SANTA FE | ECONOMÍA

Maximiliano Pullaro designó a un patriarca radical para mirar desde adentro el Banco de Santa Fe

El exvicegobernador Fascendini ocupa el lugar del Estado en el directorio. Experiencia para negociar y "pedir explicaciones". Tensión con la familia Eskenazi.

La designación de Fascendini como uno de los seis directores titulares de la entidad bancaria -todos con domicilio en la Ciudad de Buenos Aires a excepción del esperancino- se aprobó en la Asamblea General Ordinaria de Accionistas del 3 de abril, y responde al lugar que, por contrato de vinculación, los accionistas tienen que otorgarle al Ejecutivo provincial en el directorio del NBSF.

El contrato de agente financiero de la provincia fue firmado en noviembre de 2019, a un mes de la asunción de Omar Perotti en el gobierno provincial, quien había colocado a Jorge "Chichín" Romera, histórico dirigente de la Bancaria de Rafaela, pero su muerte a poco de la designación no tuvo reemplazo. Quizás la buena sintonía de Perotti con los Eskenazi no haya requerido de alguien cercano al gobernador haciendo marca personal dentro del directorio.

El arma de Maximiliano Pullaro

Ahora es la primera vez que se utiliza esta figura en la entidad bancaria de Santa Fe. Si bien el lugar en el directorio no logra una mayoría para torcer ciertas decisiones, es una voz concreta dentro de las reuniones, permite acceder a información y otorga la “posibilidad de pedir explicaciones eventuales”, según comenta una fuente en el gobierno.

Parte-Seguridad-fascendini-pullaro-esperanza.jpg
El radical Carlos Fascendini tiene ascendencia política en Maximiliano Pullaro

El radical Carlos Fascendini tiene ascendencia política en Maximiliano Pullaro

Básicamente se pone en funciones a un actor del gobierno en un lugar de poder donde antes no se tenía y en momentos tirantes entre la administración provincial y el banco. No hay incumplimientos contractuales, pero emerge una distancia en la sintonía y a la hora de cierta demanda de compromiso.

Antes solo se podía presionar al banco desde el órgano de control, es decir, desde afuera de la entidad y limitado a las obligaciones concernientes como agente financiero. Justamente parte de los cortocircuitos con el Grupo Petersen es que, ante propuestas concretas por fuera del contrato, como pueden ser convenios de crédito, la primera respuesta es no.

El contrato de agente financiero vence en noviembre de este año y si bien tiene incluida una prórroga por cinco años podría abrirse una ventana de negociación para pulir el vínculo. El pullarismo trazó una estrategia de advertencia: abrir el juego y canalizar sus iniciativas a través de otros bancos como sucedió últimamente con el Municipal de Rosario.

El perfil

La situación cambió porque el gobierno está sentado en una silla de la mesa del directorio con un dirigente como Fascendini de alto fuste, experimentado y a quien el propio gobernador le reconoce ascendencia. Fue presidente de la UCR santafesina y aún hoy su opinión pesa en las definiciones del radicalismo, como cuando se armó el frente gobernante Unidos.

De hecho, el contador público se acopló al gobierno de Pullaro como articulador en el Senado, cámara que presidió cuando fue vicegobernador de Miguel Lifschitz, pero después de algunos meses encontró el lugar justo para su perfil en el marco de la discusión con el NBSF. El flanco en el Senado está cubierto con otro caudillo radical y de llegada a Pullaro, como Felipe Michlig.

En rigor, la decisión de designar a Fascendini responde a que el gobierno no deja cabo suelto en las relaciones de poder, sobre todo las de índole financiera y económicas, y empieza a transitar un camino lento pero concreto para que el banco sea, además del agente financiero, sea un pilar productivo de la provincia.

Maximiliano Pullaro, gobernador de Santa Fe.
El gobernador de Santa Fe Maximiliano Pullaro planea un cambio estructural para Aguas Santafesinas S.A.

También te puede interesar