22|9|2022

El reclamo por la paridad en las listas crece en el radicalismo cordobés

23 de julio de 2022

23 de julio de 2022

El colectivo Mujeres Radicales en Red gana visibilidad y pide pista. Demanda que las correligionarias integren las fórmulas y las mesas de decisión.  

CÓRDOBA (Corresponsalía) “Las mujeres representamos el 52% del total de afiliadas y dirigentes del partido radical en Córdoba, pero solo accedemos al 8,5% de los cargos en los circuitos y subcircuitos. Solo conducimos en cuatro de los 26 departamentos y, si bien existe paridad en la conducción, en 131 años de vida del partido solo hubo una presidenta, María Teresa Merciadri de Morini, y no cumplió todo un mandato. Asumió porque se fue el presidente. Jamás una mujer fue electa”. Sobre tales indicadores de inequidad, dentro de un movimiento que pregona la inclusión, trabajan y proponen las Mujeres Radicales en Red, un colectivo al que ya se han integrado 169 voces femeninas de toda la provincia.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

“Queremos fortalecer la participación de las mujeres para que ocupen espacios de conducción. Impulsarlas para los cargos que se ponen en juego, no sólo en la estructura interna. Invitamos a mujeres de todo el radicalismo, sin distinción de líneas internas”, precisa Miriam Acosta, una de las mentoras del espacio.

 

“Si bien tenemos paridad cualitativa, no tenemos paridad sustantiva. No podemos acceder a los espacios de toma de decisiones. Menos aún a la mesa chica. Quienes participan activamente en la toma de decisiones son hombres. No se habla de candidaturas de mujeres. Te aseguro que hay mujeres que están preparadas para ser tribunas de cuenta, concejalas, legisladoras”, amplía la exconcejala durante la intendencia de Ramón Mestre (h).

 

En pleno crescendo de las discusiones sobre la conformación de listas para las elecciones provinciales del año próximo, el colectivo, que trabaja a la par de otras agrupaciones, pide que la fórmula para la gobernación que presente la alianza Juntos por el Cambio incluya a una mujer. “Nunca se nos considera entre los candidatos a gobernador. Hoy tenemos a Rodrigo de Loredo y Luis Juez. Antes, Mario Negri y Ramón Mestre. Todos varones. Si otra vez es un varón el candidato por Juntos por el Cambio, el lugar de la vicegobernación debe quedar en manos de una mujer. También en caso que el radicalismo presente una fórmula sólo con nombres propios”, reclama Acosta.

 

En diálogo con Letra P, la secretaria del Comité Provincia de la UCR asegura que los planteos de la agrupación han sido presentados formalmente a las autoridades partidarias en cada una de los encuentros boinablanca. “Un partido que no tiene jóvenes, que no tiene mujeres en sus guías de conducción, es un partido al que le falta aggionarse a los nuevos tiempos. El 40% del padrón son jóvenes, un 8% representan diversidades, el 52% somos mujeres, el partido debe estar a la altura de eso”, añade.

 

Acosta advierte también sobre la asignación de cargos en un hipotético futuro gabinete provincial. “A las mujeres se las piensa en ministerios como Educación, Solidaridad o Género. ¿Por qué no pensarlas en el ministerio de Obras Públicas, en Economía, en Transporte? A las mujeres nunca nos preguntan qué queremos ser. Es porque no estamos en la mesa de decisiones aportando nuestra mirada”, añade.

 

No obstante, la dirigente retira su pedido de cualquier especulación electoral. “Podría decirse que las aspiraciones de cualquier dirigente suman ruido. Los hombres dicen que quieren ser gobernador, diputado, intendente. ¿Por qué valoran así lo nuestro y no lo de ellos?”, se pregunta.

 

“Antes comprábamos el discurso de que había que ubicarse 'donde el partido nos necesite'. No. Además de esa necesidad, consideremos el lugar en el que queremos desarrollar aquello que sentimos y para lo que estamos capacitadas. No queremos meter ruido. No queremos romper. Queremos ser parte, queremos estar en la mesa para resolver, junto a los hombres, cuál es el mejor camino para un proyecto”, añade.

 

Un partido feminista

Las Mujeres Radicales en Red anotan algunos avances en la lucha por la paridad de género. Por primera vez en su historia la Juventud Radical de Córdoba es presidida por una mujer, elegida por votación: Constanza Córdoba. La Organización de Trabajadores Radicales es conducida por una mujer, Sonia Pereyra, otro hito inédito.

 

Junto a las mencionadas, Lucrecia Cavanna, presidenta de la corriente Identidad Radical; Jorgelina "Cony" Paolucci, vicepresidenta de UCR Diversidad Córdoba; y Belén Panichelli, presidenta del comité Capital de la JR; son otras figuras que encabezan actos en distintos lugares de la provincia.

 

No obstante, remarcan que los esfuerzos que realizan para ocupar espacios importantes son arduos aún. Particularmente en lugares y sectores donde el feminismo es malinterpretado. “El feminismo es una corriente que busca la igualdad de oportunidades entre el hombre y la mujer. En el feminismo la diversidad tiene un valor trascendente. Si el radicalismo busca la igualdad, si busca terminar con las desigualdades, con la vulneración de los derechos, es un partido feminista. El radicalismo debe ser el más feminista de todos los partidos políticos”, concluye Acosta.