26|9|2022

La CGT aclara que la marcha no es contra el Gobierno, pero exige medidas

16 de agosto de 2022

16 de agosto de 2022

Las centrales sindicales se movilizarán este miércoles al Congreso en contra de "los formadores de precios" y con un mensaje para el superministro Massa.

Distintos sindicatos, nucleados en la Confederación General del Trabajo (CGT) y la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA), se movilizarán este miércoles hasta el Congreso en contra de “los formadores de precios” y los sectores “especuladores” de la economía, al mismo tiempo que defenderán al gobierno del Frente de Todos (FdT) y le exigirán al flamante ministro de Economía, Sergio Massa, que tome medidas para sobrellevar la crisis que sufre la Argentina. 

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Carlos Acuña, no de los integrantes del triunvirato que conduce la CGT,  anticipó una marcha “masiva” contra “los sectores empresarios que generan inflación” y que “aumentan los precios cuando quieren”. "Se tendrían que poner de acuerdo con el Gobierno y si tienen que ganar un poquito menos en esta etapa, que lo hagan, porque después lo recuperan con el consumo", analizó y consideró que “no estaría mal” que el Gobierno aplique un aumento salarial por decreto “porque no todos los gremios tienen la posibilidad de discutir de la misma forma".

 

El secretario general de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) y diputado oficialista Hugo Yasky, aclaró que la movilización “no es una marcha contra el Gobierno” porque "eso sería sumarse a quienes tratan de desestabilizar". "Sumarle a eso una movilización popular contra el Gobierno sería como escupir contra el viento y ser útil a estos sectores del poder fáctico que quieren imponer sus reglas de juego y un final abrupto del Frente de Todos. Denunciamos a estos sectores y exigimos al Gobierno que empiece a mostrar cuál es la parte de la agenda social de (Sergio) Massa", aseguró en declaraciones a la radio AM 990.

 

El docente remarcó que la salida a la calle de los sindicatos será en defensa del Gobierno ya que, explicó, “la remarcación de precios, la maniobra especulativa con la sobrefacturación, las corridas cambiarias que se alientan en las cuevas financieras de este país conforman una embestida para lograr que el Gobierno sea arrastrado a una devaluación o termine su mandato antes de tiempo".

 

El hombre cercano a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner demandó “asociar el crecimiento de la economía y el modelo productivo con la mejora de la calidad de vida”, un punto que, criticó, “en este tiempo no pasó”.

 

En la previa de la jornada, el secretario general de la Central de Trabajadores de la Argentina- Autónoma (CTA-A), Pablo Micheli, anticipó que la marcha tiene como consigna principal “ir en contra de los especuladores y los formadores de precios”, a quienes denunció por estar “abusando del pueblo argentino”. "Queremos también que reaccione el Gobierno. Está claro quiénes son los culpables de la inflación. Quien puede parar y controlar ese tema es el Gobierno", puntualizó.

 

A la vez, Micheli exigió que la Casa Rosada aplique un salario mínimo en dólares ya que el sueldo de la clase trabajadora está “completamente depreciado”. “No ponemos una cantidad en pesos porque queda totalmente diluida”, aclaró y demandó que el aumento también se aplique a “la jubilación mínima”. 

 

"No se ha notado mucho el tema del control del dólar paralelo y, si bien hay del Gobierno (una intención de) subestimar ese dólar blue, lo cierto es que los precios de los alimentos van al compás de ese dólar, no al dólar oficial", ahondó y le recomendó a Sergio Massa que “seguir haciendo señales para los mercados no es el camino”. 

 

La ministra de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual de Buenos Aires y activista gremial de la CTA, Estela Díaz, remarcó que en la marcha de este miércoles se deben "visibilizar la agenda de género y las desigualdades que afectan la vida de las mujeres y las diversidades" ya que, según un informe de la La Dirección Nacional de Economía, Igualdad y Género, la brecha salarial es del 28% ya que, en 2021, "las mujeres representaron un 48,6% de tasa de actividad y un 68,8% los varones".

 

"Discutir la agenda de las brechas laborales y salariales es discutir la redistribución de la riqueza, las asimetrías y la desigualdad, sobre todo en estos tiempos que transitamos. Debemos romper la barrera mediática y que estos temas trasciendan la agenda de nuestro gobierno", completó.

 

Los movimientos sociales también serán parte de jornada. A través de un comunicado, la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (UTEP) confirmó que acompañará la movilización en repudio a las "operaciones especulativas en busca de mayor devaluación y de las remarcaciones  insensibles promovidas por las empresas formadoras de precios". "Lo que nos falta no es trabajo. Lo que nos faltan son derechos laborales, medios para mejorar nuestro trabajo, nuestra producción, nuestra vida y la de millones que como nosotros y nosotras no tienen lugar en las cadenas de valor del capitalismo global", manifestó la organización y reivindicó su tradicional demanda por "tierra, techo y trabajo" como una de sus consignas.