15|11|2022

El ajuste no debe ser sobre los que menos tienen

La distribución de los planes sociales sigue en debate. La propuesta para que estudiantes de universidades los controles genera rechazo y reabre la polémica. 

El Gobierno avanza en su idea de auditar los proyectos los programas sociales, comunitarios y productivos del Potenciar Trabajo. El ministro de Economía, Sergio Massa, anunció la decisión del Gobierno en su primer discurso oficial, donde se detalló que quienes llevarían adelante esas auditorias serán universidades nacionales con el fin de mostrar una mayor transparencia.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

La falta de trabajo es cada vez más notoria en el país, donde cinco de cada diez chicos son pobres. La mayoría de ellos asisten a comedores comunitarios. Las políticas públicas para resolver estos temas no se ven. La plata no alcanza y la manera de solucionar el problema que encuentran los gobernantes es controlar a quienes vivimos padeciendo la crisis, pero no apuntan a los sectores que más tienen. 

 

El objetivo de las auditorías es quitar del programa a 400 mil trabajadores de la economía popular, medida que lo único que hace es confirmar el perfil del nuevo ministro de Economía. Massa es amigo de las empresas y responde a los intereses del Fondo Monetario Internacional. Su objetivo es mantener el acuerdo con el organismo de crédito, mientras el pueblo intenta llegar como puede a fin de mes. 

 

Las organizaciones políticas y sociales que no somos afines al Gobierno constantemente estamos recibiendo auditorias por parte del Ministerio de Desarrollo Social. En esas visitas, invitamos a los auditores a que vean las actividades que llevan adelante los beneficiarios del Potenciar Trabajo, muchas veces con herramientas que los propios vecinos de los barrios ofrecen solidariamente. Uno de los reclamos de las organizaciones sociales al ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, es por las herramientas prometidas, que nunca fueron  entregadas.  

 

Desde la juventud que milita en espacios sociales y comunitarios, con inserción en muchas universidades del país, nos preocupa que desde el Gobierno pretendan que quienes estudiamos y trabajamos allí seamos parte de esta auditoria y nos responsabilicen así por el ajuste que vienen llevando adelante. Ajuste que se ve en el recorte al presupuesto universitario y a nuestros bolsillos. La educación pública tiene que estar al servicio de la comunidad y no de intereses financieros extranjeros.  

 

Potenciar Trabajo tiene que convertirse en empleo genuino para que todas aquellas personas que vivimos en el país podamos tener dignidad. Muchos de quienes no tenemos trabajo somos jóvenes entre 18 y 35 años, que al no tener oportunidades laborales acudimos a los programas sociales. No podemos naturalizar la falta de empleo y hacer de cuenta que no pasa nada. Es necesario que quienes están en el Gobierno lo hagan para la gente y no para los intereses de quienes más tienen.

 

Necesitamos que el gobierno de turno y la oposición hagan una autocrítica, dejen de pelearse entre ellos y pongan en práctica un plan para combatir la pobreza y la falta de empleo. Necesitamos de una vez que dejen de responsabilizar a la gente y a las organizaciones sociales de los problemas que tenemos en el país. Que la persecución política hacia quienes salen a pedir trabajo no sea una salida. Que las auditorias no estén sobre los que menos tenemos, sino sobre aquellos empresarios que se fugaron millones de dólares con el préstamo del Fondo Monetario Internacional al expresidente Mauricio Macri. Ellos son los principales responsables de la profundización de la crisis y la pobreza.