CONMOCIÓN NACIONAL

Manifestaciones en Neuquén y Río Negro en repudio al atentado a CFK

Gobiernos de ambas provincias, intendencias, la dirigencia social, sindical y legislativa se manifestaron este viernes. Sesión especial y municipio rebelde.

GENERAL ROCA (Corresponsalía Patagonia) El intento de magnicidio a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner generó la reacción de la mayoría de la dirigencia política en el sur del país. En Neuquén y Río Negro, el gobernador Omar Gutiérrez y la gobernadora Arabela Carreras fueron las primeras autoridades provinciales que se expresaron en contra del grave hecho que cambió la agenda política nacional. Lo mismo se hizo desde la mayoría de las intendencias, organizaciones sociales y sindicales. El ejemplo más resonante se dio pasado el mediodía en la Legislatura de Neuquén con una sesión especial en repudio al atentado y en la reunión empresaria de la Unión Industrial Argentina (UIA) que iba encabezar el presidente Alberto Fernández en las afueras de la capital de la provincia que gobierna el Movimiento Popular Neuquino (MPN).

 

Las manifestaciones contra el fallido magnicidio se reprodujeron durante toda la jornada en la región austral. En Viedma, General Roca, San Martín de los Andes, Neuquén capital, San Carlos de Bariloche y diversas localidades se multiplicaron las manifestaciones a favor de la democracia, un pedido machacado por parte de las autoridades de cada distrito.

 

“Rechazo enérgicamente los hechos ocurridos esta noche en las afueras de la residencia de la vicepresidenta de la Nación. Mi solidaridad con Cristina Fernández de Kirchner. Las y los argentinos somos un pueblo de paz”, se manifestó Gutiérrez, apenas se hizo público el intento de asesinar a la presidenta del Senado. Más tarde, en el mediodía, junto a autoridades de la UIA en la celebración del Día de la Industria, amplificó su mensaje: “Agradezco a cada uno de los representantes del Comité Ejecutivo de la UIA por estar aquí, cumpliendo su compromiso, a pesar de lo ocurrido. Reiteramos nuestro más enérgico rechazo a la agresión que sufrió la vicepresidenta”.

 

Mientras el titular del MPN bajaba un mensaje de unidad, las calles de Neuquén empezaban a llenarse de la dirigencia de diversos sectores. Encabezados por la multisectorial del Frente de Todos, la movilización se hizo sentir por el centro de la ciudad. “Es gravísimo y todos estamos inmersos en esta conmoción”, declaró el concejal Marcelo Zúñiga, principal referente del Movimiento Evita en la región.

 

El titular del PJ neuquino, Darío Martínez, se manifestó en Plaza de Mayo. “El hecho gravísimo que sucedió anoche, nunca más. Todos y todas con Cristina”, escribió el presidente del consejo peronista provincial.

 

Resonante fue el silencio del diputado nacional Francisco Sánchez (PRO), quien había reclamado la pena de muerte para la expresidenta luego del alegato del fiscal Diego Luciani en la causa Vialidad. En la marcha, se observaron pancartas contra el alfil en el sur de Patricia Bullrich que integra el sector más reaccionario del partido amarillo y fuera uno de los organizadores de las marchas que dejaron bolsas mortuorias colgadas en las rejas de Casa Rosada con nombres de dirigentes que integran el FdT.

 

Duro mensaje contra el diputado nacional del PRO.

En territorio rionegrino, se replicaron las mismas expresiones. Carreras tuiteó en la noche del jueves y adhirió al feriado nacional en todos las dependencias estatales. El dato llamativo fue cómo se blindó la capital y aumentó la custodia de la mandataria en la Casa de Gobierno y la residencia oficial anclada en el centro de Viedma, que tuvo diversas manifestaciones.

 

También manifestó su repudio al al ataque a CFK el líder del oficialismo rionegrino, el senador Alberto Weretilneck.

 

En la región del Alto Valle, también se registraron las manifestaciones contra el atentado. En General Roca, la intendenta María Emilia Soria se mostró en las puertas de los tribunales federales con asiento en la ciudad luego de redactar un descargo. Hasta cerró temporalmente su enfrentamiento con La Cámpora por el manejo del PJ rionegrino, una novela con varios capítulos por delante. Su actitud contrastó con la del intendente Mariano Lavín (General Fernández Oro), el único que no adhirió al paro nacional decretado por el Presidente en la provincia.

 

Manifestación en General Roca, con Emilia Soria a la cabeza.

 

“De ninguna manera esto viene a mellar el derecho de los trabajadores a  su participación en todo acto público que repudie los hechos de ayer. Todos estamos en contra de la violencia y nuestra institución así lo ha dejado claro en su planta municipal”, sostuvo Lavín, al justificar la no adhesión. La respuesta de los gremios fue inmediata: decretaron una medida de fuerza.

 

Cerca de las 18, se esperaba una gran concentración en el Centro Cívico de Bariloche con diversas personalidades de la política de esa ciudad. Lo mismo sucedía en San Martín de Los Andes, el principal centro turístico en el sur de Neuquén junto a Villa La Angostura.

 

Ignacio Torres profundiza el estilo refundacional y va contra el tren fantasma en Chubut
Sergio Ziliotto, gobernador de La Pampa, resistió el Pacto de Mayo desde el mismo día en que Javier Milei hizo pública su idea.

Las Más Leídas

También te puede interesar