agenda del Gobierno” y en todo caso dejar en libertad de acción a sus legisladores en el Congreso.

 

 

 

Y no son pocos los diputados con mandato vigente de Cambiemos que, en 2016, firmaron el proyecto de despenalización que se viene presentando cada dos años en el Congreso impulsado por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal Seguro y GratuitoBrenda Austin, Karina Banfi, Miguel Bazze, Marcelo Weschler, Daniel Lipovetzki, Sergio Wisky, Juan VillalongaSamanta Acerenza.

Un escenario similar, de falta de apoyo político de Casa Rosada para impulsar la despenalización del aborto en el Congreso, es el que durante años transitaron las y los legisladores del Frente para la Victoria (FPV). Pese a con buena parte del bloque a favor de este cambio en la ley, la negativa de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner a incluir esta discusión en la agenda del Ejecutivo impidió, durante años, que el proyecto avance.

 

 

El tema había sido eje de internas en el propio oficialismo apenas asumió Macri cuando su asesor político, Jaime Durán Barba se manifestó públicamente a favor del aborto. “Si una señora quiere abortar, que aborte", había dicho el asesor ecuatoriano, declaración que le generó malestar al jefe de Estado, quien seguidamente se desvinculó de sus dichos vía Twitter: "Sus declaraciones son a título personal y no representan mi pensamiento en el espacio que lidero", dijo. "Siento un profundo respeto y admiración por el Papa Francisco y en lo personal estoy a favor de la vida", sostuvo Macri el 20 de noviembre de 2015, dos días antes de ganar el ballotage.