19N SEGUNDA VUELTA

Sergio Massa, un candidato profesional

Coacheado, con horas de estudio, Massa sacó ventaja porque Milei rompió la principal regla de los debates: no contestar las preguntas del rival.

No responder nunca las preguntas de tu adversario es la regla número uno en cualquier debate. Javier Milei se dejó guiar con llamativa mansedumbre por el cuestionario de Sergio Massa, quien de ministro de Economía obligado a dar explicaciones del estado actual del país pasó a ser un juez inquisidor que auditó, a lo largo de toda la transmisión, la coherencia y la experiencia de su oponente.

En sintonía con su campaña hiperprofesionalizada, Massa demostró lo mismo que en los dos debates previos: es el candidato más coacheado y con más horas de estudio y ensayo. Fue estratégico y no necesitó salirse de su libreto en ningún momento.

Puede resultar llamativo, pero hay candidatos con mucha trayectoria que demuestran una nula predisposición a entrenarse para estas instancias. En este aspecto, lo de Massa es encomiable.

Trucos como la precisión en el uso del tiempo -siempre intentó quedarse con los segundos finales de cada bloque- y tener una frase justa cajoneada para cada ataque recibido son pruebas de la disciplinada planificación a la que se sometió el candidato oficialista.

https://publish.twitter.com/oembed?url=https%3A%2F%2Ftwitter.com%2FLetra_P%2Fstatus%2F1723901224058081435&partner=&hide_thread=false

La iniciativa fue suya. Confiado por los antecedentes retóricos del libertario, apostó a que el debate fuera el punto de inflexión que torciera la balanza a su favor en la recta final de la segunda vuelta.

En la búsqueda por despertar gesticulaciones iracundas como las que se le conocieron a Milei en diversos programas periodísticos, Massa apeló a algunos ataques personales. No parece haber logrado desequilibrar a su rival, pero tal vez dejó plantadas dudas en la mente de votantes que hasta entonces no existían.

Según el Observatorio Pulsar de la Universidad de Buenos Aires, los debates son las instancias que mayor atención generan en los procesos electorales, aumentan la cantidad de información que tienen los ciudadanos a la hora de elegir y pueden influir marginalmente en los resultados.

En un ballotage tan reñido como este, lo que pasó en la Facultad de Derecho puede haber sido decisivo para el futuro de la Argentina.

* El autor es presidente de Alaska Comunicación y fue responsable de las campañas presidenciales de Alberto Fernández y de Daniel Scioli.

.

por si o por no: massa le tomo leccion a milei y controlo el debate
un debate de momentos en el que finalmente milei saco ventaja

También te puede interesar