22|11|2022

"Vamos bien" y el bebé argentino: intimidad de otro cara a cara con tía Kristalina

19 de septiembre de 2022

19 de septiembre de 2022

El mandatario y la titular del Fondo hablaron 45 minutos. Aval al rumbo, el hijo de Fernández, Perón y un cambio de ángulo para no repetir la foto de Dujovne.

NUEVA YORK (Enviada especial) “Presidente, vamos bien, las cosas están funcionando”. Con esa frase contundente, Kristalina Georgieva le dio a Alberto Fernández el visto bueno sobre los avances de la implementación del programa que Argentina firmó con el Fondo Monetario Internacional (FMI) en la reunión que mantuvieron este lunes en el consulado general argentino en esta ciudad. 

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

El encuentro duró 45 minutos, en los que Georgieva y Fernández hablaron sobre la estabilización de la economía argentina, el avance de la reconstrucción de las reservas, la necesidad de hacerle frente a la inflación, reducir el déficit y los subsidios energéticos, y que también tuvo espacio para la charla informal y menciones a Francisco, el hijo menor del mandatario. “Disfruté mucho de ver las fotos del bebé del Presidente; verlo crecer con fuerza es algo que queremos ver también en el caso de Argentina, para que la misma sonrisa que vemos en la cara del presidente cuando ve a su bebé la podamos ver en las caras del pueblo argentino”, fue la curiosa forma que encontró Georgieva para hablar sobre el avance del programa. 

 

Las declaraciones de la titular del FMI incluyeron dos puntos clave. El primero fueron los elogios que le dedicó a Sergio Massa, con quien se reunió en Washington hace diez días. Georgieva destacó, sin embargo, que tanto el ministro de Economía como su antecesora Silvina Batakis y su antecesor Martín Guzmán dieron las mismas señales frente al acuerdo, lo que implica una continuidad en la política del Gobierno. “Tres ministros, un programa, un objetivo”, sintetizó. Más allá de eso, destacó el “aumento en términos” de autoridad que logró reunir Massa en torno a su función. 

 

El segundo punto fue la admisión tácita, por parte de Georgieva, de que el panorama actual podría generar una revisión de las metas del programa en 2023. “Este es un contexto mundial de alta incertidumbre y es algo que se debe tener en cuenta. En la medida en que vayamos entendiendo mejor el desempeño de Argentina en el contexto mundial, observando la trayectoria del crecimiento, así como la evolución de la inflación y la eliminación de los subsidios perjudiciales para la Argentina, esos son los son aspectos que debemos tener en cuenta sobre el desarrollo del país”, dijo. 

 

La reunión comenzó puntual, a las 11.30, y se celebró en el despacho del cónsul general, Santiago Villalba, ubicado en el primer piso del edificio. Tras un cálido saludo, Fernández y Georgieva hablaron primero sobre los cuadros de artistas argentinos que custodian el despacho. La titular del Fondo se interesó puntualmente en una obra del chaqueño Milo Lockett. El Presidente le habló sobre el artista y también le contó la particular historia del edificio, una vieja casona construida en 1901, que fue propiedad de una adinerada familia neoyorquina que quebró tras la crisis de 1929 y debió desprenderse del inmueble. Fue adquirido por el gobierno de Juan Domingo Perón en 1947 y es patrimonio histórico de Nueva York. 

 

El mandatario había salido a las 11.17 desde el hotel Park Hyatt, ubicado en la calle 57, a dos cuadras del Central Park, y caminado rumbo al consulado general, ubicado a 400 metros, junto al embajador argentino en Estados Unidos, Jorge Argüello; el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello; la portavoz Gabriela Cerruti y su custodia. Fernández ingresó a las 11.23 al edificio donde lo esperaba Georgieva, que llegó a la cita con algunos minutos de antelación. A su arribo, ante la prensa, la titular del Fondo Monetario Internacional dijo que estaba “muy ansiosa por la reunión con el Presidente y muy entusiasmada” por el nivel de acuerdo alcanzado entre la Argentina y el organismo. 

 

Fernández estuvo en la reunión acompañado por Vitobello, Argüello y Santiago Cafiero, que llegó a las 11.36 porque quedó demorado en el intenso tránsito neoyorquino después de su reunión con el ministro de Asuntos Exteriores de la India, Subrahmanyan Jaishankar. Para no demorarse más, el canciller hizo a pie las últimas dos cuadras hasta llegar al consulado. 

 

La de este lunes fue la tercera reunión presencial del Presidente con Georgieva. El argentino y la búlgara se habían visto en dos oportunidades en Roma, el 14 de mayo y el 30 de octubre de 2021. Después mantuvieron contacto telefónico y vía Zoom. Tras el encuentro, la directora del FMI hizo una declaración oficial y luego se prestó a responder preguntas del grupo de prensa nacional enviada a cubrir el viaje del Presidente a esta ciudad, que incluye a Letra P. Es la primera vez que la titular del Fondo accede a brindar una conferencia exclusiva para periodistas de Argentina.

 

El lugar de la conferencia fue el mismo salón en el que hablaron, en 2018, la entonces directora ejecutiva del Fondo, Christine Lagarde, y el entonces ministro de Economía del gobierno de Cambiemos, Nicolás Dujovne, cuando anunciaron la ampliación del acuerdo original. Para evitar la repetición de la imagen, este lunes se eligió el ángulo opuesto al de aquella foto, que mostraba de fondo una chimenea. 

 

Por último, el encargado de dar detalles sobre la reunión por parte del gobierno argentino fue el embajador Argüello, quien calificó la reunión como “muy positiva” y destacó que el Fondo haya anunciado la aprobación de la segunda revisión del acuerdo mientras el Presidente y Georgieva iban camino a la reunión. La aprobación implica un desembolso de 3.900 millones de dólares por parte del FMI.