SALARIOS | LA PROTESTA

Punto para Martín Llaryora: si hay paro docente en Córdoba, será contra Javier Milei

La asamblea gremial definirá la semana que viene si acepta la propuesta provincial. Sin embargo, la UEPC se plegará a las medidas de fuerza que proponga Ctera.

Sucede que el cronograma establecido por la Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba (UEPC) contempla un plazo de una semana que no interfiere con el comienzo pautado para el próximo lunes 26 de febrero. La situación cambiaría con un mandato nacional de paro, que podría definirse el próximo jueves en el congreso convocado por la Confederación de Trabajadores de la Educación (Ctera).

La intención en el equipo del gobernador era encaminar una trayectoria que arrancó torcida en la discusión paritaria local y que se complicó por la decisión libertaria de terminar con el envío del Fondo Nacional de Incentivo Docente (Fonid) y el Fondo de Compensación Salarial.

PROPUESTA SALARIAL DOCENTES EN CÓRDOBA.jpg

Sin convocatoria a la discusión nacional, todo se encamina hacia una medida de fuerza que tendrá como principal destinatario al Gobierno nacional.

Martín Llaryora respira

De los diez sindicatos que nuclea al personal que depende del Gobierno la provincia, el cuerpo docente es el único que no llegó a un acuerdo con la gestión de Llaryora, que espera que el resultado de las consultas avancen positivamente y evitar conflictos posteriores al inicio de las clases.

La UEPC es el gremio estatal cordobés más grande. Representa a 80 mil docentes y 34 mil jubiladas y jubilados, lo que le da un margen de acción mayor a la hora de plantear sus reclamos al oficialismo, sobre todo por su capacidad de movilización y el “poder daño” sobre el humor social.

La convocatoria a un paro general que postergue el comienzo de clases en el debut de Llaryora al frente del Gobierno mediterráneo representaría un primer bache significativo para su gestión, aunque sabe que no podrá evitar la acción es nacional.

En la UEPC ya avisaron que adherirán a una eventual medida de Ctera, aunque advierten que, como suele suceder en Córdoba, el acatamiento será dispar. Como lo viene haciendo, el gobernador trasladará las responsabilidades a Milei y se pondrá a la par de los docentes a la hora continuar con los planteos que cuestionan el hachazo libertario.

La paritaria en Córdoba

Según lo establece el cronograma, luego de la ronda de consultas, la asamblea que definirá si acepta o no la propuesta de la Provincia se llevará a cabo el próximo miércoles 28. Luego de la reunión del martes, la sensación que prevalece en la conducción docente es que la propuesta, que define la pauta hasta abril, podría terminar aceptándose.

“Es muy difícil no perder con la inflación, pero en este contexto y mirando el proceso, hay que considerar que la propuesta no es mala”, dicen respecto a la oferta que establece una reapertura de las negociaciones para la primera quincena de mayo.

Luego de la ronda de consultas por escuela, los delegados departamentales definirán el posicionamiento de cada una de las regiones, que terminarán por confirmar la postura definitiva el miércoles 28.

Embed

En la conducción provincial hacen números y observan que, más allá de que las delegaciones más populosas están conducidas por los sectores más combativos, las posibilidades de una respuesta positiva son altas.

Los reclamos a Javier Milei

Más allá del proceso provincial, el posicionamiento que la UEPC llevará al congreso de Ctera se manifestará a favor de una medida de fuerza contra la gestión Milei. Además del reclamo por los fondos que engordan el salario, desde Córdoba suman pedidos por la convocatoria a la Paritaria Nacional Docente y el pago de adicionales específicos como los que aportan al desarrollo de la infraestructura escolar.

El personal docente entiende que la actitud nacional empuja la situación hacia un “posicionamiento colectivo” a favor de un paro que “debería ser acompañado por acciones concretas que se canalicen a través del Congreso”. En ese punto, el llaryorismo está de acuerdo.

Sin embargo, la acción de fuerza que podría confirmarse a finales de esta semana deberá medirse en el territorio provincial, donde el Presidente conserva todavía altos niveles de aceptación y, por esa razón, también las posturas nacionales que reclaman por el achicamiento y el recorte que Milei pregona.

A partir de esa lógica, hay muchos que entienden que esa mirada jugará a favor de la propuesta del Gobierno provincial que, aunque da cuenta de un esfuerzo por parte de la gestión, no logra revertir la tendencia a la baja impuesta por la licuadora libertaria.

Sindicatos docentes de la CGT confirmaron un paro nacional para el lunes 26
Diploma: Martín Llaryora se reconoce como un opositor racional. 

Las Más Leídas

También te puede interesar