PRETEMPORADA 2023

Riña de precandidatos pinamarenses

Dos precandidatos usaron la visita de Kicillof para mostrarse. El funcionario que quiere suplantar a Yeza, y el concejal que va por el distrito del PRO.

PINAMAR (Enviada) La reunión que el gobernador Axel Kicillof encabezó en esta ciudad de la costa con representantes del sector turístico sirvió de escenario a la riña fugaz entre dirigentes del PRO y del Frente de Todos (FdT) que este año pelearán por el sillón sillón pinamarense: en un rincón, el subsecretario de Turismo y Desarrollo Económico local, Juan Ibarguren, enviado al cónclave en el Hotel Savoia por su jefe Martín Yeza, quien esquivó el convite; en el otro, el concejal y precandidato de la oposición todista Gregorio Estanga.

 

“Quiero pedir disculpas por Yeza, que no pudo venir por una cuestión personal, pero quiero decir que este espacio de encuentro es muy importante”, arrancó el funcionario local exculpando al intendente y concediendo al gobernador. Como publicó Letra P, Yeza ya avisó que no peleará por otro mandato e Ibarguren parece ser el candidato cantado para sucederlo. Su presencia allí, frente al mandatario bonaerense, abona a la estrategia de instalación de su figura.

 

Sin embargo, el reconocimiento al mandatario y los agradecimientos al ministro Augusto Costa por la invitación y al ministro de Seguridad, Sergio Berni, por el “impresionante despliegue del Operativo Sol”, no impidieron las críticas de su futuro adversario.

 

“Me gustaría que el intendente estuviera acá en vez de andar hablando mal del gobernador; perdóname, Juan, pero sabemos que no es un tema personal y que está en una actividad con Ritondo”, disparó Stanga en alusión a la campaña que el intendente lleva adelante con el precandidato a gobernador por el team halcón, el diputado Cristian Ritondo, de quien Yeza es gran impulsor.

 

Ibarguren ya confirmó sus aspiraciones. “Me encantaría ser intendente de Pinamar, sería un desafío espectacular”, le dijo días atrás al medio local Pinamardiario. Estanga, quien reporta a las filas de La Cámpora, tiene las mismas aspiraciones. Tuvo su lugar de protagonismo en la visita del gobernador; no sólo fue uno de los oradores del encuentro, el único del oficialismo local, sino que además tuvo un lugar junto a Kicillof y a la vicegobernadora Verónica Magario en la rueda de prensa con la que se cerró el evento.

 

En palabras de un funcionario del Frente de Todos presente en el lugar, la relación del gobierno bonaerense con el intendente local es, “de mínima, hostil”. La semana anterior, en Claromecó, otros jefes comunales de la Sexta sección sí acudieron al convite del gobernador.

 

Martín Menem. 
El Monumento a la Bandera en Rosario, donde se realizan los actos conmemorativos del 20 de junio.  

También te puede interesar