09|11|2022

En Diputados ya discuten la sucesión de Massa

28 de julio de 2022

28 de julio de 2022

Si pide licencia o renuncia, el oficialismo mantendrá la presidencia. Las tribus del FdT pulsean por la silla. Danza de nombres y el antecedente alfonsinista.

Mientras se suceden las reuniones en la Casa Rosada sobre posibles cambios en el Gabinete, en la Cámara de Diputados cada vez suena con más fuerza la posibilidad de que su presidente, Sergio Massa, se mude al Ejecutivo. De concretarse, se activarán las opciones para reemplazarlo. Hay un antecedente  que data de 1989, cuando el entonces titular del cuerpo Juan Carlos Pugliese presentó la renuncia para jurar como ministro de Economía de Raúl Alfonsín

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

En aquel momento, el cuerpo no se la aceptó y le permitió una licencia sin goce de sueldo. Al mismo tiempo fue elegido Leopoldo Moreau como su sucesor, a partir de un acuerdo político que le permitió al radicalismo gobernante mantener la conducción de la Cámara en un momento crítico. Con ese precedente como ordenador, resta saber si Massa formalizará su renuncia o pedirá directamente una licencia. Frente a ese interrogante, lo único que queda claro es que el recinto deberá evaluar la presentación que elija hacer el tigrense y poner en marcha la elección de un nuevo titular de la Cámara. 

 

La mayoritaria de los diez bloques que integran el interbloque de JxC están dispuestos a acompañar la elección del candidato que promueva el oficialismo. Las fuentes consultadas indican que el antecedente más cercano fue la elección de Emilio Monzó durante la gestión de Cambiemos, cuando esa fuerza no contaba con mayoría propia para poder garantizar su elección. A partir de un acuerdo político, el bonaerense condujo la Cámara los cuatro años de la presidencia de Mauricio Macri

 

En esos pactos radica la base de los cálculos que se escuchan en los pasillos de una Cámara de Diputados cruzada por el secretismo, pero en horas donde se siguen el pulso de las conversaciones en Casa Rosada con mucha ansiedad. A la banca que Massa podría dejar en stand by  se suma el hueco en la presidencia de la Cámara baja, una silla que no puede quedar vacía. Los nombres ya circulan: el titular de la Comisión de Presupuesto, Carlos Heller, suena como uno de los posibles candidatos, mientras otros hablan del diputado y exgobernador sanjuanino José Luis Gioja

 

Las fuentes consultadas admiten que falta definir también cómo será el acuerdo interno entre las tribus que conviven dentro del bloque presidido por el santafesino Germán Martínez, mano derecha de exministro y actual titular de la AFI, Agustín Rossi, otro conocedor de los entresijos reglamentarios, interpretativos y políticos de la Cámara Baja por presidir el bloque del Frente de la Victoria. De acuerdo al reglamento del cuerpo, su artículo 2 sostiene que "se procederá a la elección, a pluralidad de votos, del presidente, vicepresidente 1°, vicepresidente 2° y vicepresidente 3°, haciéndose las comunicaciones pertinentes al Poder Ejecutivo nacional, al Honorable Senado de la Nación y a la Corte Suprema de Justicia de la Nación".

 

Si Massa pasa al Ejecutivo, ¿el control de Diputados seguirá en manos del Frente Renovador? La pregunta es uno de los debates que el panperonismo deberá zanjar en su propio equilibrio de fuerzas. El espacio del tigrense no tiene interés en ceder esa preeminencia y por esa razón también suenan para la eventual vacante nombres de los diputados y diputadas que responden a Massa. En otras latitudes del bloque advierten que la agenda que viene requiere de un perfil experimentado y con amplias capacidades de interlocución con todos los bloques del recinto y con el Ejecutivo. 

 

Si el tigrense renuncia, su banca será ocupada por quien aparece en la lista de diputados por la provincia de Buenos Aires por el Frente de Todos en 2019, que había encabezado Massa y metió 19 bancas. La primera suplente es Jimena López y le sigue Lucio Yapor, que juró en reemplazo de Facundo Moyano. Luego está Carolina Arricau y después figura Juan Marino, que aparece como el seguro reemplazante por la Ley de Paridad de Género. Es dirigente del Partido Piquetero y ahora es funcionario del ministro de Desarrollo de la Comunidad bonaerense Andrés Larroque