CONMOCIÓN NACIONAL

Kicillof cuestionó el repudio de la Justicia: “Eluden el hecho, andan con vueltas”

Arremetió contra la reacción pública del Poder Judicial frente al atentado a CFK. “Los comunicados no me gustan”. El caldo de cultivo de la causa Vialidad.

LA PLATA (Corresponsalía Buenos Aires) Cuatro líneas son las que le dedicó la Corte Suprema de Justicia de la Nación a repudiar públicamente el intento de magnicidio contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. El calibre (menor) de ese repudio fue criticado este mediodía por el gobernador bonaerense Axel Kicillof, quien, sobre los comunicados dados a conocer por el Poder Judicial, sostuvo: "No me gustan, me parece que eluden el hecho, andan con vueltas, eufemismos y no son muy claros". 

 

En conferencia de prensa en el Salón Dorado de la Gobernación, Kicillof consideró como “un atentado a la democracia” el intento de asesinato a la expresidenta, por lo que indicó que los mensajes difundidos por los sectores más encumbrados de la Justicia lejos estuvieron de mostrarse a tono con el contexto. Desde esa perspectiva, sostuvo que los comunicados están “a espaldas de lo que estamos manifestando y sintiendo los argentinos y todos los sectores políticos”. 

 

Flanqueado por el grueso de su gabinete (con algunas ausencias, entre ellas, la del ministro Sergio Berni), el mandatario bonaerense recalcó que el hecho sufrido por la vicepresidenta “es un llamado de atención inmenso", por lo que insistió: “Creo que se están haciendo las cosas mal desde determinado sector”. 

 

Rodeado por parte de su gabinete, Kicillof condenó en conferencia de prensa el ataque a CFK (Fotos: AGLP).

Kicillof enfatizó que el intento de magnicidio “no es una cuestión individual, de un desquiciado, es producto de un contexto”. Ante eso, analizó: “No puedo dejar de asociarlo a lo que escuchamos hace poco de un exponente del sector judicial que también buscaba sacarla, erradicarla de la vida política, prohibiéndole de por vida la participación como candidata”. En ese accionar, Kicillof divisó un caldo de cultivo: “Pensábamos que en Argentina la proscripción y la muerte por motivos políticos ya no existían más”, subrayó. 

 

En esa línea, el mandatario provincial dedicó reiterados párrafos a cuestionar el “discurso de odio de dirigentes” de la oposición y los episodios de manifestación pública en contra de la expresidenta: “Vimos guillotinas, bolsas mortuorias y no dijeron nada”, sentenció en dirección además a los medios de comunicación hegemónicos: “Uno recorre los canales y lo que ve es violencia”, dijo.  

 

Al encender luces de alerta frente a ese escenario, pidió “que esto sea una campanada ensordecedora que despabile a los más distraídos”. 

 

Por otro lado, al ser consultado sobre si tiene previsto modificar la seguridad en torno a su figura, considerando su perfil alejado de lo protocolar, el gobernador admitió: “Recapitulando cómo se mueve uno, es muy difícil pensar que algo así se pueda evitar”. 

 

Para cerrar, al etiquetar el hecho como “Un punto de inflexión”, hizo un llamado “a todos los políticos, trabajadores, empresarios, a repudiar lo que sucedió sin dobleces ni grises y replantear los discursos de odio. La convocatoria es amplia y a todas las fuerzas políticas. Tiene que haber una contundencia, que escuchamos de algunos y de otros no, en repudiar, repensar y evaluar las propias acciones. Tiene que ser una respuesta en bloque de todos los sectores políticos”.  

 

Marcos Ferrer encara una semana de negociaciones clave para definir a la futura conducción de la UCR.
El gobernador Maximiliano Pullaro y el intendente Pablo Javkin, en coordinación para pacificar Rosario.

Las Más Leídas

También te puede interesar