CONGRESO

Boleta única: JxC llega con lo justo y transpira por su ofensiva en Diputados

Un pedido de prórroga de cuatro horas desató los fantasmas del naufragio de la aventura parlamentaria. Viajes a contrarreloj y portazos. El poroteo.

La demostración de fuerza que los bloques de la oposición prepararon desde principios de mayo se concretará este miércoles en la Cámara de Diputados, en una sesión especial solicitada para aprobar la implementación de la boleta única de papel. Si bien estaba prevista para las 10, la corrieron para las 14, a pedido del interbloque de Juntos por el Cambio (JxC) que, por estas horas, volvió a encontrarse con el fantasma más temido para esta nueva táctica de agitación parlamentaria: no juntar los 129 votos necesarios para el cuórum. 

 

El 5 de mayo se concretó la última sesión y el interbloque de JxC logró sumar 16 voluntades a sus 116 votos para emplazar al cuerpo para que trate los proyectos presentados sobre ese tema. Fue la misma sumatoria que lograron a fines de año, cuando hicieron naufragar el tratamiento del Presupuesto 2022 y quedó plasmado el primer gesto entre cambiemistas y partidos provinciales para condicionar al oficialismo. El segundo surgió poco después, cuando forzaron el tratamiento de cambios al impuesto a los Bienes Personales, pero la iniciativa salió al revés porque cuando llegaron al recinto no tenían los votos suficientes y el oficialismo impuso su propuesta de modificaciones. Esa foto sigue fresca en la memoria de los jefes parlamentarios de JxC que pasaron momentos amargos cuando sus propios compañeros de bancadas les cuestionaron lanzarse a una aventura de ese calibre sin haber contado los porotos. 

 

Este martes volvió a sobrevolar la misma zozobra. El dictamen de mayoría salió con 58 firmas y los ganchos de todos los socios parlamentarios de la ofensiva. Desde ese momento comenzó el conteo para reeditar los 132 votos del 5 de mayo. La cuenta ya es menor, porque la diputada del FIT, Romina del Plá, ya anunció que no acompañará esta etapa, aunque fue una de las que apoyó el emplazamiento impulsado por la macrista Silvia Lospenatto

 

Sin ese respaldo, la cuenta quedó al filo. JxC tiene 116 votos, pero el jefe del bloque radical, Mario Negri, dio positivo de covid y no podrá participar. A los 115 votos de JxC, se suman los ocho del interbloque Federal, que reúne a lavagnistas, socialistas santafesinos y cordobesistas. Esas 123 voluntades crecen a 127 con los cuatro escaños de la ultraderecha. A partir de ese punto comienza el hilado fino. Del bloque Provincias Unidas, donde conviven dos diputados de Juntos Somos Río Negro y dos del Frente de la Concordia Misionero. En ese conglomerado hay diferencias: los rionegrinos Luis Di Giácomo y Agustín Domingo votaron en la última sesión a favor del emplazamiento. Los misioneros no fueron de la misma partida: Diego Sartori estuvo ausente y Carlos Fernández votó en contra. 

 

Con ese antecedente divido del interbloque Provincias Unidas el poroteo llega a los 129. Crece a 130 porque también hay otro bloque con votación dividida. El espacio Somos Energía para Renovar (SER) es compartido por el riojano Felipe Álvarez, que votó a favor el 5 de mayo, y el santacruceño Claudio Vidal, que votó en contra. 

 

La solidez de los 130 votos depende de que lleguen todos los diputados y diputadas de JxC a la capital. Por eso pidieron la prórroga, porque varios radicales del norte no consiguieron vuelos y viajan raudamente en sus camionetas hasta Buenos Aires. Si no alcanzan al cuórum tienen muy pocos recambios, porque los armadores de la mayoría se enteraron de un portazo inesperado. Es el caso de Rolando Figueroa, del Movimiento Popular Neuquino (MPN), que votó a favor del emplazamiento de hace un mes pero no acompañaría la iniciativa y tampoco daría cuórum. 

 

Las cuentas están tan al filo que los aliados circunstanciales de JxC comenzaban a dudar del éxito de la sesión para la que vienen trabajando hace un mes. El armado de la movida, como contó este portal, tuvo un impulso determinante hace dos meses en el asado que organizó el exgobernador salteño Juan Manuel Urtubey en su residencia de San Isidro. El factótum fue el extitular de la Cámara baja, Emilo Monzó, que tejió y exploró todo tipo de negociaciones para mantener los números que lograron plasmar el 5 de mayo. 

 

Si prevalecen las dudas y no se confirma el cuórum, será el segundo naufragio de una iniciativa de este tipo. En JxC aseguran que esa chance es improbable. A suerte o verdad, les tocará llevar adelante el trámite casi en soledad de otras fuerzas: el Frente de Todos no pisará el recinto y el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, partió este martes por la noche junto a la comitiva que acompaña al presidente Alberto Fernández con destino a Los Ángeles, California, sede de la novena Cumbre de las Américas. Sin el tigrense para presidir a la sesión, la tarea quedará en manos del viceprimero del cuerpo, el mendocino Omar De Marchi, que tiene un buena relación con el expresidente Mauricio Macri y es el armador federal de la campaña presidencial de Horacio Rodríguez Larreta

 

El gobernador Maximiliano Pullaro y Patricia Bullrich durante una de las visitas de la ministras a Rosario.
El presidente Javier Milei y la gerenta del FMI Kristalina Georgieva. 

También te puede interesar