X
El ministro de Gobierno de Vidal se descargó en Twitter intentando explicar que el trabajo del oficialismo no es ese. Mientras, continúa viajando por el interior visitando municipios.
Por 11/01/2017 09:44 AM

El ministro de Gobierno de la provincia de Buenos Aires, Joaquín De la Torre, agarró el celular esta mañana y decidió explicar en seis tuits el rol que le toca cumplir en este cargo y la tarea del oficialismo, tras ser designado por la gobernadora María Eugenia Vidal a fines del año pasado. "No está en nuestro espíritu cazar intendentes", escribió.

De la Torre decidió salir a describir por las redes cuál es el trabajo que está haciendo Cambiemos, en el marco del año electoral y de los constantes rumores de pases de intendentes peronistas y vecinalistas al oficialismo, como el de Walter Torchio -Casares-, quien la semana pasada fue a visitar a funcionarios del Ministerio del Interior a Casa Rosada.

"En relación a los rumores de posibles pases de jefes comunales, como consecuencia de un supuesto trabajo del oficialismo, quiero aclarar:", comenzó el ex titular del Ministerio de Producción bonaerense. "Las relaciones que construimos con los dirigentes de los distintos espacios, son a través de la gestión", explicó y continuó: "No existe otra especulación, más que la de trazar una lógica de trabajo conjunto que trascienda las diferencias políticas e ideológicas".

Es que desde que Vidal lo designó como ministro de Gobierno en lugar de Federico Salvai -ahora jefe de Gabinete-, fortaleció su trabajo como armador político, pensando exclusivamente en las elecciones Legislativas: su relación con los intendentes y su capacidad de diálogo para entablar reuniones con peronistas es clave como parte de la estrategia de Cambiemos en territorio bonaerense.

Con el cambio de funciones, la gobernadora buscar explotar al máximo la muñeca política que tiene el ex massista, que llegó a Cambiemos con la misión de encabezar "la pata peronista". La tarea era la de dialogar con los intendentes peronistas. La excusa, comandar el ministerio de Producción -que manejaba el único radical del gabinete, Jorge Elustondo-.

Últimamente está viajando todas las semanas al interior bonaerense para reunirse con intendentes. En el último Foro de Cambiemos desarrollado en Lanús, la lectura que hicieron los intendentes sobre la función política de De la Torre fue la de asistir en la emergencia. Su rol se acopló con el asignado al subsecretario de Asuntos Municipales, Alex Campbell, quien mantiene un diálogo muy fluido con los jefes comunales. Sin embargo, la tarea encomendada para el nuevo ministro de Gobierno es acudir a territorios complicados económica y políticamente, como es el caso de Mar del Plata, Quilmes y La Plata. Desde el terreno deberá desplegar estrategias no sólo para reflotar las gestiones, sino para proyectar el armado electoral de Cambiemos, ampliando el diálogo con sectores extra partidarios.

Pero para que no se desborde todo e incluso para diferenciarse de lo que hizo en su momento Sergio Massa con el Frente Renovador, el ex jefe comunal de San Miguel continuó tuiteando: "No está en nuestro espíritu ´cazar intendentes´. Queremos trabajar en conjunto con todos, sin importar el color político"; "Estamos convencidos que cada uno, desde su lugar de pertenencia, puede aportar mucho a la causa común que debe unirnos desde la política"; y "Con la Gobernadora @mariuvidal y los 135 intendentes de PBA estamos trabajando en llevar una mejor calidad de vida a todos los ciudadanos".

De la Torre salió a aclarar que en Cambiemos no buscan cazar intendentes de la oposición

El ministro de Gobierno de Vidal se descargó en Twitter intentando explicar que el trabajo del oficialismo no es ese. Mientras, continúa viajando por el interior visitando municipios.

El ministro de Gobierno de la provincia de Buenos Aires, Joaquín De la Torre, agarró el celular esta mañana y decidió explicar en seis tuits el rol que le toca cumplir en este cargo y la tarea del oficialismo, tras ser designado por la gobernadora María Eugenia Vidal a fines del año pasado. "No está en nuestro espíritu cazar intendentes", escribió.

De la Torre decidió salir a describir por las redes cuál es el trabajo que está haciendo Cambiemos, en el marco del año electoral y de los constantes rumores de pases de intendentes peronistas y vecinalistas al oficialismo, como el de Walter Torchio -Casares-, quien la semana pasada fue a visitar a funcionarios del Ministerio del Interior a Casa Rosada.

"En relación a los rumores de posibles pases de jefes comunales, como consecuencia de un supuesto trabajo del oficialismo, quiero aclarar:", comenzó el ex titular del Ministerio de Producción bonaerense. "Las relaciones que construimos con los dirigentes de los distintos espacios, son a través de la gestión", explicó y continuó: "No existe otra especulación, más que la de trazar una lógica de trabajo conjunto que trascienda las diferencias políticas e ideológicas".

Es que desde que Vidal lo designó como ministro de Gobierno en lugar de Federico Salvai -ahora jefe de Gabinete-, fortaleció su trabajo como armador político, pensando exclusivamente en las elecciones Legislativas: su relación con los intendentes y su capacidad de diálogo para entablar reuniones con peronistas es clave como parte de la estrategia de Cambiemos en territorio bonaerense.

Con el cambio de funciones, la gobernadora buscar explotar al máximo la muñeca política que tiene el ex massista, que llegó a Cambiemos con la misión de encabezar "la pata peronista". La tarea era la de dialogar con los intendentes peronistas. La excusa, comandar el ministerio de Producción -que manejaba el único radical del gabinete, Jorge Elustondo-.

Últimamente está viajando todas las semanas al interior bonaerense para reunirse con intendentes. En el último Foro de Cambiemos desarrollado en Lanús, la lectura que hicieron los intendentes sobre la función política de De la Torre fue la de asistir en la emergencia. Su rol se acopló con el asignado al subsecretario de Asuntos Municipales, Alex Campbell, quien mantiene un diálogo muy fluido con los jefes comunales. Sin embargo, la tarea encomendada para el nuevo ministro de Gobierno es acudir a territorios complicados económica y políticamente, como es el caso de Mar del Plata, Quilmes y La Plata. Desde el terreno deberá desplegar estrategias no sólo para reflotar las gestiones, sino para proyectar el armado electoral de Cambiemos, ampliando el diálogo con sectores extra partidarios.

Pero para que no se desborde todo e incluso para diferenciarse de lo que hizo en su momento Sergio Massa con el Frente Renovador, el ex jefe comunal de San Miguel continuó tuiteando: "No está en nuestro espíritu ´cazar intendentes´. Queremos trabajar en conjunto con todos, sin importar el color político"; "Estamos convencidos que cada uno, desde su lugar de pertenencia, puede aportar mucho a la causa común que debe unirnos desde la política"; y "Con la Gobernadora @mariuvidal y los 135 intendentes de PBA estamos trabajando en llevar una mejor calidad de vida a todos los ciudadanos".