22|9|2022

Tras la bomba del 7,4% de julio, el Círculo Rojo teme las esquirlas de agosto

11 de agosto de 2022

11 de agosto de 2022

En la UIA admiten que existe una dispersión de precios con cuidado de stock. Los analistas alertan que el IPC también será elevado en el primer mes de Massa.

La inflación descontrolada de julio dejó un piso de alarma para la actividad económica y las empresas reeditaron, esta vez con mayor énfasis por guarismos récord, su alerta por la falta de precios de referencia para la reposición de productos. En paralelo, las consultoras dejan ver un "caldo de cultivo" que preparó la situación de inestabilidad macroeconómica, luego de los saltos en la brecha cambiaria, que podría disparar nuevas remarcaciones ya durante la era Sergio Massa al frente de Economía, que pongan a agosto otra vez con el termómetro en rojo. El principal conflicto del IPC que mostró el INDEC este jueves, con 7.4%, es el efecto arrastre debido a que, a pesar de la tranquilidad en el mercado cambiario, la incertidumbre se sostiene en el sector privado.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Fuentes de la Unión Industrial Argentina (UIA) confiaron a Letra P que existe "mucha preocupación" en las fábricas por la variación de los costos de reposición de los insumos e, incluso, en los precios de los productos que venden. Por eso, algunas empresas decidieron continuar con el sostenimiento del stock de las manufacturas, a la espera de una estabilidad que incluya un plan de mediano plazo, con el paquete de medidas totalmente anunciado y en funcionamiento.

 

"Tenemos mucha preocupación. No hay precios en el mercado, porque cada uno maneja un dólar distinto, ya que no saben si van a poder reponer a dólar oficial, dólar link, billete o Roflex", se preocupó uno de los integrantes de la mesa chica de la UIA, que admitió que la inflación prevista para esa entidad fabril para agosto también va a ser "muy alta". El secretario de Comercio, Matías Tombolini, apenas asumió, pronosticó que "recién en septiembre bajará la inflación".

 

Lo cierto es que, en el Círculo Rojo productivo, tienen dudas sobre el plan del flamante ministro de Economía para ponerle freno a las remarcaciones, en el corto plazo, a través de una estabilidad macroeconómica. "¿Qué va lograr en un mes para generar expectativas positivas para calmar la ansiedad?", fue la pregunta retórica de uno de sus integrantes. El Centro de Economía Política Argentina (CEPA) puso la lupa sobre el rubro de Alimentos y bebidas, en donde señaló que "la situación de inestabilidad macroeconómica, relacionada particularmente con la escasez de dólares, generan un escenario donde los grandes formadores de precios consideran 'caldo de cultivo' para la remarcación".

 

En el caso del dólar, la consultora que dirige el economista Hernán Letcher, que Cristina Fernández de Kirchner reveló que lo quiso en Comercio Interior, señaló que en julio el tipo de cambio oficial se movió 4,8%, punta a punta, y aunque se mantuvo el ritmo de mayor aceleración implementado desde diciembre último, el valor quedó por debajo de la inflación, al no haber modificaciones sensibles sobre el tipo de cambio real multilateral. "En los primeros ocho días de julio, se devaluó 1,8%. El ministro de Economía descartó una corrección del tipo de cambio", sostuvo el informe.

 

Nada garantiza que haya que pasar septiembre. Recuerda el documento del CEPA que los aumentos en las tarifas de agua, luz y gas, tanto por quita de subsidios como en la aplicación de las medidas relacionadas con ahorro de energía, tendrán impacto recién desde ese mes. Mientras que el aumento en colectivos y trenes del área metropolitana será del 40%; en salud, se autorizaron subas a las empresas de medicina prepaga a partir de agosto del orden de 11,34% bimestral. En educación, los colegios privados de CABA prevén otro aumento probablemente en octubre; y en la provincia de Buenos Aires, sería en septiembre.

 

Según un relevamiento de la consultora LCG de la primera semana de agosto, la suba de precios de los alimentos promedió 2,14%, acelerándose un 1,08 porcentual respecto de la última semana de julio. Ya para esta segunda semana del mes, el Centro de Estudios Scalabrini Ortiz (CESO) mostró que el Índice de Precios de Supermercados (IPS-CESO) creció 1,9% en relación con la semana anterior, y 8,2% respecto de cuatro semanas antes.

 

"En esta semana previa al Día del Niño, los Juguetes (+6,3%) lideran ampliamente la suba respecto de otros rubros. Le siguen los Electrodomésticos, con una variación semanal del 3,4% y una mensual del +17,5% (más del doble del promedio). En este último caso, hay que resaltar dos cuestiones: los electrodomésticos son un rubro particularmente afectado por eventuales restricciones en las importaciones y los bienes durables fueron especialmente demandados por quienes buscaban cubrirse de la suba de precios", destacó.