ELECCIONES 2023

Entre Ríos: qué variables convencieron a Gustavo Bordet de unificar las elecciones

El senador Edgardo Kueider, mano derecha del gobernador, pronosticó un triunfo del PJ. Meter a Milei para construir un escenario de tercios. El aparato territorial y la apuesta a Bahl como candidato único.

A menos de un mes del cierre de listas y con una campaña que no arranca todavía, el círculo más cercano al gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet, se muestra optimista y pronostica una victoria del peronismo en octubre en base a la estrategia electoral elegida que implicó la unificación de la elección nacional con la provincial.

Adán Bahl va a ganar con el 37%, Rogelio Frigerio saca el 35% y tercero el candidato de Javier Milei con 28%”, auguró el senador Edgardo Kueider, en una entrevista radial en Radio Costa Paraná de la capital provincial. No citó el origen de esos números, pero en todo caso pueden interpretarse como el escenario que el gobierno provincial busca orientar para obtener un resultado favorable en octubre.

Las predicciones de Kueider –mano derecha y armador del mandatario– se producen a 14 días de la definición de alianzas y a 24 del cierre de listas, fechas coincidentes con las definiciones nacionales. Entre Ríos es una de las pocas provincias que votará de manera unificada con la Nación. Esa decisión le costó cuestionamientos de propios y extraños al gobernador, que en una jugada arriesgada apostó por debilitar a la oposición de Juntos por Entre Ríos en un escenario de tres tercios, aprovechando el arrastre que pueda tener la candidatura presidencial del economista libertario.

Sobre esa decisión habló el legislador nacional y explicó que, junto con Bordet, entendieron que el escenario de unificación era el de menor riesgo colateral para el peronismo.

“Decidimos ir a simultáneas porque en ese escenario tenemos altas chances de ganar”, aseguró. Según su diagnóstico, Entre Ríos se caracterizó siempre por estar en línea con las elecciones nacionales. “Nos dicen la Ohio de Argentina. Entonces si estamos en una simultánea, el elector primero piensa en Presidente, segundo en Intendente y tercero en gobernador”, argumentó.

Con esa lógica, Kueider explicitó la estrategia del peronismo y el razonamiento que definió la unificación. “Si lo tenemos en la categoría de gobernador midiendo más a Frigerio, necesitamos definir en las intendencias, en el territorio estamos mucho mejor que ellos”, afirmó.

“En el escenario de desdoblamiento la diferencia de Juntos era mayor porque no estaba Milei en la boleta”, reconoció. Y aprovechó para darle aire al líder de La Libertad Avanza: según sus mediciones los libertarios superan los 25 puntos de intención de voto. “Acá viene creciendo igual que en las mediciones nacionales”, afirmó.

La decisión de unificar, según Kueider, se debió a que el escenario entrerriano es distinto respecto de otras provincias que sí desdoblaron y en las que el desempeño de los candidatos que se referenciaron con Milei fue por debajo de lo esperado.

“El año pasado perdimos las elecciones por 25 puntos. En la provincia tenemos otros factores que contemplar también, como que Bordet no tiene reelección”, apuntó. “Los números y las encuestas nos dicen que la estrategia del desdoblamiento no era aplicable en Entre Ríos”, repitió.

Apuesta al consenso

Kueider avizoró también un peronismo unido. Dijo que ve en el horizonte cercano un acuerdo entre los precandidatos peronistas a la gobernación.

El legislador entiende que Enrique Cresto y Martín Piaggio no tendrán margen para seguir adelante en un proceso electoral complejo, en el que el oficiaismo intentará retener la provincia tras una derrota por más de 20 puntos en las elecciones de 2021. Cree además que resultaría difícil desafiar el liderazgo de Bordet, que tiene amplio reconocimiento en la dirigencia local.

Las muestras de fortaleza y alineamiento que exhibió Bahl tras ser ungido por Bordet pretendieron dar cuenta de ese panorama que Kueider describe.

“Cuando el gobernador tomó la decisión de impulsar la candidatura de Bahl, todo el peronismo reconocía su liderazgo. La dirigencia manifestaba que no quería internas y que iba a acatar la decisión del gobernador. Desafiar ese reconocimiento no sería fácil”, razonó.

En esa lógica, pronosticó un consenso mayoritario para evitar una primaria. “Lo que hay ahora con Cresto y Piaggio es una dinámica de tironeo que es normal”, relativizó.

Graficó que para seguir adelante con sus precandidaturas ambos deberían armar listas, presentar avales, “juntar” intendentes. Ante semejante empresa, les pronosticó resistencias en los departamentos y en las intendencias donde el gobernador Bordet construyó un tejido de lealtades potente.

“Nadie quiere entrar en las disputas locales porque todos reconocen que hay un proceso electoral complejo, no estamos ganando por 20 puntos, por eso la discusión pasa por otro lado”, concluyó.

Frigerio, precandidato a gobernador de Entre Ríos, junto a los senadores Espínola y Kueider.
La foto de Rogelio Frigerio junto al senador Edgardo Kueider que despertó especulaciones en Entre Ríos.

Las Más Leídas

También te puede interesar