X
  • La CGT y las CTA esperan una marcha multitudinaria mientras pujan por el paro

  • La CGT y las CTA esperan una marcha multitudinaria mientras pujan por el paro

Las tres centrales obreras se reunieron para organizar la movilización del 7M y analizar el conflicto docente. Seguirán el lunes. Las divergencias respecto a una huelga nacional para el 30 de marzo.
Por 03/03/2017 07:45 PM

La Confederación General del Trabajo y las dos Centrales de Trabajadores Argentinos confían en que la marcha nacional del próximo martes 7 de marzo será una demostración de fuerza “multitudinaria” contra la política económica del Gobierno, pero evidencian diferencias respecto al día de realización del paro de 24 horas que todavía no tiene fecha. Esos matices fueron compartidos a Letra P por los participantes de la reunión celebrada en la mañana de este viernes, donde estuvieron, entre otros, el integrante del triunvirato de la CGT Juan Carlos Schmid y los titulares de las dos CTA, Hugo Yasky y Juan Pablo Miceli.

Además de los detalles de la movilización, el tema excluyente fue la ardiente paritaria que lleva adelante la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, con los gremios docentes, en el marco de las demás negociaciones salariales con los maestros que la Nación ahora descentralizó en las provincias. En ese contexto, los dirigentes se concentraron en las amenazas sufridas por el titular de SUTEBA Roberto Baradel y en las campañas por las redes promovidas por el Gobierno contra los gremios docentes. 

¿UN PARO PARA ELL 30M? Luego de la reunión que se extendió durante toda la mañana, cada una de las organizaciones participantes hizo sus evaluaciones sobre el encuentro, especialmente porque la masividad de la marcha juega un factor clave para la realización del paro nacional que la CGT convocó hace un mes. La medida fue anunciada por el triunvirato confederal cuando se retiró de la Mesa de Diálogo que había abierto el Gobierno, pero hasta ahora no tiene fecha de realización. Esa incógnita desata todo tipo de interpretaciones: para algunos marcha del 7 será clave para confirmar la realización de la primera huelga nacional contra el presidente Mauricio Macri. Para otros le deja la pelota en la cancha al Gobierno para que ceda y abra una nueva instancia de negociación y frene la huelga.

Desde una lectura o la otra, la fecha del paro sigue siendo un punto central. En la CTA deslizaron que una fecha posible para realizarlo puede ser el 30 de marzo, a 35 años de la multitudinaria marcha contra la dictadura que convocó la CGT bajo el lema “Paz, Pan y Trabajo”. Sin embargo, desde la calle Azopardo remarcaron que “la fecha no está decidida" y que "será adoptada luego de 7". "La CTA tiene por costumbre marcar ciertas pautas, pero su fortaleza depende de lo que haga la CGT. Todo depende de lo que pase en los días posteriores a la marcha”, explicó un dirigente confederal para confirmar que el anuncio de la fecha del paro tiene relación con la respuesta del Gobierno luego del próximo martes. Sin embargo, por encima de esos contrapuntos, una coincidencia giró en torno al documento que publicó la semana pasada la CGT, que contó con la adhesión manifiesta de Yasky: "Hemos hecho público nuestro apoyo a ese texto y es como si lo hubieramos firmado, porque refleja la situación del país y nos encamina a la unidad de acción", dijo.

7M: LOS DETALLES. De la cita matinal participaron Schmid, Yasky, Micheli y algunos secretarios generales sindicales, como el camionero Pablo Moyano, que el domingo había amenazado con dejar la CGT. Por fuera de los gestos de distensión, la reunión fue el punto de largada para la realización de la marcha inicialmente convocada por los sindicatos industriales para repudiar la política económica de Cambiemos en materia de empleo, producción nacional e importaciones. Por esa razón, el escenario principal estará frente a la sede del ministerio de Producción, que conduce el mendocino Francisco Cabrera, en Diagonal Sur y Chacabuco.

La convocatoria está prevista para las 13 con el encabezamiento de los gremios industriales, como la UOM. También estarán los trabajadores docentes. “La convocatoria es de la CGT y la CTA es una organización invitada como los demás compañeros. Este lunes definiremos los detalles, pero el protagonismo será de la CGT y habrá un lugar reservado al costado para las organizaciones invitadas”, aclaró a Letra P una fuente del triunvirato cegetista.

“Lo que pensábamos como una marcha con algunas decenas de miles de trabajadores industriales será una convocatoria que va a desbordar los lugares adyacentes”, anticipó Yasky en diálogo con Letra P y la definió como “una caja de resonancia en torno al paro nacional: no tenemos dudas de que la CGT tiene bien calibrado el pulso de los trabajadores y coincide con nosotros en poner el pie en el acelerador y enfrentar esta ofensiva del Gobierno”, opinó el titular de la CTA.

“Desde ahora en adelante, tenemos todos los esfuerzos puestos en la marcha. Ni siquiera en la hora después. Queremos que sea multitudinaria y veremos la reacción que haya en el inmediato plazo. Con el Gobierno hace 15 días que no tenemos contacto y no creemos que suceda nada de acá al martes”, pronosticaron en la CGT.

MARZO RECARGADO. La marcha del martes se concretará en el segundo día del paro de 48 horas previsto por los gremios docentes y será previa al Paro Internacional de Mujeres del miércoles 8. El lunes 13, distintas organizaciones sociales y cooperativas realizarán una “Asamblea Popular” en Plaza de Mayo por "Tierra, Techo y Trabajo", convocada, entre otras organizaciones, por la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), que articula con la CGT desde su unificación en agosto pasado. La fecha del 13 reviste, además, otro sentido político: ese día se cumplen cuatro años del papado de Jorge Mario Bergoglio, uno de los mayores impulsores de la reunificación del cegetismo y garante del acercamiento con la CTEP.

Dos jornadas después, está prevista la realización de un “Gran Ruidazo Nacional” en todo el país contra los aumentos de las tarifas de servicios públicos, cuyo epicentro será en distintas localidades del conurbano bonaerense y en las principales capitales provinciales.

El 24 de marzo, diez días después, será el 41º aniversario del último golpe cívico militar. También se espera que la histórica movilización organizada por distintos organismos de derechos humanos concentre una convocatoria masiva y exprese un enérgico repudio contra la política económica del Gobierno.

La CGT y las CTA esperan una marcha multitudinaria mientras pujan por el paro

Las tres centrales obreras se reunieron para organizar la movilización del 7M y analizar el conflicto docente. Seguirán el lunes. Las divergencias respecto a una huelga nacional para el 30 de marzo.

La Confederación General del Trabajo y las dos Centrales de Trabajadores Argentinos confían en que la marcha nacional del próximo martes 7 de marzo será una demostración de fuerza “multitudinaria” contra la política económica del Gobierno, pero evidencian diferencias respecto al día de realización del paro de 24 horas que todavía no tiene fecha. Esos matices fueron compartidos a Letra P por los participantes de la reunión celebrada en la mañana de este viernes, donde estuvieron, entre otros, el integrante del triunvirato de la CGT Juan Carlos Schmid y los titulares de las dos CTA, Hugo Yasky y Juan Pablo Miceli.

Además de los detalles de la movilización, el tema excluyente fue la ardiente paritaria que lleva adelante la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, con los gremios docentes, en el marco de las demás negociaciones salariales con los maestros que la Nación ahora descentralizó en las provincias. En ese contexto, los dirigentes se concentraron en las amenazas sufridas por el titular de SUTEBA Roberto Baradel y en las campañas por las redes promovidas por el Gobierno contra los gremios docentes. 

¿UN PARO PARA ELL 30M? Luego de la reunión que se extendió durante toda la mañana, cada una de las organizaciones participantes hizo sus evaluaciones sobre el encuentro, especialmente porque la masividad de la marcha juega un factor clave para la realización del paro nacional que la CGT convocó hace un mes. La medida fue anunciada por el triunvirato confederal cuando se retiró de la Mesa de Diálogo que había abierto el Gobierno, pero hasta ahora no tiene fecha de realización. Esa incógnita desata todo tipo de interpretaciones: para algunos marcha del 7 será clave para confirmar la realización de la primera huelga nacional contra el presidente Mauricio Macri. Para otros le deja la pelota en la cancha al Gobierno para que ceda y abra una nueva instancia de negociación y frene la huelga.

Desde una lectura o la otra, la fecha del paro sigue siendo un punto central. En la CTA deslizaron que una fecha posible para realizarlo puede ser el 30 de marzo, a 35 años de la multitudinaria marcha contra la dictadura que convocó la CGT bajo el lema “Paz, Pan y Trabajo”. Sin embargo, desde la calle Azopardo remarcaron que “la fecha no está decidida" y que "será adoptada luego de 7". "La CTA tiene por costumbre marcar ciertas pautas, pero su fortaleza depende de lo que haga la CGT. Todo depende de lo que pase en los días posteriores a la marcha”, explicó un dirigente confederal para confirmar que el anuncio de la fecha del paro tiene relación con la respuesta del Gobierno luego del próximo martes. Sin embargo, por encima de esos contrapuntos, una coincidencia giró en torno al documento que publicó la semana pasada la CGT, que contó con la adhesión manifiesta de Yasky: "Hemos hecho público nuestro apoyo a ese texto y es como si lo hubieramos firmado, porque refleja la situación del país y nos encamina a la unidad de acción", dijo.

7M: LOS DETALLES. De la cita matinal participaron Schmid, Yasky, Micheli y algunos secretarios generales sindicales, como el camionero Pablo Moyano, que el domingo había amenazado con dejar la CGT. Por fuera de los gestos de distensión, la reunión fue el punto de largada para la realización de la marcha inicialmente convocada por los sindicatos industriales para repudiar la política económica de Cambiemos en materia de empleo, producción nacional e importaciones. Por esa razón, el escenario principal estará frente a la sede del ministerio de Producción, que conduce el mendocino Francisco Cabrera, en Diagonal Sur y Chacabuco.

La convocatoria está prevista para las 13 con el encabezamiento de los gremios industriales, como la UOM. También estarán los trabajadores docentes. “La convocatoria es de la CGT y la CTA es una organización invitada como los demás compañeros. Este lunes definiremos los detalles, pero el protagonismo será de la CGT y habrá un lugar reservado al costado para las organizaciones invitadas”, aclaró a Letra P una fuente del triunvirato cegetista.

“Lo que pensábamos como una marcha con algunas decenas de miles de trabajadores industriales será una convocatoria que va a desbordar los lugares adyacentes”, anticipó Yasky en diálogo con Letra P y la definió como “una caja de resonancia en torno al paro nacional: no tenemos dudas de que la CGT tiene bien calibrado el pulso de los trabajadores y coincide con nosotros en poner el pie en el acelerador y enfrentar esta ofensiva del Gobierno”, opinó el titular de la CTA.

“Desde ahora en adelante, tenemos todos los esfuerzos puestos en la marcha. Ni siquiera en la hora después. Queremos que sea multitudinaria y veremos la reacción que haya en el inmediato plazo. Con el Gobierno hace 15 días que no tenemos contacto y no creemos que suceda nada de acá al martes”, pronosticaron en la CGT.

MARZO RECARGADO. La marcha del martes se concretará en el segundo día del paro de 48 horas previsto por los gremios docentes y será previa al Paro Internacional de Mujeres del miércoles 8. El lunes 13, distintas organizaciones sociales y cooperativas realizarán una “Asamblea Popular” en Plaza de Mayo por "Tierra, Techo y Trabajo", convocada, entre otras organizaciones, por la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), que articula con la CGT desde su unificación en agosto pasado. La fecha del 13 reviste, además, otro sentido político: ese día se cumplen cuatro años del papado de Jorge Mario Bergoglio, uno de los mayores impulsores de la reunificación del cegetismo y garante del acercamiento con la CTEP.

Dos jornadas después, está prevista la realización de un “Gran Ruidazo Nacional” en todo el país contra los aumentos de las tarifas de servicios públicos, cuyo epicentro será en distintas localidades del conurbano bonaerense y en las principales capitales provinciales.

El 24 de marzo, diez días después, será el 41º aniversario del último golpe cívico militar. También se espera que la histórica movilización organizada por distintos organismos de derechos humanos concentre una convocatoria masiva y exprese un enérgico repudio contra la política económica del Gobierno.