X
Para el cálculo de las compensaciones por despido sin causa no se tomarán en cuenta ítems como aguinaldo y horas extra. El esquema de pasantías, disociado del régimen de contrato de trabajo.
Redacción 31/10/2017 11:04 AM

El borrador del proyecto de ley que el Gobierno negocia con sectores gremiales y empresarios contiene al menos dos reformas que prometen traer cola: una considerable baja en el costo de las indemnizaciones para el empleador, y la posibilidad de generar “contratos basura” a través de un nuevo esquema de pasantías ajeno al régimen de contrato de trabajo.

Los lineamientos de anteproyecto que deberá discutir el Congreso fueron desplegados este lunes por el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, su segundo, Horacio Pitrau, y su jefe de Gabinete, Ernesto Leguizamón, ante representantes de cámaras empresarias y gremios, horas después de los anuncios del presidente Mauricio Macri en el Centro Cultural Kirchner (CCK).

 

El triunviro de la CGT Héctor Daer saluda al presidente Mauricio Macri en el CCK 

El borrador ya comenzó a rodar y uno de los artículos fuertes de la discusión será el 49, referido a las indemnizaciones por despido sin causa: para el cálculo, “quedan excluidos de la base salarial el sueldo anual complementario, las horas extraordinarias, las comisiones, premios y/o bonificaciones, las compensaciones de gastos y todo otro rubro que carezca de periodicidad mensual, normal y habitual”.

El anteproyecto además incluye un nuevo esquema de pasantías o “prácticas formativas”, que no estarán asociadas a las obligaciones de un contrato de trabajo, sino que podrán acordarse en cada convenio colectivo y, en particular, a través de  “convenios individuales de prácticas formativas” que podrán suscribir las empresas o instituciones a nivel de cámaras, federaciones, confederaciones o asociaciones.

Si bien las características del trabajo serán especificadas en cada acuerdo, el Gobierno promueve que la duración de la pasantía no exceda el año y que la carga horaria no supere las 30 horas semanales, y plantea a su vez el pago de una “asignación estímulo” en carácter no remunerativo, a acordar en cada caso.

Otro de los aspectos polémicos de la propuesta de ley tiene que ver con un cepo a los juicios laborales, que según el presidente Mauricio Macri justifican en buena parte el desempleo: el plazo para iniciar una demanda se reducirá de dos a un año desde la desvinculación.

Asimismo, según consignó el diario Ámbito Financiero, a partir de la próxima ronda de paritarias los gremios y las empresas podrán acordar regímenes especiales de indemnización o seguro de desempleo con aportes de los propios trabajadores del sector; es decir, los empleados  contribuirán a subsidiar sus propios despidos. 

 

 

La reforma laboral trae indemnizaciones baratas y “contratos basura”

Para el cálculo de las compensaciones por despido sin causa no se tomarán en cuenta ítems como aguinaldo y horas extra. El esquema de pasantías, disociado del régimen de contrato de trabajo. 

El borrador del proyecto de ley que el Gobierno negocia con sectores gremiales y empresarios contiene al menos dos reformas que prometen traer cola: una considerable baja en el costo de las indemnizaciones para el empleador, y la posibilidad de generar “contratos basura” a través de un nuevo esquema de pasantías ajeno al régimen de contrato de trabajo.

Los lineamientos de anteproyecto que deberá discutir el Congreso fueron desplegados este lunes por el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, su segundo, Horacio Pitrau, y su jefe de Gabinete, Ernesto Leguizamón, ante representantes de cámaras empresarias y gremios, horas después de los anuncios del presidente Mauricio Macri en el Centro Cultural Kirchner (CCK).

 

El triunviro de la CGT Héctor Daer saluda al presidente Mauricio Macri en el CCK 

El borrador ya comenzó a rodar y uno de los artículos fuertes de la discusión será el 49, referido a las indemnizaciones por despido sin causa: para el cálculo, “quedan excluidos de la base salarial el sueldo anual complementario, las horas extraordinarias, las comisiones, premios y/o bonificaciones, las compensaciones de gastos y todo otro rubro que carezca de periodicidad mensual, normal y habitual”.

El anteproyecto además incluye un nuevo esquema de pasantías o “prácticas formativas”, que no estarán asociadas a las obligaciones de un contrato de trabajo, sino que podrán acordarse en cada convenio colectivo y, en particular, a través de  “convenios individuales de prácticas formativas” que podrán suscribir las empresas o instituciones a nivel de cámaras, federaciones, confederaciones o asociaciones.

Si bien las características del trabajo serán especificadas en cada acuerdo, el Gobierno promueve que la duración de la pasantía no exceda el año y que la carga horaria no supere las 30 horas semanales, y plantea a su vez el pago de una “asignación estímulo” en carácter no remunerativo, a acordar en cada caso.

Otro de los aspectos polémicos de la propuesta de ley tiene que ver con un cepo a los juicios laborales, que según el presidente Mauricio Macri justifican en buena parte el desempleo: el plazo para iniciar una demanda se reducirá de dos a un año desde la desvinculación.

Asimismo, según consignó el diario Ámbito Financiero, a partir de la próxima ronda de paritarias los gremios y las empresas podrán acordar regímenes especiales de indemnización o seguro de desempleo con aportes de los propios trabajadores del sector; es decir, los empleados  contribuirán a subsidiar sus propios despidos.