17|6|2022

“No es momento para dar un salto al vacío, la mejor opción es el MPN”

08 de mayo de 2022

08 de mayo de 2022

El vicegobernador de Neuquén y candidato a gobernador del sector de Sapag y Gutiérrez habló de sus rivales en la interna y del modelo productivo que viene.

NEUQUÉN (Corresponsalía Patagonia) El vicegobernador de Neuquén, Marcos Koopmann, es el elegido de la lista Azul, el oficialismo del Movimiento Popular Neuquino (MPN), para pelear por la gobernación en 2023. Preparado para las internas del histórico partido patagónico, avanza en su candidatura apuntalado por el gobernador, Omar Gutiérrez, y por el líder del espacio, Jorge Sapag, apoyado en la poderosa estructura que ostenta el gobierno provincial. Convencido de mantener lo bueno y decidido “a corregir errores” en un mandato de transición, anticipa que iniciará el giro de la producción de hidrocarburos al de energías limpias. “Se viene una nueva etapa, la de custodiar y ampliar la matriz”, anticipó en una entrevista con Letra P pocos días después de su lanzamiento.

 

Koopmann, el candidato del oficialismo en el MPN. Fotos: Sebastián García Petersen

En su despacho del imponente edificio de la Legislatura neuquina, Koopmann recibió a este medio y anticipó su visión del desarrollo productivo provincial. Además, abordó en clave electoral la incógnita sobre su eventual compañera de fórmula, habló de sus rivales internos y analizó la posibilidad de que Sapag lo secunde en la fórmula.

 

A lo largo de la entrevista, repetirá como un mantra una frase sobre lo que cree que debe suceder en 2023: “No es momento de arriesgar lo construido. De nada sirve arrojar por la ventana lo hecho en 60 años. No es momento de dar un salto al vacío, la mejor opción es el MPN”.

 

-En el acto de El Chocón se dijo que el sector Azul pretende continuar el desarrollo de Neuquén ¿Qué deben mejorar respecto de Gutiérrez y Sapag?

 

-Primero, consolidar y sostener la paz social en Neuquén. Cuando se inició este proyecto, hace 16 años, Neuquén estaba crispada, se vivían momentos dificilísimos. Es fundamental remarcar que, en ese contexto, el desarrollo de Vaca Muerta dio un salto cualitativo. Debemos consolidarlo y sostenerlo, porque somos los principales productores de gas y petróleo del país. El progreso y desarrollo se dieron por la visión de Jorge Sapag, convencido de generar los recursos para el funcionamiento del Estado y para que se cree más empleo privado que público.

 

-¿Fue realmente así?

 

-En estos años, el Sindicato de Petroleros Privados pasó de 12 mil a 24 mil afiliados. Camioneros, de 3 mil a 6 mil. La UOCRA, llegó a 15 mil y hasta los Petroleros Jerárquicos, (N de R: el gremio que reúne a profesionales de la actividad) subió de 3 mil a 6 mil. Por algo Neuquén se recuperó más rápido que el resto del país en la pandemia. Se viene una nueva etapa, la de custodiar y ampliar la matriz productiva.

 

Neuquén: "Hay que redireccionar la política de desarrollo más allá de la región Capital"

-¿A qué apunta esa nueva etapa?

 

-Los recursos que generan el gas y el petróleo de Neuquén deben tener un destino específico para ampliar la matriz productiva del turismo, de la ciencia y la tecnología, las energías renovables y la producción primaria.

 

-¿Cuáles son los errores de esos años que se proponen corregir?

 

-Hay que redireccionar la política de desarrollo. Debe existir un proceso más allá de la región Capital, pensar a Neuquén para todos y todas, con una mirada integral de la provincia. De lo contrario, vamos a ir a un esquema similar al país: todo muy concentrado en la Capital.

 

-¿Neuquén puede pensar más allá de los hidrocarburos?

 

-Cuando me refiero a cambiar la matriz productiva, hablo de eso. Los recursos que generan el gas y el petróleo se deben volcar al desarrollo de energías renovables, la ciencia y tecnología, el turismo y la producción primaria. Eso repercute en el acceso a la vivienda, los servicios, la salud y nos complementará en lo económico y social. También debemos consolidar una línea certera sobre el cuidado del ambiente.

 

Sapag candidato: "No puedo aventurar nada. Hay que hablarlo con él"

-Gutiérrez dijo que le gustaría que usted tenga una compañera de fórmula. ¿Qué debe tener esa dirigente?

 

-Estamos trabajando y escuchando. Conformamos los equipos técnicos para delinear plataformas, propuestas, ejes centrales del gobierno. Vamos a abrir un centro de estudios para que la comunidad pueda aportar inquietudes y advertir problemáticas. Después, empezará la construcción de las candidaturas. Son unos 1350 cargos partidarios y la lista provincial. Eso genera expectativas, participación y militancia. Los nombres se definirán con el andar, no hay que adelantar los tiempos.

 

-¿Tiene alguna candidata favorita?

 

-No hay un nombre definido, pero estamos convencidos de la igualdad y la paridad de género. Es un proceso que se inició para no detenerse.

 

-Si no es una mujer, ¿Jorge Sapag puede ser el candidato a vicegobernador de la lista Azul?

 

-Hay que preguntárselo a él (risas). Por el respeto, afecto y cariño que le tengo, no puedo aventurar nada. Hay que hablarlo con él.

 

Gaido: "Será un compañero de ruta, está trabajando para que el proyecto se consolide"

-No se descarta ninguna alternativa…

 

-Sucede como en la Selección nacional de fútbol: de la lista al Mundial de Qatar que prepara , todos opinan y dicen saber lo que hay que hacer. Cada neuquino y neuquina que quiera defender y cuidar a Neuquén, tiene la posibilidad de integrar la lista Azul.

 

-¿Qué incidencia tienen Sapag y Gutiérrez en la construcción electoral?

 

-Mucha. Omar es el presidente del MPN, tiene un rol activo de militancia. No somos un proyecto individualista, sino colectivo. Jorge tiene una visión de futuro. Con sus consejos y experiencias nos marca hacia dónde debemos ir como provincia. Lo mismo sucede con Mariano Gaido, alguien muy importante por ser quien recuperó la capital de Neuquén para el MPN. Será un compañero de ruta, está trabajando para que el proyecto se consolide.

 

-¿Qué puede decir de sus rivales internos?

 

-Con la lista Azul y Blanca de Guillermo Pereyra y Marcelo Rucci nos iguala la construcción de un proyecto colectivo. Se diferencian en el modelo de gestión. Rescato lo que plantean: el MPN siempre se fortaleció por las internas, porque nuestro partido nunca proscribió y siempre le abrió las puertas a competir en las urnas. Los otros proyectos son personalistas e individualistas.

 

-¿Lo dice por el diputado Rolando Figueroa? 

 

-No sabemos si se va a presentar. Hablar sobre hipótesis no es bueno. Cuando tengamos certezas, daremos nuestra opinión.

 

Pereyra y Rucci: "Nos iguala la construcción de un proyecto colectivo. Se diferencian en el modelo de gestión"

-¿Imagina una campaña pirotécnica como la interna 2019?

 

-Espero que sea sin golpes innecesarios y sin mezquindad. Si hay golpes bajos, los esquivaremos. No vamos a entrar en eso, no lo hice nunca, no me gusta estigmatizar ni me agradan los actos de violencia. No es momento de arriesgar lo construido. De nada sirve arrojar por la ventana lo hecho en 60 años. No es momento de dar un salto al vacío, la mejor opción es el MPN. 

 

-¿Cómo se conforma su equipo de trabajo? ¿Tiene en mente los nombres para un eventual gabinete?

 

-Falta mucho, no nos podemos adelantar. Hay un gobierno hasta 2023. Lo importante es la construcción y el modelo de gobierno. Seguro que de los equipos técnicos, políticos y territoriales surgirán los nombres. Igual, insisto, todavía falta complementar los 1350 nombres de las listas para pensar en otro paso. No hay que adelantar etapas. Es más importante construir una propuesta de cara a la ciudadanía.

 

La oposición: "Tienen siempre un problema: se subordinan a Buenos Aires"

-¿Cómo observa a la oposición en Neuquén?

 

-Tienen siempre un problema: la vinculación con el centralismo porteño. Se subordinan a Buenos Aires. Eso los lleva a priorizar una agenda nacional en vez de una provincial. No resuelven los problemas de Neuquén.

 

-¿Cómo analiza el MPN la interna en el gobierno nacional?

 

-Hay que ser respetuoso de las instituciones y escuchar a la ciudadanía. Por una interna, un dirigente no se puede alejar de la ciudadanía. Tenemos que escuchar y no aislarnos. Hoy, el problema argentino es la inflación, y no se va a resolver por una pelea de dirigentes.