12|11|2022

Diputado bolsonarista: "Tenemos que respetar lo que digan las urnas"

29 de septiembre de 2022

29 de septiembre de 2022

El candidato a legislador por San Pablo Tomé Abduch dice que es "delicado" hablar de fraude, pero que los medios no muestran "la realidad". El factor argentino.

SAN PABLO (Enviado especial) En la esquina de la calle Brasil y Colombia el oficialismo brasileño sentó una de sus oficinas más importantes en esta ciudad. De la mano de la postulación de Tomé Abduch como candidato estadual, el bolsonarismo busca los votos de cara a la primera vuelta electoral de este domingo, cuando el presidente Jair Bolsonaro se enfrente a su principal opositor, Luiz Inácio Lula da Silva.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

El joven empresario recibe a Letra P en un salón amplio, que tiene como único adorno una bandera que cuelga del techo con la imagen de cara de Bolsonaro. A diferencia del jefe de Estado, quien denuncia un supuesto fraude en su contra este fin de semana, Abduch asegura que "se deben respetar" los números de las urnas, pero aclara que Brasil tiene "una realidad muy diferente a la que los grandes medios cuentan para todo el mundo" y defiende una revisión del sistema electoral electrónico para el futuro.

 

El hombre del partido Republicanos califica a Lula da Silva como un "bandido" que quiere volver al país y denuncia que si el Partido de los Trabajadores (PT) regresa al Palacio de Planalto, el gigante sudamericano se convertirá en "Argentina, Venezuela o Nicaragua".

 

-¿Por qué se presenta en estas elecciones?

 

-Soy empresario y hace más de 16 años lucho por Brasil, por la libertad, por el respeto, por los valores que nos constituyen como sociedad: la familia, la verdad, el trabajo, el emprendedurismo y un país para todos. 

 

-¿Qué tan importante son las elecciones de este domingo?

 

-Estamos en las semanas más importantes de la historia de nuestro país. Tenemos un candidato que claramente fue preso y que asaltó a Brasil junto a un grupo criminal que se metió dentro del gobierno. Más de 16 billones de reales fueron devueltos a las arcas y esas mismas personas, gracias al Tribunal Supremo Federal (TSF), están de nuevo con la posibilidad de volver a Brasil. No podemos permitir que los ladrones vuelvan a cometer crímenes.

 

-¿Hay riesgo de fraude, como dice Bolsonaro?

 

-Es muy delicado hablar de fraude. El sistema electoral es antiguo y lo que los brasileños pedimos muchas veces es que sea perfeccionado, porque entendemos que la democracia es lo más importante que tenemos como nación. Defender la democracia y la independencia de los candidatos es una necesidad para un país democrático como Brasil. Si la población tiene dudas sobre la seguridad del voto electrónico, ¿por qué no mejorarlo y transformarlo en un sistema más moderno para poder tener la seguridad de los electores? No importa quién es el presidente. Es normal en una democracia que haya alternancia entre los poderes y eso debe ser respetado.

 

-¿Cómo ve la posibilidad de que Lula gane en primera vuelta?

 

-Tenemos que respetar lo que las urnas digan. Si la voluntad popular dice que tiene que haber un presidente que no es el actual, tenemos que respetarlo. Ahora, hay millones de personas yendo a las urnas con el sentimiento verdeamarelo del presidente y las personas no votan a un presidente que tiene un pasado muy triste. Es muy difícil para la sociedad comprender el resultado de las urnas de una forma y la realidad de otra. 

 

-¿Quiere decir que para usted las calles son de Bolsonaro?

 

-Exactamente. Las personas que se movilizan son muchas. La última semana el presidente visitó muchas ciudades y muchos estados con las calles completamente colmadas. ¿Cómo se garantiza la voluntad de esta población? Con un sistema electoral moderno en el cual la población confiara, no habría ningún problema. A su vez, la persona que perdiera las elecciones se iría a su casa para que otro gobierno se instalara y la alternancia se daría naturalmente. 

 

-¿Qué significa Bolsonaro para Brasil?

 

-Bolsonaro asumió en un momento muy importante para nuestra nación. Brasil estaba tomado por bandidos hace muchas décadas, no fue solo el PT. Él entra y limpia los ministerios de los partidos políticos, quienes los habían tomado, y nombró a personas técnicas. La corrupción sistémica acabó. No la corrupción puntual, que es hecha por personas. La sistémica no aconteció en este gobierno. Las empresas estatales fueron totalmente asaltadas y hoy están dando réditos. Brasil es el quinto país del mundo que más vacunas aplicó contra el covid-19 y las narrativas son completamente diferentes a la realidad de Brasil. Somos el segundo mejor país del mundo en salir de la crisis económica que atraviesa al mundo. Tenemos un Brasil que no atacó a minorías, que respeta a homosexuales, negros, a todos. Tenemos una realidad que es muy diferente a la que los grandes medios cuentan a todo el mundo.

 

-¿Cómo analiza las elecciones en el contexto regional de América Latina, donde crece la izquierda?

 

-Vean lo que está pasando en la Argentina, 40% de pobreza. Vean lo que está aconteciendo en Chile, en Venezuela, en Nicaragua, en Colombia, donde un presidente quiere liberar a los narcotraficantes. Quieren instalar aquí en Brasil un “nosotros contra ellos” y separarnos como sociedad. Brasil ama y respeta a todos los homosexuales, es un país donde blancos y negros se sientan en la misma mesa, donde árabes y judíos son amigos. ¿Qué historia es esa? ¿Qué quieren hacer con nuestro país dividiendo a toda la sociedad? Es un absurdo y una actitud de separación que tiene como objetivo tomar el poder.

 

-¿Cómo observa la actualidad de la Argentina, un socio muy importante para Brasil?

 

-Argentina es un orgullo de nuestra América, siempre fue el país más rico, con el pueblo más culto, más bonito, más trabajador. Vean lo que está pasando ahora con las discusiones sobre homosexuales o el aborto. Necesitamos un gobierno que represente a la sociedad y que logre crecer.

 

-¿Qué pasará con Bolsonaro si Lula gana las elecciones?

 

-Volverá a ser un ciudadano, a luchar por Brasil, a ser oposición al gobierno y a seguir trabajando como los últimos años.