OBSESIÓN 2025

Entre Ríos: Atilio Benedetti, el primer anotado de la UCR para sostener la banca del Senado

Es diputado, pero no descarta mudarse de cámara en el Congreso. Comparte tribu con la actual senadora, Stella Olalla. Evolución, un escalón abajo.

Con la casi seguridad de no renovar las tres bancas boinablancas que pone en juego en Diputados, la apuesta es no perder más representatividad. “Tenemos una senador, queremos un lugar”, dice sin medias tintas una referente de la Unión Cívica Radical (UCR) ante la pregunta de Letra P.

En tanto, un dirigente cercano a Benedetti, el principal referente de la Corriente Illia, la tribu radical más extendida en Entre Ríos y la que conduce, aunque en alianza con otros espacios, el partido, confió a este medio que a él “le gustaría” que piensen en su nombre. Lo cierto es que, aunque se muevan con cautela y pisen con pie de plomo para evitar traspiés, el sector confirma que no le esquivará a la puja por quedarse con la candidatura.

El hoy diputado puede ser cuestionado por haber ocupado lugares en muchas oportunidades y tener un récord de candidaturas, pero es inobjetable su pertenencia partidaria y trabajo en armonizar pareceres para llegar a acuerdos. Por otro lado, el haber estado muchas veces en una lista puede leerse, también, como un activo. En nivel de conocimiento seguramente supera a la media de los y las protagonistas del centenario partido.

Descontando a la Corriente Illia, los otros sectores de la UCR como Evolución, el que lidera el diputado Pedro Galimberti, el sector de Fabián Rogel, que preside el bloque de diputados oficialistas de Diputados, y algún otro minoritario tienen un desarrollo relativo aunque menor. Así, el sustento para imponer pretensiones existe pero puede ser, con las cartas de hoy, reducido. Claro que, como siempre, pueden primar lógicas con otros argumentos.

Siempre con Rogelio Frigerio

Cualquiera sea la decisión que adopte el radicalismo de cara a las elecciones de medio término en el país, lo que está claro en un todo es que no sacará los pies del plato. Siempre acompañando a Frigerio, o más bien siendo parte del proyecto que protagoniza el gobernador, es una consigna que repiten en todas y cada una de las muchas tribus radicales.

Ante la consulta, coinciden también en que merecen más lugares. El radicalismo es la columna vertebral de Juntos por Entre Ríos (JxER), argumentan, versión que el mismo Frigerio se ha encargado de estimular en más de una oportunidad en distintos discursos de campaña donde agradecía la confluencia de los dos partidos. El histórico partido radical y el novel PRO.

El que asoma la cabeza, pierde

Más allá de las especulaciones respecto de quién puede aspirar seriamente a pelear por un lugar en las listas electorales el próximo año, hay una certeza en todo el arco político: El que asome la cabeza y ponga su nombre en firme para competir va a ser atacado en tándem por el resto. “Si tiro un nombre me hacen bolsa el candidato antes de empezar”, afirma, conocedor, un operador todoterreno del radicalismo ante la consulta por nombres propios.

Así, de acá al momento decisorio en que los nombres estén inscriptos en una lista, reinará una tensa calma en la superficie que no se condiga en nada con la ebullición subterránea fruto de la disputa por los lugares más codiciados.

Los nombres que aparezcan, aunque sin confirmaciones, serán los obvios. Como el de Benedetti. Uno que, por otra parte, es difícil de objetar desde el punto de vista de la representatividad partidaria. Y, aunque en las elecciones para la gobernación, su gran anhelo, nunca pudo derrotar al peronismo, en las elecciones legislativas supo tener buenas performances.

De Angeli - Benedetti.jpg
Atilio Benedetti y Alfredo de Angeli. En 2014, ambos con aspiraciones para disputar la gobernación, se sentaron par avanzar en un acuerdo UCR y PRO.

Atilio Benedetti y Alfredo de Angeli. En 2014, ambos con aspiraciones para disputar la gobernación, se sentaron par avanzar en un acuerdo UCR y PRO.

Atilio Benedetti y Alfredo de Angeli

Benedetti, que reemplazó a Frigerio en Diputados cuando éste se candidateó a la gobernación, y De Angeli se llevan bien. Se respetan. Incluso compartieron esta última semana una gala en Ciudad de Buenos Aires por el día de la avicultura. Un evento porteño, pero con predominancia de protagonistas entrerrianos. Allí también estuvo el gobernador Rogelio Frigerio.

Desde que el chacarero incursionó en política partidaria se han cruzado y, desde hace varias rondas electorales, confluyeron en el mismo frente. Les ha tocado estar enfrentados pero nunca rompieron puentes. 2025 puede ser, quizás, la última puja entre estos dos hombres de la política entrerriana, ambos del departamento Gualeguaychú. Excepto una por ahora improbable interna, pelearan porque su nombre esté inscripto en la boleta electoral que pueda depositarlos en la Cámara Alta.

Embed

Stella Olalla, una mujer del partido con voz propia

Olalla, una “radical de cuna”, como la definió una colaboradora cercana, integra la Corriente Illia y ello le permitió llegar al Senado de la Nación. Es una mujer del partido que cultiva el perfil bajo y habla con todos, que ocupó cargos partidarios y fue funcionaria del primer gobierno del radical Sergio Montiel. Maestra normal y profesora de lengua, literatura y latín, lo que le valió una relación con la juventud y, particularmente, con la de su partido.

En este sentido, se recuerda que tuvo un dialogo sincero y discreto con la juventud cuando se trató en el Congreso la ley de interrupción voluntaria del embarazo, que ella votó positivamente aunque mantuvo el suspenso público hasta último momento. Luego, ya en esta etapa con Javier Milei como presidente, el sentido de su voto confluyó, como el de todos sus correligionarios, con las necesidades del gobernador.

Gustavo Valdés firmó convenios con Guillermo Francos. 
Javier Milei en la Bolsa de Comercio.

También te puede interesar